Buscador
Ver revista digital
Economía

México extenderá recuperación económica en 2022, pero a un ritmo modesto: Ve por Más

24-11-2021, 7:14:38 PM Por:
Recuperación económica
© Depositphotos

Si bien se ha registrado una constante recuperación económica, hay algunos factores externos que van a influir en los distintos sectores y mercados.

La economía mexicana tiene proyectado crecer aproximadamente un 2.6% para el 2022. Esta mejoría se vería impulsada en las mejores condiciones que presente Estados Unidos, sobre todo por el reciente plan de infraestructura que fue autorizado y que consta de 550 mil millones de dólares adicionales para los siguientes 8 años. Lo anterior, considerando que no existan nuevos brotes de Covid-19 ni variantes que generen incertidumbre en los distintos sectores, aseguraron en conferencia de prensa los analistas de Ve por Más.

Asimismo, las reaperturas seguirán dándose, a pesar de que no sea lineal por los rebrotes del virus. Mientras las vacunas sean efectivas y apoyen en este objetivo para restar la letalidad, recordaron los especialistas, existirá una mayor confianza, empleo y consumo, que se traduzca en un mejor desempeño de la actividad económica. 

Bajo ese contexto, el Producto Interno Bruto (PIB) de México culminaría 2021 con un crecimiento de 5.8%, así que nuestro país ampliará la recuperación al siguiente año, pero a un ritmo modesto y para el 2022 el 2.6%, por lo que será hasta el 2023 cuando se recuperen los niveles previos a la pandemia de Covid-19, señaló en conferencia de prensa del martes Alejandro Saldaña, economista en jefe de Ve por Más.

2021 ha sido un año de recuperación. Sin embargo, el último trimestre del año podría tener algunos desafíos económicos. En México destaca el tema de la inflación. El presente año cerrará con más del 7%, alcanzando su máximo histórico en 20 años, donde los especialistas de Ve por Más estiman que sea hasta el cuarto trimestre del 2022 cuando la variable regrese al rango de tolerancia de Banxico, que es del 3%.

Estados Unidos, principal socio comercial, seguirá creciendo por arriba del potencial en los siguientes años, explicó el especialista, donde se observa la industria impulsada por consumo, reposición de inventarios y plan de infraestructura, en el que se contemplarán puentes, caminos, energía, banda ancha, transporte público, vehículos eléctricos, entre otros, donde se acelerará la actividad industrial de manera positiva.

En el caso de el país norteamericano, Saldaña indicó que los siguientes años crecería por encima de su potencial, 1.8%, especialmente en el 2022 y 2023.

Por otro lado, destacó que las agrupaciones y el T-MEC podrían generar oportunidades para crear inversiones en la región durante los siguientes años, lo cual beneficiaría al país y daría cierta solidez al crecimiento, por lo menos, refiriendo al mediano plazo. 

Si bien, los analistas explicaron que se ha observado una baja demanda en los activos refugio, al igual que el oro que está a precios de hace un año, se cerrará el 2021 con descuentos de mercados, desarrollados (-12.3%), global (-13.9%) y emergentes (-21.4%).

“El petróleo va bastante bien en el año, se recupera un 60%, si bien en el último mes ha estado bajando un 10% en precios, aproximadamente, es un tema que seguirá pesando en la inflación, se verán presiones y noticias acerca de la reserva, así como en la parte de Estados Unidos, y posiblemente se sigan observando volatilidades en el petróleo”

dijo Juan Rich, director de Estrategia de BX+. 

Sin embargo, no se descartan incrementos en los precios del crudo, sobre todo por el desbalance existente en el mercado mundial de energéticos, de acuerdo con información del comunicado de Ve por Más.

Cuellos de botella, un riesgo en la producción industrial

Podrían representar un obstáculo importante en la actividad económica durante varios meses y los expertos creen que esto no se solucionará antes del tercer trimestre del siguiente año, además de que las compañías así lo han mencionado recientemente, restringiendo la capacidad de producción, recordaron los analistas.

Asimismo, mencionaron que la inflación ha sido más potente de lo que se estimaba hace unos meses, lo que ha generado asumir posturas monetarias menos acomodaticias, puesto que eso se refleja en la volatilidad de los mercados financieros, el encarecimiento del crédito y poniendo en riesgo el consumo e inversión, por ende, de la actividad económica. 

Los analistas de Ve por Más señalaron que se observan puntos negativos a causa de los cuellos de botella en la producción vigente, al menos, hasta mediados de 2022, y por la incertidumbre local, bajo gasto de capital público, además, se seguirá limitando la Inversión Fija Bruta (IFB), que necesita un 18% o 19% para apoyar el crecimiento de la economía. 

El problema de las cadenas de suministro es a nivel mundial, el experto explicó que seguirá siendo una limitante en la producción industrial, donde existe un rezago en el consumo y se mantiene vigente, posiblemente a un menor grado de lo que vemos actualmente, pero seguirá siendo un desafío.

Cabe mencionar que la deuda en el país norteamericano está en su máximo histórico desde el año 1990, alrededor del 110%, mismo que restringe la capacidad fiscal en Estados Unidos, lo que se traduce que para regresar a un equilibrio presupuestario se puedan tomar medidas que no necesariamente favorezcan el crecimiento, como por ejemplo el alza en los impuestos y recortes al gasto.

¿Qué se espera para los sectores en 2022?

  • Sector de consumo frecuente: Se tiene una perspectiva más optimista, esto se debe a la vacunación y la reapertura, así como los reencuentros. Lo que representa recuperación del empleo, confianza en el consumidor, remesas y recuperación en la industria del turismo.
  • Sector bancos: Suman dos años con bajo crecimiento en cartera, pero en 2022 podría repuntar. La morosidad ha sido controlada en nivel de 2.3%, ICAP alto, en 18.4%. En septiembre de 2021, la utilidad neta registra un crecimiento de 51.3%, sobre todo por la menor generación de reservas respecto con el año pasado.
  • Sector fibras: Ocupación del segmento industrial se mantiene en niveles por arriba del 95%. Creen que se seguirá percibiendo estabilidad en niveles de ocupación, por la demanda de espacio industrial gracias al nearshoring y el buen momento del segmento logístico. En cuanto al segmento comercial la ocupación se ha estabilizado en niveles ligeramente superiores al 90%.
  • Sector industrial: Las cadenas de suministro presionan. Se prevé que en el segundo semestre del siguiente año se empiece a regularizar el tema de los semiconductores, pero eso dependerá de cómo evolucione la pandemia. Por otro lado, se pronostica que presiones inflacionarias sigan aumentando precios de materias primas y energéticos.
  • Sector construcción: Se estiman cambios en la industria derivado de un enfoque ESG, generación de nuevas tecnologías y productos, búsqueda de crecimiento, mediante adquisiciones o expansión de plantas, podrían haber beneficios en infraestructura en EU, entre otras.
  • Sector minero: Cobre tendría relación con la transición de energías verdes, demanda por fuertes reaperturas económicas, esfuerzos por normalización de precios. Asimismo, base de comparación complicada para metales industriales. Metales preciosos se podrían presionar si la inflación genera que aumenten las tasas internacionales antes de lo contemplado.

ÚLTIMAS NOTICIAS:

mm Apasionada por los viajes, la fotografía y la gastronomía. Colaboradora en proyectos de voluntariado.
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios