Buscador
Ver revista digital
Economía

¿Existe otra forma de combatir la inflación además de subir tasas, como pide AMLO?

29-06-2022, 9:01:19 AM Por:
AMLO
© Especial

Alto Nivel consultó y escuchó a algunos economistas en los mercados nacionales sobre el tema y esto nos dijeron.

La semana pasada el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, criticó el incremento de tasas que realizan los bancos centrales, incluyendo al Banco de México (Banxico), para bajar o controlar la inflación.

El primer mandatario dijo lo siguiente: sobre los bancos centrales: “ya deberían de pensar los técnicos en otra fórmula; cuando hay inflación la fórmula es aumentar las tasas de interés en todos lados. Eso significa que paran la economía y así ya no va a haber inflación”, dijo el mandatario.

“La inflación es como un carro que se calienta y entonces para que no se caliente lo apagan, esa es la gran invención, son técnicos que se creen científicos. Hay que buscar otras opciones y hay que regresar a la idea original de que los pueblos progresan fundamentalmente con producción, eso es lo básico, producir, no apostar todo al mundo financiero, a la especulación, se requiere impulsar la actividad productiva en todo el mundo“, dijo, al tiempo que aseguró respetar la autonomía del Banco de México.

Inflación: causas monetarias, remedios monetarios

La inflación es un fenómeno monetario que debe abordarse desde la política monetaria, por lo tanto no hay forma de que se apliquen otras fórmulas para combatirla. Dijo, a pregunta expresa de Alto Nivel, Gabriela Siller, directora de análisis de Banco Base y considerada recientemente como una de las 100 mujeres más influyentes del país.

“No hay otra más que subir la tasa de interés, o bien retirar liquidez de la economía, que es similar a subir la tasa de interés. Si el gobierno quiere ayudar a bajar la inflación lo puede hacer por medio de generar condiciones propicias de mayor seguridad pública, ya que la inseguridad también genera presión sobre los precios de algunos productos.

Asimismo, refiriéndose a las declaraciones del exgobernador del Banco de México y actual director gerente del Banco de Pagos Internacionales (BIS), el mexicano Agustín Carstens, Gabriela Siller señaló que sí se espera que los bancos centrales sigan subiendo las tasas de interés y que estas tasas permanezcan altas por un periodo largo de tiempo, quizás dos o tres años.

La especialista se refirió a la reunión de bancos centrales de este miércoles, en la que participará el propio Carstens junto con el presidente de la Fed, la presidenta del BCE, el del Banco de Inglaterra y varios banqueros más de las naciones industrializadas.

“Los mercados van a estar muy atentos a las noticias que surjan al respecto y la verdad es que sí se espera que siga la política monetaria restrictiva, aunque esto pueda generar o provocar una ligera recesión en Estados Unidos”, concluyó.

Por su parte, en entrevista radiofónica, Ricardo Aguilar economista en jefe de Banco Invex, también se refirió a la polémica y dijo que en la mayoría de los bancos centrales del mundo el mandato es el combate a la inflación por medio de la estabilidad del poder adquisitivo, con algunas excepciones como es el caso de Estados Unidos en donde la Fed tiene un mandato dual.

En ese sentido lo relevante es detectar bien cuál es el principal problema en este momento para la economía mundial. Hoy por hoy es una inflación no vista en décadas, para el caso de México en 20 años y para el caso de Estados Unidos en 40 años.

“En general en todos los países se observan niveles de inflación no vistos en mucho tiempo, entonces si ese es el problema central es el que debería atacarse y precisamente ese es el sentido del comentario del doctor Carstens, que los bancos centrales deberían, en la medida en que les sea posible, antes de que se haga un freno a la economía a causa del incremento de las tasas, incrementar estas mismas hasta donde puedan, debido a que no cede la inflación.”

Hay factores que mantienen presiones como los efectos en las cadenas de suministros, alzas en los energéticos y en general se observan distorsiones muy fuertes como la guerra Rusia-Ucrania, que no permiten que la inflación no sólo no converja hacia los objetivos de los bancos centrales, sino que descienda hacia niveles donde realmente pueda ser un factor más manejable.

“Mientras eso no ocurra, yo sí considero que los bancos centrales deben aumentar las tasas hasta donde la economía lo permita y antes de que se caiga en una recesión”, dijo el experto.

Las bases de los bancos centrales están rebasadas

Los bancos centrales están rebasados porque las bases de su operación tienen más de 100 años de vigencia y el mundo ya cambió. Por ejemplo, en Estados Unidos la Fed tiene un mandato dual, combatir la inflación y procurar el empleo, son premisas que se contraponen porque la herramienta para controlar la inflación es subir las tasas, que impactan en el empleo,

Arturo Rueda, financiero con amplia experiencia en mercados financieros en instituciones nacionales e internacionales, expuso en plática con Alto Nivel que efectivamente los bancos y banqueros centrales han tomado una única fórmula para acabar con la inflación, o cuando menos controlarla, algo que ya no necesariamente es adecuado en estos tiempos.

“Acabar con la inflación puede hacerse por la vía ortodoxa; es decir, sube la inflación y lo que sigue es subir la tasa; eso a la larga efectivamente acaba o termina por bajar la inflación, pero al mismo tiempo paraliza a la economía”, expresó el experto. Entonces, al final efectivamente ya no hay inflación o esta es muy baja, pero tampoco hay economía, es un círculo vicioso.

Desde su punto de vista, quizás ha llegado la hora de que los bancos y los banqueros centrales revisen sus métodos y sobre todo adapten las políticas monetarias a las condiciones actuales.

Un nuevo Keynes

“Además, hace falta más interacción de los propios banqueros centrales con otros actores de la economía, como los propios gobiernos, para que en conjunto debatan problemas y crisis como las que vivimos y diseñen estrategias que no necesariamente paralicen a las economías, como una combinación de medidas monetarias y fiscales que quizás podrían ser más efectivas”

Para Arturo Rueda, es tal la necesidad de que los bancos centrales modifiquen sus métodos, que posiblemente ha llegado el momento en el que aparezca un nuevo John Maynard Keynes, quien fue uno de los economistas más influyentes del Siglo XX, y nos ayude a reinventar el papel de la economía y su impacto en la sociedad.

“Justo la reunión de este miércoles de los banqueros centrales en Portugal es una muestra de lo que ya no puede seguir porque no funciona; se reunirán todos ellos sin considerar a nadie más, para debatir la misma política monetaria que irremediablemente aplicarán”, finalizó.

MÁS NOTICIAS:

¿Te interesa el mundo del emprendimiento?
Conoce Emprendedor.com el medio lider en contenido de Ideas de Negocio, Startups, Finanzas, Noticias para emprendedores, Franquicias, Marketing, Inspiración, síguenos y proyecta lo que eres.

Comentarios