Economía

La moneda mexicana se doblega y el dólar acaricia los 20 pesos

En un escenario optimista, el tipo de cambio mexicano se mantendrá en los rangos en los que está actualmente, e incluso, con una pequeña tendencia a apreciarse si hay buenas noticias respecto al TLCAN y la elección presidencial en México, pero nada es seguro.

08-05-2018, 4:47:26 PM
peso

Las variables económicas internacionales le hicieron pasar una mala jugada al peso mexicano. Las sucursales bancarias de la Ciudad de México vendieron el dólar estadounidense hasta en 19.92 pesos, lo que representó un alza de 10 centavos frente al cierre de ayer, y los compraron en un precio mínimo de 18.40 pesos.

A su vez, el Banco de México (Banxico) fijó en 19.5781 pesos el tipo de cambio para solventar obligaciones denominadas en moneda extranjera pagaderas en el país.

“La volatilidad actual del peso frente al dólar se debe fundamentalmente a tres factores de carácter internacional: la recuperación de la economía estadounidense, la elevación de las tasas de interés de la Reserva Federal de EU y, en menor medida, la renegociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN)”, aseguró en un comunicado Armando Sánchez, investigador del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El investigador de la Máxima Casa de Estudios explica que el peso mexicano prácticamente ha borrado todas las ganancias conseguidas frente al dólar en lo que va de 2018. El billete verde cotiza en los 19.57 pesos, lo que representa una ligera depreciación de 0.46%.

Desde principio de enero hasta mediados de abril, el peso mexicano había alcanzado una revaluación de 8.47% frente a la moneda estadounidense, lo que representó un saldo a favor de 1.67 pesos.

“El fortalecimiento del dólar a nivel internacional está generando esa volatilidad cambiaria, no sólo en México, sino en prácticamente todo el mundo, principalmente en América Latina, como es el caso de Argentina”, dijo Armando Sánchez.

El incremento de la aversión al riesgo en los mercados financieros mundiales, tras la salida de EU del acuerdo nuclear con Irán, también influye en la volatilidad de la moneda local.

La Reserva Federal subirá sus tasas de interés como resultado de que ellos temen que se “sobrecaliente” su economía: crecerá más de lo que permite su potencial productivo y aumentará la inflación.

“Pensaría que las condiciones de volatilidad y depreciación, al menos las presiones, se mantendrán para los próximos meses”, dice el especialista de la UNAM.

En un escenario optimista, el tipo de cambio mexicano se mantendrá en los rangos en los que está actualmente, e incluso, con una pequeña tendencia a apreciarse si hay buenas noticias respecto al TLCAN y la elección presidencial en México, aunque no se puede descartar que puedan existir condiciones adversas, como un incremento significativo de la tasa de interés en EU.

Con información de Notimex.

También podría interesarte:

Comentarios