revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Economía

¿Estamos otra vez en una nueva era del superpeso?

La cotización del superpeso ha sorprendido, ya que ninguna expectativa de los analistas del sector público o privado esperaba el desempeño que hoy registra la moneda mexicana

11-04-2019, 6:27:19 AM

El peso mexicano está que no cree en nada ni en nadie, es una divisa cada vez más fuerte al grado de que ha ignorado incluso factores que en otros tiempos, por menos de eso, se depreciaba y afectaba a la economía mexicana.

Al cierre de ayer la moneda nacional reporta una apreciación de 7.89 por ciento en lo que va de este sexenio, y se coloca en 18.8380 pesos por dólar, de acuerdo con el cierre del Banco de México (Banxico); hasta el momento se trata del mejor inicio para un periodo presidencial en este siglo y aunque sabemos que en cuestión de mercados financieros todo es muy relativo y también muy frágil, la fortaleza cambiaria del país registrada hasta el momento es una verdadera sorpresa, este no era el desempeño que esperaban los analistas del sector público y privado para la divisa mexicana a estas alturas del año.

Así, el peso reporta hasta ayer su mejor desempeño para un periodo presidencial similar, ya que ha superado al registrado con Enrique Peña Nieto cuyo beneficio fue de 6.42 por ciento, al de Felipe Calderón ya prácticamente lo borró del mapa porque su beneficio era sumamente modesto, de apenas 0.15 por ciento, y también está muy arriba del balance inicial de la administración de Vicente Fox, cuando ganó 1.82 por ciento.

Con toda esta fortaleza, que es inesperada y que debemos reconocer ha resultado una grata sorpresa considerando el temor que existía en los mercados por el inicio de una nueva administración con sesgo izquierdista, el peso todavía no está convertido en superpeso, para eso falta que cubra una serie de requisitos que no son muchos pero si son muy puntuales, y que fueron considerados de algún modo por las propias autoridades financieras de otras épocas, cuando la divisa mexicana también sorprendía por su fortaleza.

Estos son los factores que deben contemplarse para darle la categoría de “superpeso” en algún momento a la divisa nacional:

Lee: Estas son las ventajas y desventajas de la fortaleza del peso

1) Apreciación constante, por muchos meses o por qué no, por años: El viernes 4 de febrero de 2011 el peso alcanzó una cotización de 11.9885 pesos por dólar en el mercado interbancario; este precio no tendría nada de particular de no ser porque en ese momento se trataba del mejor nivel para la moneda mexicana en 27 meses; es decir, habría que remontarse en ese momento a noviembre de 2008 para encontrar una cotización tan baja para el dólar.

La moneda mexicana se colapsó junto con otros indicadores nacionales y globales precisamente en esas épocas por la crisis inmobiliaria estadounidense, fue a mediados de 2009 cuando tocó fondo y desde ahí empezó una constante apreciación, fueron muchos meses de recuperación para el peso, el superpeso de entonces salió aparentemente más fortalecido.

Para que una divisa sea considerada extremadamente fuerte debe apreciarse constantemente por un tiempo prolongado, no existe un número determinado de meses, pero algunos expertos calculan que no debe ser inferior a un año, eso significa que al peso todavía le faltan al menos 8 meses más de apreciación.

Especial

2) Apreciación relevante, de lo contrario es estabilidad: En este sentido tampoco existen datos específicos, pero los expertos hablan de que una moneda extremadamente fuerte, una superdivisa, tiene que contar con una apreciación cuando menos de doble dígito para alcanzar dicha categoría. En este caso el peso va por buen camino. Si la moneda en cuestión registra muchos meses de apreciación, pero al final el acumulado no es tan importante, de lo que hablamos entonces es de un periodo de estabilidad.

Lee: ¿Depreciación o devaluación? Esto le sucede realmente el peso

3) Tendencia casi única en el mundo: Este es un elemento muy importante para considerar a una superdivisa. La tendencia de apreciación que tenga dicha moneda debe ser casi única, es decir, que no forme parte este movimiento de un ajuste global de monedas, por el factor que sea.

En las épocas del superpeso este elemento se ha cumplido, la divisa mexicana ha sido casi la única con un ajuste tan relevante. Hoy es algo que debería evaluarse en su oportunidad ya que otras monedas en el mundo tienen apreciaciones importantes, es el caso del real brasileño que gana 6.9 por ciento, el rublo ruso con 8.3 por ciento, el rand de Sudáfrica avanza 7.65 por ciento y la lira turca 6.99 por ciento. Es decir, en el mundo existe una trayectoria alcista generalizada de las monedas emergentes, al menos las más relevantes, habría qué detectar las causas del fenómeno, lo que sí es un hecho es que por el momento la importante apreciación que registra el peso no es única en el concierto de divisas globales.

4) Flujos constantes y relevantes a los mercados de divisas: Un elemento que aprecia la divisa, en este caso el superpeso, es la llegada de flujos constantes y relevantes al mercado cambiario. Si bien es cierto que las reservas internacionales del banco central mexicano también se han incrementado en lo que va del sexenio, poco más de 3 mil millones de dólares, no estamos frente a una “lluvia de dólares”, todavía falta para ver eso, los flujos de dinero del exterior a los mercados mexicanos van de normales a modestos, por lo tanto, la apreciación del peso está sustentada por el momento en otros factores.

En resumen, el peso sigue sorprendiendo gratamente a propios y extraños, es un hecho que marca una tendencia positiva y se encuentra en un nivel en el que pocos, por no decir que nadie, lo esperaban. Pero, la época del superpeso todavía parece lejana, será cuestión de esperar.

Te puede interesar: ¿Por qué el dólar estará por encima de los 19 pesos?

También podría interesarte:

Artículos relacionados

Comentarios