revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Economía

Estos son los 5 retos para la cumbre EU-China en Washington

Finalmente se reiniciarán las pláticas esta semana, los mercados estarán muy atentos a lo que suceda en la cumbre EU-China

17-09-2019, 6:37:17 AM
Guerra comercial China Estados Unidos

Este lunes 16 de septiembre, el Departamento de Comercio de Estados Unidos informó por medio de su portavoz que, a partir de este jueves, representantes de ese país se reunirán son sus similares de China para reiniciar las conversaciones formales para buscar una solución que pudiera poner fin al conflicto comercial de 14 meses que libran ambas naciones y que ha sacudido a los mercados y la economía global.

Ambas naciones no tenían conversaciones desde el mes de julio, cuando finalizaron una serie de pláticas que finalmente no llevó a ningún acuerdo y provocó que los temores en torno a una guerra comercial se profundizaran, con efectos para el mundo entero.

Aproximadamente a principios de octubre próximo también se tiene prevista una cumbre de alto nivel entre el representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, con el principal negociador chino, el viceprimer ministro Liu He, si todo se mantiene de acuerdo a la agenda proporcionada ayer.

Antes del reinicio de conversaciones, ambas naciones dieron muestras de buena voluntad, con la intención de que éstas, las conversaciones, se retomaran con la menor tensión posible, algo que aplaudieron los mercados en todo el planeta.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, retrasó apenas la semana pasada un incremento de aranceles sobre bienes chinos con un valor de 250 mil millones de dólares, que debía entrar en vigor el 1 de octubre, luego de que Pekín aplazó la aplicación de impuestos a algunas importaciones de productos estadounidenses.

Los ojos de la comunidad internacional estarán concentrados en estas pláticas de alto nivel de las delegaciones de Estados Unidos y China, ya que son vitales para el futuro internacional, sobre todo en momentos en los que el contexto geopolítico se enrarece una vez más con los ataques a las refinerías de Arabia Saudita, lo que amenaza con cortar el suministro de petróleo al mundo. Estos son los 5 retos de la cumbre EU-China que inicia esta semana y cuyo resultado podría determinar mucho de lo que suceda en la economía global los próximos meses o años.

Lee: Trump aviva la guerra comercial con China y estas son 3 consecuencias

China y Estados Unidos
Reuters

1) Credibilidad internacional: Los mercados están muy atentos a los primeros resultados de lo que suceda, ya que dependerá mucho la dirección de indicadores como divisas, tasas y bolsas de valores; los mercados han sido sacudidos fuertemente en los meses recientes y están muy sensibles a las noticias que surjan sobre el tema.

2) Acuerdos de largo plazo: En las minicumbres anteriores aparentemente se habían logrado acuerdos que posteriormente fueron desconocidos por ambas partes, muestra de que si hubo acuerdos estos fueron muy endebles, o de plano inexistentes. Los mercados y la economía en general estarán atentos a que los acuerdos que se logren sean concretos y de largo plazo.

3) Nadie gana con la guerra, todos perdemos: Es la premisa fundamental con la que se espera que lleguen a Washington los negociadores de ambas naciones, una guerra comercial no hace bien a nadie y sí provoca graves problemas económicos globales; lo saben ambas partes: nadie gana con la guerra, todos perdemos. El reto es lograr que esta convicción sea compartida por los líderes de ambos países.

Lee: México, Trump y estrategias para la Guerra Comercial

Divisas: dólar y Yuan
Depositphotos

4) Control sobre el mercado de divisas: Los mercados de divisas son especialmente sensibles a lo que ha sucedido en los meses recientes; Estados Unidos, de hecho, acusó a China de ser un país manipulador de monedas, una acusación grave que no ha trascendido más a la espera del reinicio de las negociaciones, pero que podría tener consecuencias. Los mercados de divisas deben volver a su cauce, y solo el éxito de las negociaciones entre los dos países puede lograrlo, a riesgo de que se incremente la volatilidad.

5) Eliminar los juegos políticos, en la medida de lo posible: Reto mayúsculo, los líderes de ambas naciones son en esencia dos animales políticos, es muy difícil pedirles que no mezclen la política con la economía; sin embargo, podría ser posible disminuir este factor al mínimo necesario para no contaminar las pláticas, Donald Trump y Xi Jinping tienen la última palabra.

Lee: ¿Existe el riesgo de recesión en Estados Unidos?