Buscador
Ver revista digital
Economía

La recuperación económica global todavía está muy lejos: BIS

30-06-2021, 6:10:00 AM Por:
Economía Global
© Especial

El organismo validó las expectativas previas sobre la Gran Divergencia; no descarta escenarios negativos de nuevos rebrotes del virus, e impacto económico.

El Banco de Pagos internacionales (BIS, por sus siglas en inglés), dirigido por el mexicano Agustín Carstens, emitió un análisis más de los varios que han publicado los diversos organismos financieros multilaterales, con un optimismo moderado.

En realidad, el BIS advierte que la recuperación total de la economía mundial está muy lejos de suceder, y más bien valida otros análisis y conclusiones emitidos anteriormente, como el del Fondo Monetario Internacional (FMI), relacionado con La Gran Divergencia; es decir, un crecimiento totalmente divergente en las economías del planeta, algo que desde el punto de vista del BIS, ya sucede.

El BIS reconoce que el desastre se evitó, refiriéndose a una Gran Depresión en la economía global por los efectos de la pandemia, pero lo que no se podrá evitar es una recuperación complicada, insuficiente y llena de riesgos.

De manera especial, el BIS reconoce que el apoyo fiscal y monetario impulsó los ingresos de los hogares y mantuvo a las empresas a flote, al menos en muchos países industrializados.

Para el BIS existen dos escenarios probables por los que transitaría la economía mundial en los próximos meses, ninguno de ellos está exento de riesgos y uno es peor que el otro.

Los dos escenarios

1) Escenario central: la recuperación de la economía mundial será incompleta, debido principalmente a que algunas regiones se están recuperando más rápido que otras.

En este escenario hay una mala noticia para el mundo en general y para Latinoamérica en particular: Un incremento generalizado de la inflación, sin fijar un tiempo límite para que el fenómeno disminuya. La mala noticia para nuestra región es que será la más castigada por el repunte inflacionario. En las expectativas del BIS, la tasa promedio se ubica alrededor de 6 por ciento para Latinoamérica; ligeramente arriba de 4 por ciento en Estados Unidos; alrededor de 3 por ciento para la zona asiática; 2 por ciento en Europa; 1.5 por ciento para China y 1% para otras naciones.

El BIS deja ver que la inflación será transitoria al asegurar que las expectativas relacionadas con el fenómeno se han disparado mucho más en el corto que en el mediano plazo, aunque igual que otras instituciones y analistas privados, no fija fecha para su remisión.

En este escenario el BIS espera una reducción más rápida de los ahorros por el aumento del gasto conforme se reabran las economías, un gran estímulo fiscal en Estados Unidos, que de hecho ya es una realidad: Más una curva de Phillips más pronunciada.

¿Qué es y qué significa la curva de Phillips?

La curva de Phillips representa gráficamente la relación entre desempleo e inflación. Así, la explicación de la curva dice que un aumento del desempleo reduce la inflación, y viceversa, la disminución del desempleo se asocia con una mayor inflación. La curva de Phillips deja en evidencia que no se puede conseguir al mismo tiempo baja inflación y alta tasa de empleo.

Trasladado a lo que espera el BIS en los meses siguientes para su escenario central, se interpreta como el hecho de que habrá menos desempleo, pero más inflación.

2) Escenario negativo: Las perspectivas de salud se deterioran y el crecimiento se estanca: Dicho escenario corresponde a la expectativa de que el virus no sólo se mantenga por más tiempo, sino que sus variantes provocan nuevos problemas y confinamientos en las economías, algo que también otros análisis han señalado como probables.

Este escenario negativo estaría caracterizado por un proceso de vacunación lento en las economías en desarrollo: Rebrotes del virus, nuevos confinamientos, estancamiento en el crecimiento económico de países y regiones; pérdidas corporativas como consecuencia de la disminución de ventas en mercados de alto consumo.

Para el BIS, la política macroeconómica debe permanecer flexible para adaptarse a los retos, también considera que normalizar la política monetaria y fiscal no será una tarea fácil ni de corto plazo y que si algo será inevitable en la mayor parte de las economías son reformas estructurales y acciones fiscales que estimulen el crecimiento.

El BIS concluye con la advertencia de que hoy más que nunca la cooperación global es más importante que nunca; que los bancos centrales enfrentan grandes retos a corto y largo plazo; además de que se requieren reformas estructurales y soluciones tecnológicas innovadoras para que el mundo salga de la crisis por completo.

Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios