revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Economía

Lagarde, la mujer que hizo frente al colapso subprime, liderará al BCE

Al frente del BCE, Lagarde tiene un reto igual o más importante al que tuvo en el FMI, su labor será determinante para el mundo

13-09-2019, 9:30:14 AM
Christine Lagarde

El 28 de junio de 2011 la junta del Fondo Monetario Internacional (FMI) elegía por primera ocasión al frente del organismo a una mujer, la francesa Christine Lagarde, tras la dimisión de  Dominique Strauss-Kahn, el onceavo dirigente del FMI.

Christine Lagarde se convirtió en Directora Gerente y Presidenta del FMI para un mandato inicial de 5 años contados a partir del 5 de julio de 2011. Ayer 12 de septiembre de 2019, tras 8 años al frente del organismo financiero multilateral, Lagarde dijo adiós: “Al trabajar juntos durante los últimos ocho años, hemos fortalecido el compromiso del FMI de servir a sus países miembros. Es una experiencia que atesoraré siempre”, agregó Lagarde, quien ocupará la presidencia del Banco Central Europeo (BCE) a partir del 1 de noviembre, en remplazo del italiano Mario Draghi.

Lee: Lagarde se despide del FMI

Christine Lagarde tomó la dirigencia del FMI cuando el mundo se agitaba todavía por la crisis subprime, este fenómeno había tocado fondo hacia la parte final de 2009 pero la recuperación estaba en proceso y se consideraba muy frágil, tanto que fue necesario el diseño de una estrategia global de los bancos centrales para mantener a flote a la economía, dos fueron las herramientas fundamentales:

Reconstruir Europa

1) Reducción de las tasas de interés tanto como fuera necesario, incluso al cero absoluto: Algo inédito en la historia financiera del planeta, las economías industrializadas bajaron sus tasas de interés a niveles jamás vistos, hasta llegar al cero absoluto o en el caso de Japón, incluso a tasas negativas. El compromiso de los bancos centrales era no dejar margen por el lado del factor tasas para que la recuperación no se concretara, el costo del dinero debía ser tan bajo como fuera necesario.

2) Inyección masiva de dinero: Los bancos centrales de las economías desarrolladas inyectaron miles de millones de dólares a sus países, y por lo tanto al resto del mundo dadas las condiciones de los circuitos financieros globales, que llevan los recursos a cualquier parte del mundo en cuestión de segundos. Si el costo del dinero debía ser barato, tenía que haber el dinero suficiente para estimular la recuperación económica, era cerrar el círculo: dinero suficiente al menor costo posible.

Esta fue la actuación de los bancos centrales del mundo, destacaron sus directivos en el manejo de la recuperación de la crisis. Pero, entonces, ¿cuál fue el papel del FMI en toda esta crisis, y sobre todo de su principal directivo (a)?

No se podría entender la recuperación económica europea y del mundo sin el papel del FMI y de Christine Lagarde; algunos analistas han calificado su labor de meramente política, posiblemente así fue, pero no dejó de ser fundamental, sobre todo en Europa, región que amenazaba con derrumbarse nuevamente cuando la recuperación global apenas iniciaba. Reconstruir Europa fue una tarea complicada y de tiempo completo para Lagarde, tuvo que recoger las cenizas y efectos del colapso subprime en Europa.

Christine Lagarde
Reuters

Lee: Las palabras con las que Lagarde se despidió de Carstens

Los riesgos de antes, y los de hoy

Cuando Lagarde llega al FMI, Europa estaba sumida en la incertidumbre, naciones como España, Portugal y de manera especial Grecia, amenazaban con colapsar en sus economías y hundir nuevamente a la región en una grave crisis, era necesario actuar.

Lagarde exigió tan pronto llegó al FMI fuertes medidas de austeridad para Grecia, como condición para préstamos de parte del organismo, que le permitieran cumplir con sus compromisos financieros; de igual modo, solicitó a otras naciones reducir el déficit fiscal con el que habían operado durante décadas, y los niveles de deuda, que en algunas naciones eran inmanejables.

Lo que hizo Lagarde fue tomar medidas extremas, no es que nunca las hubiera tomado, pero no con las naciones europeas, sino con varios países de Latinoamérica. Los primeros efectos fueron violentos, Grecia se hundió en un conflicto social que llevó a temer lo peor, pero poco a poco las aguas regresaron a su cauce. Paulatinamente Europa empezó su recuperación, aunque no ha logrado llegar a los niveles pre-crisis.

Lee: El principal reto de México, de acuerdo con Christine Lagarde

Ese es justamente el siguiente reto de Lagarde; su inminente arribo al Banco Central Europeo genera expectativas de todo tipo, en todos los sentidos; lo que sí es indudable es que Christine Lagarde tiene enfrente otro reto de grandes dimensiones, deberá hacer ahora ya con medidas monetarias concretas, que el orden que impuso para Europa desde el FMI lleve a la región a una recuperación sostenida. Su labor será importante no solo para Europa sino para el resto del planeta, en meses pasados Alemania se acercó peligrosamente a la recesión, la quinta economía del planeta y la locomotora europea puede llevar a otro momento crítico a la economía global, Lagarde tendrá el reto de impedirlo.