Buscador
Ver revista digital
Economía

Ómicron puede prolongar la ‘cuesta de enero’ hasta abril en todo el mundo

10-01-2022, 10:48:27 AM Por:
Covid 19 Variante Delta
© Reuters

Mientras el mundo se adapta a la variante, el primer trimestre puede ser de bajo o nulo crecimiento para muchos países.

La variante Ómicron del Covid-19 avanza implacable por el mundo con las observaciones de los expertos en el sentido de que, hasta el momento, su letalidad es menor respecto a la variante original y también a Delta, que le antecedió.

Hasta ahí la película parece tranquila, sin sobresaltos. Pero su poder de contagio, muy superior a lo que hasta ahora se había observado, podría provocar un inicio de año muy complicado para las economías del mundo. De entrada, las primeras dos semanas así serán y ya se hacen escenarios que no abonan mucho al optimismo de corto plazo para la economía mundial, que este año enfrentará diversos retos una vez que concluyó el “rebote” de 2021.

Vuelos cancelados, cierres de empresas, más inflación, etc.

Ómicron está contagiando por todo el mundo, en unos países más que en otros, pero se dispersa rápidamente, esa es una noticia mala y posiblemente con ciertos factores positivos en el mediano y largo plazo.

Mientras el mundo se adapta a Ómicron, o viceversa, la industria aérea vuelve a ser golpeada por la pandemia; sólo en el primer fin de semana de 2022 en Estados Unidos se cancelaron más de 5 mil vuelos debido a la falta de personal por contagios de Ómicron.

Mientras tanto en Europa ya son, también, miles los vuelos cancelados desde finales de noviembre: España, Italia, Francia, Reino Unido, Países Bajos, Alemania, Bélgica, etc, todos los circuitos aéreos de la región han resultado afectados.

En Asia China, Tailandia, Hong Kong, Indonesia, Japón, La India y parte de Rusia, también afectados por cancelaciones de vuelos. Latinoamérica no es la excepción, México incluido desde luego, su línea bandera Aeroméxico ha cancelado ya más de 300 vuelos desde que inició la crisis de contagios por Ómicron.

El factor de los vuelos cancelados y la afectación en los circuitos aéreos solamente es el reflejo de lo que sucede.

En Estados Unidos, las cifras del Departamento del Trabajo señalan que en noviembre pasado se registraron 4.5 millones de renuncias, pero se espera que en diciembre siga la tendencia y que en enero se mantenga, por miedo al contagio.

Los cierres parciales de empresas por falta de personal también afectan ya el proceso productivo de las economías; la falta de trabajadores ya era un problema y Ómicron lo agudizará, al menos en buena parte de los países industrializados.

Si las empresas empiezan a resentir falta de personal vendrán otra vez los problemas para las cadenas productivas y de suministro, que de por sí no se han solucionado del todo desde el año antepasado, el mundo todavía resiente por ejemplo falta de semiconductores o chips, problemas de abasto de otros componentes electrónicos y más.

El escenario está dispuesto para que la inflación no ceda terreno en gran parte del mundo cuando menos los dos primeros meses del año, sin considerar la posibilidad de que al mantenerse elevada pueda contagiar las expectativas futuras.

Todo el escenario anterior es sólo parte de un entorno complicado para el inicio de año en la economía mundial; cuando apenas empieza la segunda semana completa del año ya se hicieron ajustes en las expectativas de crecimiento en Europa. En esa región, los analistas consideran que al menos España, Italia, Francia y Reino Unido, tendrían un primer trimestre “plano” de mantenerse la tendencia y las presiones sobre la economía derivadas de Ómicron.

En Estados Unidos apenas esta semana se reiniciarán las actividades en toda su magnitud, pero el histórico contagio de 1 millón de personas en un sólo día, registrado la semana pasada, hace prever escenarios complicados.

Ómicron parece ser menos letal, pero con capacidad para enfermar a millones de personas simultáneamente, eso generará presiones sobre las economías.

 Mientras el mundo se adapta a Ómicron o viceversa, el inicio de año es poco optimista por las condiciones en las que sigue desenvolviéndose la economía del mundo, con el riesgo constante del virus.

Economía global tomaría “tracción” hasta el segundo semestre

Los primeros escenarios hablan de un primer trimestre complicado, con presiones por los contagios; aparentemente el pico se vería hacia mediados de febrero, al menos en Estados Unidos, eso significa que para entonces habría transcurrido ya la mitad del primer trimestre, y tomará otro tanto que las “fichas” se vuelvan a acomodar.

Eso significa que, en los hechos, el año económico empezará en abril, es decir, a partir del segundo trimestre del año, con un proceso de “adaptación” a las nuevas condiciones.

También en los hechos, la economía del mundo tomará “tracción” para el segundo semestre de 2022, lo que confirma un escenario de menor crecimiento económico para este año, algo ya previsto pero que día a día es más evidente.

En la crisis generada por el Covid-19, como en muchas cosas, México ve rezagado respecto a las consecuencias registradas en otras latitudes, como por ejemplo en Europa. Pero todo llega tarde o temprano, las proyecciones de crecimiento en el país empezarán a revisarse pronto.

MÁS NOTICIAS:

¿Quieres ser un emprendedor o emprendedora?
Conoce Emprendedor.com el mejor contenido de Ideas de Negocio, Startups, Franquicias, e Inspiración, síguenos y proyecta lo que eres.

Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios