revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

corona
174 decesos
3181 confirmados
9128 sospechosos
Economía

¿Las pérdidas de Pemex son un foco rojo para la economía?

Aunque las de 2019 no fueron las mayores pérdidas en la historia de la petrolera mexicana, sí son muy relevantes y este año tiene otros factores en contra para mejorar situación.

02-03-2020, 10:33:54 AM
Pemex

La delicada situación de Pemex no es nueva, pero ya debería ser insostenible de no ser porque en su papel actual de Empresa Productiva del Estado, y antes como Empresa Paraestatal, siempre ha sido demasiado grande y estratégica para quebrar, es la empresa “demasiado grande para caer” en México. La inyección de recursos es lo que explica su permanencia, al menos por ahora.

Pemex registró el año pasado pérdidas por 346 mil 135 millones de pesos, de acuerdo con su reporte enviado la semana anterior al mercado de valores. Esta pérdida es 91.85 por ciento superior a la registrada un año antes, cuando reportó un saldo negativo en este rubro de 180 mil 419 millones de pesos.

Lee: Pérdidas de Pemex se duplican en el primer año de AMLO

Pero las pérdidas son la constante en Pemex, la empresa no ha podido consolidarse como una entidad rentable ni antes ni cuando empezó a operar como Empresa Productiva del Estado en octubre de 2014; de hecho, un años después de tal fecha, en 2015, Pemex reportó la que hasta ahora es la mayor pérdida de su historia, por un monto de 521 mil 616 millones de pesos, lo que se atribuyó en ese entonces al nuevo régimen operativo. El caso es que pasan los años y las pérdidas siguen.

Más aun, la expectativa productiva de Pemex por parte de los analistas tampoco es favorable; Moodys espera que este 2020 la compañía incremente su producción en 1 por ciento respecto al año pasado, una cifra muy baja considerando las inversiones programadas.

No obstante, su delicada situación financiera y que la empresa terminó el año pasado con una deuda total ligeramente superior a los 105 mil millones de dólares, lo que la mantiene como la compañía más endeudada del mundo en el sector energético.

Moodys espera que Pemex no tenga problemas para enfrentar sus compromisos financieros, debido a las extensas líneas de crédito que todavía tiene disponibles. Según Moodys, Pemex cuenta con 6 mil 700 millones de dólares en líneas de crédito disponible y un total de 37 mil millones de pesos por el mismo concepto.

Pero, la caída de los precios del petróleo no es nada buena para Pemex ni para la economía mexicana, este elemento empieza a preocupar a la comunidad internacional por los efectos que tendrá en economías que dependen totalmente o, en alguna medida, de los ingresos petroleros.

Pemex
Reuters

Escenario adverso

La cotización del petróleo WTI en los mercados globales se ha caído este año 27 por ciento; las expectativas en las principales plazas petroleras no son nada favorables, toda vez que la crisis desatada por el coronavirus, originado en China, ha provocado que las estimaciones del crecimiento global para este año vayan a la baja.

El precio del petróleo es determinante para las finanzas de muchos países, entre ellos México y su endeudada compañía del sector, Petróleos Mexicanos (Pemex), que tiene una situación cada vez más comprometida.

Es necesario que algo pase para que Pemex no se convierta con el correr de los meses en un foco rojo para la economía mexicana, hoy ya es un foco amarillo después de los resultados financieros informados la semana pasada, mismos que no reflejan todavía la nueva estrategia energética del gobierno actual, que ha consistido en la virtual cancelación de asociaciones (Farmouts), enfoque exploratorio en campos someros y concentración de las inversiones en actividades de exploración, dejando de lado la infraestructura alterna, que es básica en la industria energética para cerrar el círculo de las actividades petroleras.

¿Suficiente presupuesto?

Además de las cifras del año pasado, que han encendido las alarmas, existen algunas expectativas que no juegan a favor para la compañía, básicamente la situación del mercado petrolero mundial es complicada y eso para la empresa más endeudada del mundo en el sector energético es una bomba de tiempo.

Los precios más bajos del petróleo crudo, así como el menor precio de referencia para gasolina y diesel también en el mundo, golpearon constantemente las finanzas de Pemex en 2019. De hecho, de acuerdo con un reporte de Moodys Investor Services, esta fue la causa principal de la disminución de los ingresos de la compañía petrolera mexicana durante el año pasado.

Y en verdad que las cotizaciones son relevantes, al grado que pueden llegar a opacar el importante gasto en exploración que el gobierno mexicano ha comprometido en la empresa para este 2020. De acuerdo con las cifras oficiales, Pemex tendrá este año un presupuesto de inversión de 16 mil 700 millones de dólares.

Del monto anterior, el 81 por ciento será destinado a Exploración y Producción, algo así como 13 mil 527 millones de dólares.

“Al haber subejercicio en 2019, ocasionó que el gasto de inversión realizado ayudó solo a mantener la producción operativa y ocasionó dejar producción en los yacimientos”, comenta Ramses Pech, analista del sector energético, en un reporte:

Te puede interesar: Por qué el consumo no salvará a la economía en 2020

Por su parte, Moodys opina lo siguiente: “aunque en el pasado la compañía ha invertido mucho menos de lo planteado, una cantidad de capital tan alta en el gasto para exploración y producción requeriría precios mucho más altos del crudo y el combustible, mismos que respalden la generación de efectivo para la empresa“.

En otras palabras, el fuerte gasto en actividades de exploración y producción de Pemex programado para este año podría no dar los resultados esperados si los precios internacionales del petróleo crudo se mantienen deprimidos; este gasto y teórico incremento en la actividad productiva debe estar acompañado de un precio más alto para que la empresa genere el efectivo necesario para impulsar sus ingresos y justificar mayores inversiones.

Lo que sucede es que, después de los malos resultados del año pasado, la incertidumbre en torno a Pemex y su situación financiera se incrementa.

Ver comentarios

Comentarios