revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Economía

3 factores que llevaron a la inflación cerca del objetivo de Banxico

Se trata de la primera vez, desde diciembre de 2016, que la tasa anual de inflación está dentro del margen del Banxico.

25-02-2019, 5:00:43 AM
Inflación
Inflación Inflación

Durante la primera quincena de febrero la tasa de inflación en México retrocedió 0.10 por ciento para colocarse en 3.89 por ciento medida en términos anuales; dicha lectura coloca la tasa inflacionaria dentro del rango objetivo del Banco de México (Banxico), que es de 3 por ciento más/menos un punto porcentual.

Sin embargo, todavía está arriba del objetivo de largo plazo del banco central mexicano, que es de 3 por ciento; la inflación de febrero se explica por el descenso de los precios en los productos agrícolas, informó este viernes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Asimismo, el Inegi detalló que el índice de precios subyacente reportó un incremento de 0.26 por ciento quincenal y una tasa anual de 3.51 por ciento.

A su interior, los precios de las mercancías y de los servicios aumentaron 0.34 y 0.17 por ciento, respectivamente, en la primera mitad del mes. Se trata de la primera vez, desde diciembre de 2016, que la tasa anual de inflación está dentro del margen del Banxico.

En cuanto al índice de precios no subyacente, este tuvo una reducción de -1.15 puntos porcentuales en la primera quincena del segundo mes del año, mientras que su tasa anual fue de 5.15 por ciento.

Sin duda el comportamiento de los precios en México es una buena noticia, es una señal de estabilidad económica y desde cualquier ángulo que se le vea estamos frente a un desempeño favorable de la tasa de inflación.

Además del desempeño de los productos agrícolas, que ya explicó el banco central mexicano, existen factores adicionales que no se valoran en la coyuntura del plazo inmediato pero que también contribuyeron a un entorno de menor inflación, son los siguientes:

Estabilidad del peso

La moneda mexicana ha reflejado un periodo de extraordinaria estabilidad, es cierto que registra variaciones, pero dentro de rangos que no son para nada una preocupación para las autoridades financieras del país; el tipo de cambio se mueve para efectos prácticos entre 19 y 20 pesos en todas sus modalidades (menudeo y mayoreo básicamente). Vale la pena reconocer que antes del inicio del gobierno actual existían temores en relación al desempeño de la paridad cambiaria, al menos hasta ahora no hay señales que pudieran indicar que el peso se comporta con nerviosismo e incertidumbre.

La estabilidad cambiaria, relativa para algunos incluso, se refleja en la tendencia general de precios, todos sabemos el impacto que tiene el dólar en los precios internos, nos guste o no reconocerlo.

Lee: Por qué el dólar estará por encima de los 19 pesos

Menor inflación importada

Estados Unidos vive un periodo de baja inflación, en 2018 la tasa general se ubicó en 1.9 por ciento, inferior al 2.1 por ciento de un año antes. Recordemos que la meta de inflación por parte de la Fed es de 2 por ciento anual, de manera que el año pasado este objetivo no solamente se alcanzó sino incluso se superó.

Los mecanismos de importación de inflación en México, sobre todo proveniente de Estados Unidos, son complejos y muy extensos para explicarlos en un artículo, pero basta señalar que, si nuestro principal socio comercial, vecino y potencia económica número 1 del mundo tiene inflación baja, bien puede “contagiar” a la economía de nuestro país, como lo ha hecho.

Lee: ¿El PIB de México logrará superar el crecimiento de 2% anual?

Fed

Economía pasó la prueba del desabasto de combustibles

Contra muchas expectativas, el periodo de desabasto de combustible, que se registró sobre todo en el mes de enero, no se ha reflejado en un incremento de precios, no al menos en el plazo inmediato. De este modo la economía no resintió este efecto.

Una explicación podría consistir en el hecho de que el periodo de desabasto no fue tan extenso como se preveía, sobre todo en el corazón económico y financiero del país, la Ciudad de México y su zona metropolitana. En realidad, el momento de mayor impacto fue durante tres días de la tercera semana de enero, para empezar a normalizarse paulatinamente.

Es previsible que no haya aumentos de tasas de interés por parte del banco central mexicano al menos en el primer trimestre del año, aunque tampoco descensos porque la inflación bajará paulatinamente de mantenerse la tendencia.

Lee: Este es el eslogan y la nueva imagen de Pemex

Notimex

Gasolina en CDMX