Economía

Las 5 lecciones que nos deja el caos monetario en Venezuela

La tragedia económica de Venezuela tiene consecuencias impredecibles para la economía de la región y nos ofrece lecciones.

22-08-2018, 6:00:00 AM
Crisis monetaria en Venezuela. Crisis monetaria en Venezuela.

Antonio Sandoval

Venezuela vive un drama económico por donde se le vea. Las horas amargas para los venezolanos parecen no tener fin, con violentas devaluaciones de su vapuleada moneda, escasez de alimentos, hiperinflación que llegará este 2018 a la escandalosa cifra de ¡un millón por ciento!, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), tasas de interés artificialmente contenidas, la reforma monetaria que hundió más a la moneda, y una serie de ocurrencias, como la creación del petro, que abonan más al caos y la ruina del país.

Al margen del factor político, la destrucción en la economía venezolana es total; cuando todo pase los venezolanos tendrán que reconstruir su nación sobre ruinas económicas, lo malo es que no se sabe cuándo sucederá eso.

Mientras tanto, existen claramente cinco factores que explican el drama que vive hoy el país sudamericano, con consecuencias todavía impredecibles para la región. Estos factores deben ser al mismo tiempo lecciones a observar para el resto del mundo.

También te puede interesar: ¿Qué sucede con Venezuela y el nuevo salario mínimo?

1.Banco central dependiente del presidente

En este país el banco central responde a una autoridad política, el presidente. Venezuela no tiene un banco central autónomo con objetivos de política monetaria, la institución obedece a criterios políticos y/o presidenciales. No hace falta explicar lo que sucede cuando las decisiones monetarias se toman en los escritorios de los políticos y lo que digan los técnicos pasa a segundo plano, en México lo padecimos.

El caso venezolano demuestra una vez más que la autonomía de los bancos centrales no es una ocurrencia sino una condición indispensable en la gestión de la economía de cualquier nación.

Nicolás Maduro es señalado por tener una supuesta empresa en México.

Reuters.

2. Economía petrolizada

La dependencia de los ingresos petroleros en las finanzas públicas venezolanas es abrumadora, 80 por ciento de los ingresos del país provienen de un solo producto: el petróleo. Así, el drama actual empezó a gestarse años atrás con el desplome de los petroprecios, pero se profundizó más porque no obstante la relativa recuperación de los precios del petróleo, la base exportadora de Venezuela no se incrementó, por el contrario.

Además, no es lo mismo un barril de petróleo en más de 100 dólares durante la mayor parte de la era chavista, que un barril de 60 dólares en la actualidad.

3. Control de precios y salarios: el Estado lo es todo

El experimento socialista ha fracasado una vez más; el estado como rector económico y no como regulador se ha empecinado en dirigir los destinos de la economía venezolana excluyendo por completo a la fuerza más poderosa de cualquier país: el mercado. Las consecuencias negativas son devastadoras.

Venezuela y la devaluación

4. Inflación mal combatida, que derivó en Inflación galopante o hiperinflación

Venezuela ya es un caso histórico, el crecimiento de precios sume día con día a miles de venezolanos en la pobreza. Cuando la inflación empezó a ser un dolor de cabeza la combatieron con más impresión de dinero, fomentaron la carrera precios-salarios. Fue como inyectar células cancerosas a un paciente con cáncer.

Inflación en Venezuela

5. La locura llamada petro

La criptodivisa creada exprofeso por el gobierno venezolano como estandarte de su programa de recuperación económica siembra más dudas e incertidumbre que soluciones. Nicolás Maduro ha dicho que el petro está garantizado por los yacimientos petrolíferos del país, pero Estados Unidos ha prohibido realizar operaciones con dicha criptomoneda.

Para la inmensa mayoría de la comunidad financiera mundial, el petro es una locura económica más que sólo agravará la tragedia venezolana.

Así, la rectoría del estado ha llevado a Venezuela a la ruina. Lo peor no es eso, sino que dentro y fuera del país no hay señales de que se quiera hacer algo para poner fin a la tragedia y empezar una dolorosa recuperación. Generaciones enteras de venezolanos tendrán un negro futuro.

Reuters.

Venezuela y el petro

Leer: Las grandes empresas que cerraron operaciones en Venezuela

También podría interesarte:

Comentarios