revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Economía

La industria maquiladora en tiempos de AMLO y la 4T

Hay que poner atención a las maquiladoras y garantizar un trato justo a los trabajadores, ya que deben estar bien pagados por la importancia del sector

04-06-2019, 7:44:17 AM
Maquila

A principios de año, 30,000 trabajadores iniciaron un paro indefinido en 42 de las 96 maquiladoras de Matamoros, Tamaulipas.

El sindicato exigía 20% de aumento salarial y que su bono creciera 1,000% y llegará a 32,000 pesos al año por trabajador.

El descontento surgió a raíz de que a sus empleadores les negaron este beneficio que, aseguran, está garantizado en sus contratos colectivos de trabajo y por el decreto firmado en diciembre pasado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, en el que se ordenó el aumento al doble del salario mínimo en la zona fronteriza.

El episodio termino cuando el Sindicato de Jornaleros y Obreros Industriales y de la Industria Maquiladora (SJOIIM) dio a conocer que se levantaron huelgas en 12 empresas, con quienes se lograron acuerdos. La negociación ha sido igual para todas las maquiladoras, con un 20% de aumento directo al tabulador y un bono de 32,000, informó el SJOIIM. Pero ahí no termina todo.

Lee: Industria aeroespacial: ¿Generadora o maquiladora?

Presidencia AMLO

Dicha coyuntura, nos obliga a analizar el modelo maquilador mexicano, el cual tomó singular impulso en la década de los 50´s del siglo XX en el norte del país, particularmente en la zona de Mexicali, Baja California y posteriormente extendiéndose a otras zonas fronterizas, para así, tratar de generar encadenamientos productivos en el área de manufacturas que permitieran a la industria mexicana seguir avanzando.

Para tal fin, se firmaron diversos decretos como el tener un régimen fiscal particular, para tratar que a través de la maquila se industrializara el país y generar mayor innovación tecnológica, lo cual no ocurrió, pues de acuerdo con especialistas, México se quedó atrapado en el modelo maquilador de ensamblaje, en donde los encadenamientos productivos con empresas nacionales no terminaron por llegar.

Las condiciones laborales de las maquiladoras se caracterizan por trabajos intensivos en mano de obra, lo cual acaba demandando condiciones laborales muy exigentes y las prestaciones laborales que se pagan en México resultan inferiores a las otorgadas en otros lugares del mundo con más desarrollo económico, por lo cual, resulta atractivo para estas empresas estar en territorio nacional.

Es por ello que, los trabajadores de la industria maquiladora continuamente emplazan a huelga a dicho sector.

Las maquiladoras llegaron al país, aprovechando las ventajas que les ofrecía y por supuesto sigue ofreciendo el mercado laboral mexicano y aún hay condiciones para que las empresas maquiladoras sigan viendo atractivo a México, sobre todo por la cercanía que tenemos con Estados Unidos.

Además de la facilidad que tiene México para importar insumos intermedios y luego ensamblarse y exportarse a Estados Unidos.

Lee: La regla de origen del T-MEC que pone en jaque a la industria automotriz

Banderas de México y Estados Unidos
Reuters

El Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufactura de Exportación (Index) apunta que alrededor de 100 empresas en Matamoros se vieron afectadas por las huelgas y paros laborales que iniciaron a principios del año, de las cuales cerca de 15% de las maquiladoras se vieron obligadas a cerrar para buscar reubicarse en otras entidades del país.

El Programa IMMEX es un instrumento mediante el cual se permite importar temporalmente los bienes necesarios para ser utilizados en un proceso industrial o de servicio destinado a la elaboración, transformación o reparación de mercancías de procedencia extranjera importadas temporalmente para su exportación o a la prestación de servicios de exportación, sin cubrir el pago del impuesto general de importación, del impuesto al valor agregado y, en su caso, de las cuotas compensatorias.

El Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufactura de Exportación tiene 6,188 empresas registradas en dicho programa.

Para darnos una idea de la importancia de ésta industria, existe un superávit comercial en la Industria Maquiladora y Manufactura de Exportación de 60,048 mdd, lo que representa: 1.88 veces la IED (32,000 mdd), 1.79 veces las remesas (33,481 mdd) y 2.67 veces el Turismo (22,500 mdd).

A diciembre de 2018, el comercio internacional sumó 255,616 millones de dólares de exportaciones. 68.7% de las exportaciones totales de México y el 77.4% de las exportaciones totales de manufactura.

Lee: T-MEC: el proceso para ratificarlo ha iniciado en el Senado

Crecen exportaciones mexicanas.
DepositPhotos

Actualmente, lo que está generando más fricción en ésta industria, es la posición del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de limitar la exportación de productos que tengan contenido que no esté en Norteamérica. Sin embargo, más allá del T-MEC, México les sigue y seguirá siendo atractivo a las empresas maquiladoras.

T-MEC
archivo

A pesar de los flujos económicos que tiene, el valor agregado de la maquila es reducido, pues importa una gran cantidad de insumos intermedios. Sólo alrededor del 25% de lo que acaba produciendo tiene insumos nacionales, el resto son importaciones, por lo tanto, el impacto que tiene en el crecimiento económico es reducido. Sin embargo, genera grandes flujos de importaciones y exportaciones, aunque en términos netos su contribución al crecimiento resulta modesto.

A pesar de que el salario mínimo en nuestro país acaba de subir, sigue siendo muy competitivo para las maquiladoras. Pues es más bajos que en otros países y es competitivo incluso con algunas regiones de Asia.

Se trata de una de los sectores que más empleos generan, pues a diciembre 2018, la industria generó más de 3 millones de empleos directos; 17.49% del empleo permanente IMSS; 63 por ciento del empleo permanente IMSS en industria de transformación; genera más de 7.5 millones de empleos indirectos. En los últimos 6 años hemos generado más de 850,000 nuevos empleos.

El objetivo de la política estadounidense es tratar de homologar los salarios de la región de Norteamérica, sin embargo, se ve cuesta arriba que dicho objetivo se alcance en el corto plazo.

Depositphotos

Recientemente el presidente de México Andrés Manuel López Obrador demandó a las maquiladoras que aumenten el salario mínimo al doble en los 43 municipios de la frontera norte del país.

“Nada de que las maquiladoras van a estar explotando a los trabajadores”, reclamó a quienes no han hecho efectivo la zona libre en la frontera norte con Estados Unidos.

Las maquiladoras ya deberán pagar el salario mínimo en más de 6,000 pesos y que se les respeten los horarios a los trabajadores, recalcó López Obrador.

Instruyó a su secretaria de Economía Graciela Márquez que verifique si las maquiladoras están pagando, cuando menos el salario mínimo, que son más de 6,000 pesos al mes, “nada de 4,000 y nada de trabajar más de ocho horas como establece la ley. Son ocho horas y con descanso obligatorio”, sentenció el primer mandatario.

Graciela Márquez opinó sobre los aranceles en acero y aluminio
Notimex

El pasado 10 de febrero, se dio a conocer que las maquiladoras anticiparon un eventual cierre por las afectaciones a sus finanzas, después de 42 días de paro laboral en Matamoros, Tamaulipas.

Además se perdieron cerca de 5,000 millones de pesos, de acuerdo con datos de la Coparmex en Matamoros.

Hay que poner atención a las maquiladoras y garantizar un trato justo a los trabajadores, pues si bien se trata de un sector importante para la generación de empleos, éstos deben estar bien pagados. Y para nadie es desconocido el peso que tienen en la economía y la fuerza que tienen sus empleados, donde ya nos demostraron que pueden detener este flujo en la economía en cualquier momento que lo decidan.

Lee: AMLO envía iniciativa al Senado para la ratificación del T-MEC

Nota del editor: Este texto pertenece a nuestra sección de Opinión y refleja la visión del autor, no necesariamente el punto de vista de Alto Nivel