Buscador
Ver revista digital
Economía

Gobierno aplica fuertes subsidios a gasolinas para contener inflación, pero ¿qué costo tendrán?

01-03-2021, 4:01:48 PM Por:
combustibles automotrices
© Depositphotos

Si no existiera este mecanismo, los costos totales de los energéticos impactarían de lleno en indicadores como la inflación.

Este mes que inicia no trae buenas noticias en materia de costos energéticos para el país. Los precios internacionales de los commodities del sector se incrementaron y eso ha determinado el aumento de los subsidios de parte del gobierno mexicano, con la intención de que el costo de la gasolina no impacte los bolsillos de los consumidores.

La estrategia sin duda tiene sentido, además se ha aplicado en administraciones anteriores con la misma intención: que el consumidor final no reciba el impacto total del aumento de los precios de la gasolina. Pero va más allá, al final este aumento también impactaría en indicadores como la inflación, ya que inevitablemente se trasladaría a los costos finales.

En la primera semana se incrementará el subsidio que ya se otorgaba al precio de la gasolina magna (o regular) y el diesel, además de que se activa por primera vez en el año el subsidio para el precio de la gasolina premium.

Fuertes incrementos a los subsidios para gasolina

Como señalamos previamente, los subsidios a los precios de las gasolinas y el diesel se aplican desde antes de la presente administración. Lo que llama la atención en este momento es el fuerte incremento de los subsidios, lo que entre otras cosas refleja la presión de los precios internacionales en los mercados energéticos, de los que el país no se puede escapar.

Por ejemplo, el subsidio para la gasolina magna, que se ubicaba hasta el viernes 26 de febrero en 15.77 por ciento sube a 34.87 por ciento sobre el impuesto especial a productos y servicios (IEPS), equivalente a 1.7833 pesos por litro de gasolina; de un jalón se incrementa 19 por ciento, un ajuste sin duda considerable. En lo concerniente al subsidio que se otorgaba al precio del diesel, este sube a 14.33 por ciento, equivalente a 4.8158 pesos de IEPS, desde un previo de 2.37 por ciento, el incremento al subsidio es de prácticamente 12 por ciento.

El precio de la gasolina premium no gozaba de subsidio este año, hasta el 26 de febrero; desde el 27 del mes pasado está en vigencia un subsidio de 0.28 por ciento, equivalente a 0.0123 pesos.

Escenario internacional adverso

Los precios de la gasolina en el mundo se han disparado sustancialmente en poco tiempo. Al cierre de diciembre del año pasado, el galón del producto se ubicaba alrededor de 1.4085 dólares, mientras que el viernes pasado terminó la sesión en 1.9765 dólares, lo que significa un incremento de 40.33 por ciento en sólo dos meses. Este ajuste, bastante considerable sin duda, obedece a las condiciones globales de incertidumbre por desabasto en varios mercados, el aumento de la demanda por la paulatina recuperación y las condiciones climáticas que golpearon el importante mercado productor texano en los últimos días de febrero, se calcula que esto le costará al mercado global padecer de problemas de abasto al menos un mes. Como sabemos, México importa la mayoría de la gasolina que consume, pero los precios variables le han obligado a implementar un esquema de subsidios para utilizarlo cada vez que se requiere, como es el caso.

¿Quién paga los subsidios?

Evidentemente se pagan de nuestros impuestos; es importante señalar que los subsidios no son totales; es decir, no se subsidia el total del incremento de los precios, pero sí un porcentaje. Sin los subsidios, los consumidores mexicanos tendrían en estos momentos que afrontar aumentos considerables del energético, que sin duda trasladarían a sus costos finales en el caso de quienes usan el combustible como herramienta de trabajo y negocio.

En virtud de las condiciones de los mercados energéticos globales, es muy probable que en los próximos meses se mantengan los subsidios a la gasolina, las circunstancias lo requieren. Sin embargo, también es importante señalar que estos subsidios están presupuestados a lo largo del año, considerados dentro de los gastos fiscales del gobierno y su intención es evitar un trastorno inflacionario cuando hay inestabilidad en los mercados energéticos globales.

Pero no hay que olvidar que el IEPS a la gasolina es un importante ingreso para las arcas públicas del país. En 2020, se ingresaron 3.039 billones (millones de millones) de pesos en IEPS a combustibles, un 1.2% más en términos reales, de acuerdo con cifras de la SHCP.

Diesel gasolina magna gasolina premium gasolinas IEPS Pemex subsidio
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios