Buscador
Ver revista digital
Economía

México ya está en una “estanflación moderada” que durará hasta mediados de 2022

14-10-2021, 9:12:12 AM Por:
Inflación
© Especial

La definición más aceptada del fenómeno señala que se trata de periodos con alta inflación, bajo crecimiento y elevados niveles de desempleo.

Es muy probable que la economía de México ya se encuentre en un periodo de “estanflación moderada“, debido a que la alta inflación persiste y también la perspectiva de bajo crecimiento para los próximos trimestres.

Así lo señala un análisis elaborado por Franklin Templeton, uno de los operadores de fondos de inversión más grandes del mundo.

El reporte, realizado por su Vicepresidente Senior y Codirector de inversiones en México, apunta a que dicho fenómeno, el de la “estanflación moderada” tendrá una duración aproximada de tres trimestres, es decir nueves meses, hasta junio de 2022.

Franklin Templeton señala que, si bien no hay un consenso sobre la definición de estanflación, la definición más popular sigue siendo la que se refiere al fenómeno como “periodos donde una economía experimenta alta inflación y bajos niveles de crecimiento, con altos niveles de desempleo.”

De acuerdo con el análisis y los cálculos contenidos en el mismo, la alta inflación estará fuera del control del Banco de México por un periodo de 15 meses. Lo ha estado desde marzo de este año y lo estará hasta mayo de 2022, cuando se prevé que retome una trayectoria decreciente.

Crecimiento desalentador

Los elevados niveles de crecimiento del PIB que se registran actualmente, se deben a una baja base de comparación considerando el desplome del año pasado.

Y también en contra de las optimistas proyecciones respecto al PIB del país, que se hacen desde hace meses, el análisis elaborado por el experto señala que este, el crecimiento, es más bien desalentador.

Así, los cálculos señalan que será hasta el tercer trimestre de 2022, es decir dentro de un año, cuando se recupere el PIB a los niveles prepandemia en términos reales, pero el ritmo de crecimiento esperado será menor a 2.3 por ciento anualizado entre el tercer trimestre de 2021 y el primer período trimestral de 2023. “Aunque es un crecimiento positivo, es aún bajo considerando el potencial de la economía mexicana”, señala el experto de Franklin Templeton.

Índice de la miseria, en niveles de otras grandes crisis

En el análisis de Franklin Templeton, se utiliza el llamado “índice de la miseria”, para medir los efectos de la estanflación en la economía del país.

El documento señala que este indicador fue popularizado en la década de 1970. Consiste simplemente en sumar la tasa de desocupación (desempleo) y la tasa de inflación anual. La resultante señala que a mayor inflación y desempleo más grande será el índice de la miseria o el grado de incomodidad del ciudadano promedio.

Este indicador se ubica actualmente 9.9 por ciento tras haberse deteriorado en los meses recientes. Dicho nivel solamente se ha observado durante los últimos tres lustros en el periodo del “gasolinazo” de 2017 y con la gran crisis financiera de 2008.

Sin embargo, en caso de utilizarse para su cálculo la tasa de subocupación, que refleja mejor las condiciones de empleo en México, este índice se disparó hasta niveles de 32 por ciento en los primeros meses de la pandemia y se ha recuperado a niveles de 18.6 por ciento, que todavía es muy alto y se compara con lo registrado en el peor momento de la gran crisis financiera de 2008.

Un punto a favor, señala el análisis, consiste en que dicho índice actualmente está bastante sesgado por los altos niveles de inflación, que deberían regresar a la normalidad en 3 trimestres. México en realidad está muy lejos de los índices de miseria registrados por naciones como Venezuela y Zimbabue.

Inflación alta persistirá

La elevada inflación en México y en el mundo persistirá por un tiempo, el crecimiento de los precios es de hecho uno de los principales, o el principal factor de riesgo para la economía mundial.

En otro análisis, este elaborado por los estrategas de inversión de Natixis IM, se destaca que incluso los bancos centrales ya consideran que estas presiones podrían durar más de lo que se esperaba inicialmente. Ante dicha perspectiva, validan su proyección en el sentido de que la Fed podría anunciar un aumento de tasas de interés en noviembre próximo, el inicio del llamado Tapering.

Pero no será la única institución monetaria que podría subir sus tasas de interés, se espera que prácticamente todos los bancos centrales de las naciones industrializadas y aun de las que no lo son, sigan a la Fed el año entrante.

Sin embargo, los analistas que elaboraron el reporte son optimistas al señalar que el crecimiento económico en el mundo se mantendrá, “esperamos un fuerte crecimiento económico a pesar de la desaceleración, con un importante apoyo de los bancos centrales y el gasto público”, señalan.

¿A qué atribuyen esta expectativa de recuperación económica? la respuesta consiste en que, desde su perspectiva, todavía hay mucha liquidez y una demanda por desplegarse. De esta manera, la fuerte demanda y el gasto del consumidor continuarán apoyando la recuperación.

¿Ya nos sigues en Telegram? Suscríbete a nuestro canal en https://t.me/Alto_Nivel y recibe las noticias más relevantes en economía, finanzas, negocios y tecnología.

LEE MÁS:

Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios