Buscador
Ver revista digital
Economía

¿Gastar o invertir? La gran encrucijada para salir de la crisis

29-04-2021, 9:12:41 AM Por:
Dólares
© Depositphotos

En el mundo hay un ahorro acumulado a consecuencia de la pandemia de 5.44 billones de dólares, de los cuales 2.18 billones están en Estados Unidos.

De acuerdo con datos derivados de un reporte elaborado por ABN Amro Bank para sus inversionistas, el ahorro acumulado en el mundo, consecuencia de la pandemia, asciende a la cantidad de 5.44 billones de dólares, alrededor de 4.5 billones de euros.

Para poner en contexto dicha cantidad, podemos señalar que es tan grande e impresionante que representa alrededor del 6 por ciento del PIB mundial y es cuatro veces más respecto al valor que tiene una economía como la de España.

Por regiones, se calcula que alrededor de 787 mil millones de dólares del ahorro total están en la zona del euro, mientras que aproximadamente 2.18 billones se ubican en Estados Unidos, la mayor potencia económica; este ahorro, el de Estados Unidos, representa aproximadamente el 8 por ciento del PIB del país.

Literalmente, el mundo está sentado en una montaña de dinero, y la mejor noticia es que esa gran montaña de liquidez proviene de ahorros personales, de todo lo que la gente ha dejado de gastar a raíz del Gran Confinamiento y la modificación en los estilos de vida y de trabajo alrededor del planeta durante la pandemia y el periodo actual.

Pero hay una encrucijada, y no es cualquier cosa. Es tan relevante que está en juego la forma en la que la economía mundial se recuperará de la pandemia, y el futuro de las siguientes generaciones.

¿Gasto o inversión?

El ahorro acumulado en el planeta, esa enorme masa monetaria en manos de millones de ciudadanos, es de tal magnitud que genera una encrucijada para los dueños del dinero, pero también para los gobiernos y las economías en general.

Los analistas de ABN Amro se preguntan hacia dónde va la recuperación, están a la espera de señales.

Con 5.4 billones de dólares en el mundo prácticamente son dos los caminos que se toman, mismos que llevan a destinos diferentes.

1) Si los ciudadanos se convierten en ávidos consumidores, la recuperación sería inmensamente rica en generación de riqueza y creación de empleo. El disparo en el consumo impulsaría la maquinaria global con efectos multiplicadores y beneficios globales.

2) Por el contrario, si la enorme masa monetaria queda inmóvil en las cuentas de ahorro, o atascada en los mercados financieros impulsando el precio de acciones, bonos, metales y criptodivisas, la recuperación de la economía global podría ser decepcionante.

Es esa la encrucijada para los ciudadanos en los próximos meses, determinar hacia dónde van a dirigir su dinero. Esta decisión será crucial para el rumbo de la economía global, dicen en ABN Amro Bank.

Es tan importante que, si bien ya no hay duda de la recuperación económica, lo que llaman la “luz nítida al final del túnel”, sobre todo en naciones como Estados Unidos, China y algunas partes de Europa Occidental, la manera en la que gasten los ciudadanos en los próximos meses determinará la forma de la recuperación.

Si los consumidores se deciden a gastar cuando menos un tercio del ahorro acumulado, es decir aproximadamente 1.8 billones de dólares, los especialistas del banco calculan que provocarían un impulso de aproximadamente 2 puntos porcentuales adicionales en el PIB mundial tanto este como el año siguiente.

El problema es que no está claro si esto sucedería, debido a que en muchos casos se tendrían que gastar el ahorro acumulado, más parte del gasto corriente de los propios hogares, ante el agotamiento de las reservas, dicen los expertos.

En algunas naciones como Estados Unidos es probable que eso pudiera suceder porque todo indica que la confianza se ha recuperado a pasos agigantados y el apoyo del gobierno es evidente.

Pero en otras regiones la desconfianza e incertidumbre se mantiene, y no es muy probable que la gente esté dispuesta a volcarse a consumir si no sabe lo que sucederá al día siguiente.

Lo anterior, por no tocar los casos de las naciones en desarrollo, donde en su gran mayoría están sumidas en crisis de las cuáles no saldrán sino mucho después de que lo haga el mundo desarrollado.

El Covid-19 magnificó todo

La pandemia deL coronavirus y las crisis que generó ha magnificado todo en el mundo. Primero llegó el Gran Confinamiento, posteriormente con el arribo de las vacunas y las primeras señales de recuperación llegaron los temores por la Gran Divergencia.

Ahora pese a que el mundo, o al menos una parte importante del mismo en las naciones industrializadas, está sentado en una montaña de dinero, nos enfrentamos a la Gran Encrucijada.

¿Gastar o invertir?, una decisión que determinará el rumbo de la economía del planeta para los años siguientes.

*Alto Nivel tiene Telegram. Ahora puedes encontrarnos en  https://t.me/Alto_Nivel y recibirás cada día nuestras noticias más importantes.

Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios