revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Economía

Los factores de incertidumbre en los mercados tras el cambio en Hacienda

El secretario de Hacienda, Arturo Herrera, es conocido y reconocido en los mercados, pero necesita ganarse su confianza para evitar incertidumbre

10-07-2019, 8:27:10 AM
Peso

Los mercados financieros mexicanos han incrementado el riesgo financiero del país ante la inesperada dimisión este martes del titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Carlos Urzúa, hecho en el que el ya exsecretario realizó algunos señalamientos que pueden ser de impacto para las finanzas públicas del país.

Lo anterior, pese a que solamente 45 minutos después de que por medio de las redes sociales se conociera la renuncia de Urzúa, el presidente Andrés Manuel López Obrador nombró como secretario de Hacienda a Arturo Herrera, quien se desempeñaba como subsecretario del ramo.

Arturo Herrera es un prestigioso economista que tiene estudios de posgrado en la Universidad de Nueva York y una amplia experiencia en instituciones de renombre como el Banco Mundial; es una personalidad conocida en el medio financiero, con ascendencia en la clase empresarial y de los grupos de inversionistas más importantes del país, pero un discípulo del hombre que renunció acusando discrepancias con el gobierno en la conducción económica de México.

Es por eso que, pese al prestigio del economista Herrera, quien desde poco antes del mediodía de este martes 9 de julio había tomado las riendas de la hacienda pública del país, los mercados han entrado en “modo pago por ver”, a la espera de la forma general en la que vean que se van conduciendo las políticas públicas de México, sobre todo las relacionadas con el ámbito financiero y económico. Para los mercados estos son los factores de incertidumbre que analistas que platicaron con el autor ven para el largo plazo tras el cambio en la SHCP.

Lee: Arturo Herrera: México está “muy, muy lejos” de una recesión económica

Arturo Herrera, secretario de Hacienda
Reuters Arturo Herrera, secretario de Hacienda

1) Eficiencia presupuestal: El presupuesto federal de 2019 se reorientó de tal manera que se buscó privilegiar programas sociales como nunca en la historia del país. Al margen de lo que señala la oposición al gobierno en el sentido de que el gasto público se reorientó para beneficio de programas asistencialistas con fines electorales, lo que sí es cierto es que el presupuesto de México es muy estrecho, con un escaso margen de maniobra, eso se sabe desde hace muchos años, la economía nacional ha sido incapaz de generar mayores ingresos por medio de otras fuentes, es decir, ampliar la base gravable.

Por lo tanto y hablando en términos coloquiales, “si un pedazo de la cobija se jala para tapar un hoyo, seguramente se destapa otro”, la eficiencia presupuestal es una consigna sin importar el color del partido en el gobierno y los inversionistas siguen preguntándose cómo le hará el nuevo secretario para cumplir con su jefe, el presidente de la República; es decir, mantener los recursos a sus programas sociales, sin descuidar la inyección de dinero a otros programas, políticas públicas y organismos que no pueden ni podrán desaparecer de un plumazo. La eficiencia presupuestal es un gran reto del hoy secretario Herrera.

Lee: Carlos Urzúa renuncia a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público

Arturo Herrera
Notimex

2) Cómo convencer a los inversionistas de que todo va bien, cuando el PIB dice lo contrario: Este es otro problema de gran calado para el secretario Arturo Herrera; en la interlocución con los capitales o inversionistas no puede haber doble discurso, o sí puede haberlo, pero los mercados lo toman a mal.

Ya no puede esconderse, la economía no va en el camino adecuado del crecimiento esperado; peor aún, se agota el tiempo en el que se podía seguir echando la culpa a las autoridades del pasado, que sin duda mucho tuvieron que ver en el magro crecimiento económico del país.

Ha llegado el tiempo de lograr un entendimiento con los inversionistas, pedirles que no solo mantengan sus inversiones, sino que las incrementen, pero esto solamente puede suceder si se aceptan las evidencias, una de las mayores hoy día es que México, nuevamente, no crece a las tasas esperadas.

Falta mucho para que finalice el sexenio, eso es una ventaja y una desventaja en lo relativo al PIB; es una ventaja porque también se puede hacer mucho, hay demasiado por escribir en materia económica, pero es una desventaja porque conforme pase el tiempo y las metas sigan incumpliéndose, más y más presión se acumulará.

Lee: AMLO designa a Arturo Herrera nuevo secretario de Hacienda

3) Confianza, la palabra clave: Quizás es un derivado de lo anterior, pero es importante ponerlo aparte. Uno de los factores que han permitido que los primeros meses del nuevo gobierno transcurran en relativa calma (tiene incluso cierta dosis de influencia en el tipo de cambio), fue sin duda la certidumbre y confianza que Carlos Urzúa inyectó en los mercados en el sentido de que no se cometería ninguna locura en el manejo de las finanzas públicas. Este martes el ya secretario de hacienda Arturo Herrera señaló que “A Urzúa lo querían los mercados, pero también me quieren a mi”; en efecto, Herrera es reconocido en el medio financiero, pero una cosa es ser reconocido y otra es que le tengan confianza. Confianza es la palabra clave.

Carlos Urzúa
Secretaría de Hacienda y Crédito Público

Cuando el peso tuvo su traumática devaluación de diciembre de 1994, todos quienes conocían la historia sabían que era algo inevitable, que el entonces secretario de hacienda, Jaime Serra Puche, no había podido hacer gran cosa, que con él o sin él nuestra moneda iba a colapsar, pero los mercados le perdieron la confianza, ya no podía seguir en el cargo. Arturo Herrera es conocido y reconocido en los mercados, quizás lo quieren, pero necesita que eso se traduzca en confianza, y necesita hacerlo rápido.

Lee: Así impacta a los mercados la renuncia de Carlos Urzúa a Hacienda

También podría interesarte:

Artículos relacionados

Comentarios