Economía

Las 3 reformas que (sí o sí) necesita el próximo gobierno para crecer

A pesar de que en este sexenio se hicieron varias reformas económicas, la mayoría de ellas con impacto de largo plazo, el atraso se mantiene

24-09-2018, 9:49:56 AM
A pesar de que en este sexenio se hicieron varias reformas económicas, la mayoría de ellas con impacto de largo plazo, el atraso se mantiene.

Al margen de la identidad partidista, son necesarios cambios profundos para darle viabilidad a la tarea de gobernar, y también al país.

México es una nación que requiere cambios profundos para reimpulsar el crecimiento y abatir la desigualdad.

Lo anterior parece frase de campaña, en cierto modo lo han dicho en innumerables ocasiones todos quienes han aspirado a gobernar a los mexicanos, hayan ganado o no.

Lee: Consulta ciudadana sobre el Nuevo Aeropuerto ya tiene fecha 

Pero, todo queda ahí. A pesar de que en este sexenio se hicieron varias reformas económicas, la mayoría de ellas con impacto de largo plazo, el atraso se mantiene.

El próximo gobierno federal también deberá realizar reformas, al menos tres de ellas son urgentes y necesarias si es que al final de la administración tienen la intención de entregar resultados más o menos alentadores y con perspectiva de largo plazo.

Las tres reformas impostergables para este sexenio que empezará dentro de poco más de dos meses, son las siguientes:

Reforma integral al sistema de pensiones

No se trata solo de incrementar la edad para el retiro, como lo adelantó hace unos días Gerardo Esquivel, uno de los futuros y más importantes funcionarios hacendarios en la administración lopezobradorista. 

La reforma debe ser integral y tendrá que atacar un punto fundamental que de no tocarse provocará que sea inútil elevar la edad para el retiro de los trabajadores.

Si no se revisan y aumentan los porcentajes de aportación de los trabajadores mexicanos, estos podrán jubilarse a los 68, 70, 75, 80 años o la edad que quieran, simple y sencillamente las pensiones serán muy bajas, porque igualmente bajo es el porcentaje de aportación.

reformasDepositphotos

Los mexicanos de hoy, aportan el mismo porcentaje de sus abuelos o bisabuelos, la ridícula tasa de 6.5 por ciento para los que cotizan al IMSS data de más de 60 años.

Los mexicanos de hoy, aportan el mismo porcentaje de sus abuelos o bisabuelos, la ridícula tasa de 6.5 por ciento para los que cotizan al IMSS data de más de 60 años, cuando México era otro y el mundo también.

En México hay de hecho varios sistemas de pensiones; estados, municipios, dependencias de gobierno y empresas productivas enfrentan pesadas cargas financieras y eso ya no puede continuar porque la presión a las finanzas públicas es cada vez mayor.

O se realiza una reforma integral al sistema de pensiones, o simplemente año con año las finanzas de México tendrán que ver crecer sus obligaciones por este factor. 

Repetimos, elevar la edad para el retiro sirve, pero sería una medida totalmente estéril para los trabajadores y para el estado si no se revisan los porcentajes de aportación. La reforma integral al sistema de pensiones es algo que se pide desde hace muchos años y en muchos foros nacionales e internacionales, incluyendo a organismos multilaterales como la propia Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), de la que México es miembro activo.

Reforma al gasto público, por ineficiente

México es un país sui-generis, solamente en esta nación los gobiernos suelen contar con subejercicios de gasto, es decir, tienen el dinero y no lo gastan como deben, es decir, con la rapidez necesaria para detonar crecimiento, y con la eficiencia indispensable para lograr lo mismo, crecimiento.

México es un país con un gasto público altamente ineficiente, a veces no es que sea poco el dinero, sino que es poca la eficiencia para gastarlo, ya sea por incapacidad o también, de forma muy recurrente, por motivos políticos.

Reorientar el gasto no necesariamente es hacerlo eficiente, esa medida por lo general saca recursos de un concepto para subsanar la deficiencia en otro, y con el paso del tiempo provoca el mismo en donde distrajo recursos.

La reforma al gasto público es un tema que se ha tratado desde muchos años atrás, pero lamentablemente no existe la voluntad política.

Aplicar el gasto en forma eficiente sería sin duda un detonador económico, pero eso pasa por una amplia burocracia y por la capacitación de quienes deben aplicarlo, sin dejar de considerar que la tarea debe verse sin tintes partidistas, algo muy difícil.

billete de 500, dinero politicos, prestaciones

Una reforma al gasto público será la única forma de hacer gobiernos eficientes que entreguen resultados y que sean verdaderamente apoyados por cada vez más ciudadanos cuya vista no se orienta a en colores partidistas, solo piden eso:  eficiencia y transparencia en la gestión del gasto público.

Es indispensable para el próximo gobierno llevar a cabo tareas como: eliminar “transferencias discresionales” a gobiernos (revisar el ramo 23), despolitizar la agenda nacional de infraestructura, y también, transparentar los fideicomisos públicos. Por no señalar la revisión de otras fuentes de desvío en el gasto público.

Revisar y aplicar una reforma al gasto público es imperativo, pero al mismo tiempo necesario para el gobierno que sigue, en caso de que en verdad quiera hacerse de recursos y, como cualquier otro, vea complicado por no decir que imposible, subir impuestos. La otra fuente de recursos es ampliar la base de contribuyentes, pero esa es una tarea titánica, la base debería ampliarse con aquellos que están en la informalidad, ya no puede “sangrarse” más a la base cautiva.

Reforma judicial, certeza jurídica sí o sí

En México la ley sigue aplicándose a discreción, por más que se diga lo contrario; el problema es grave, tiene tintes jurídico-legales, pero aterriza en todos los ámbitos de la vida nacional, incluyendo a la economía.

Las tareas de los jueces, las labores que se realizan desde los procesos iniciales de la impartición de justicia y el abatimiento de los rezagos jurídicos, es necesario para hacer de México una auténtica nación de leyes.

A decir de los expertos en el tema, muchos de ellos con varias décadas planteando la necesidad de una gran reforma judicial, todo esfuerzo sería inútil en el ámbito penal si en esa reforma no se cumplen dos grandes objetivos.

ley de seguridad corte

1) Profesionalización de los cuerpos policiacos: Existen avances notables en los años recientes, pero absolutamente insuficientes. Simple y sencillamente lo que se ha logrado es muy poco para lo que se necesita. Cuerpos policiacos eficientes y, sobre todo, honestos y leales a las instituciones, en TODO el país, es una condición indispensable para la certeza jurídica que se requiere. 

2) Todo lo que se haga, incluyendo la capacitación y eficiencia policiaca, de nada servirá si los centros penitenciarios no dejan de ser las universidades del crimen que son hoy en día. No hay manera de que la certeza jurídica en el ámbito penal sea una realidad. Luego entonces se requiere una reforma de la reforma, una gran reforma para los sistemas carcelarios del país, ya no es posible contar con este modelo penitenciario que nos ha llevado al fracaso.

Como se verá, estos dos grandes objetivos son en verdad muy difíciles de cumplir. Por supuesto, forman solo una parte, en realidad la gran reforma judicial se refiere a proporcionar certeza jurídica en muchos ámbitos. 

Si el siguiente gobierno quiere resultados, deberá trabajar en estas reformas y hacerlas realidad, tiene una gran ventaja con el poder político que le otorgaron los ciudadanos.

También podría interesarte:

Comentarios