revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Economía

El Senado de México aprueba el T-MEC

Aun se requiere que el Parlamento canadiense y el Congreso de Estados Unidos avalen el nuevo acuerdo comercial, el T-MEC

19-06-2019, 8:32:10 PM
t-mec
T-MEC T-MEC

El Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) fue aprobado este miércoles por el Senado mexicano, con el voto favorable de 114 legisladores que ratificaron el protocolo que sustituye al Tratado de Libre Comercio (TLCAN), suscrito por las tres naciones en 1993.

La anuencia de los senadores incluye todos los anexos que conforman el nuevo tratado, el cual aun debe ser ratificado por el Parlamento canadiense y por el Congreso de Estados Unidos.

Solo cinco integrantes del Senado se manifestaron en contra del T-MEC, y otros tres se abstuvieron, en lo que prácticamente fue una votación unánime entre la mayoría de Morena y los legisladores de la oposición.  

Notimex Senado

La aprobación del tratado comercial en el Senado mexicano, una facultad que en exclusiva le otorga la Constitución a esa Cámara, llega a poco más de ocho meses de la última ronda de negociaciones entablada por los tres gobiernos.

No debemos olvidar que México prácticamente fue obligado a renegociar el TLCAN a partir de la llegada al poder del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Al respecto, senadores de los partidos Acción Nacional, de la Revolución Democrática, y Movimiento Ciudadano, expresaron que el nuevo acuerdo comercial es una muestra más de las crecientes tensiones que nuestro país ha tenido que enfrentar desde el triunfo electoral de Trump.

T-MEC
archivo

Nuevas relaciones

De su lado, el presidente de la mesa directiva de la Cámara alta, Martí Batres, apunto que este tratado fortalece la cooperación internacional “en materia económica, especialmente en la región norte de América”.

“Subrayo que este será un mensaje contundente para la estabilidad económica de México y las empresas del país”, aseveró.

A su vez, el presidente Andrés Manuel López Obrador, en un video posteado en su cuenta de Twitter, manifestó que la ratificación del T-MEC es una muestra de que “estamos apostando, estamos decidiendo por el libre comercio, no tenemos ninguna duda, sabemos que hacía falta esta ratificación, como también hacía falta un complemento que cambiara la política económica como está sucediendo”, dijo.

Donald Trump habla sobre el muro y AMLO responde
Notimex

Si bien el T-MEC fue negociado y firmado en la administración del presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018), López Obrador sugirió en su mensaje que el acuerdo comercial tiene un complemento que él impulsó y está desarrollando.

Según el presidente, “ahora, en una nueva circunstancia, podemos tener estas relaciones comerciales que son buenas, benéficas, porque significa inversión extranjera en México, significa empleos en México, significa tener garantizado el comercio de las mercancías que producimos en Estados Unidos, con el complemento de que haya bienestar en nuestro país”.

En realidad, ese complemento al que hace referencia el titular del Ejecutivo federal no existe en el texto del T-MEC, pues el único compromiso extraordinario que adquirió México ante sus socios comerciales fue el Anexo 23-A, con el que nuestro país se obligó a llevar a cabo una reforma laboral para ampliar los derechos de los trabajadores, tal y como lo establece la Declaración de 1998 de la Organización Internacional del Trabajo.

T-MEC
Especial

Ese instrumento internacional, que fue ratificado por México en 2018, compromete a los Estados a respetar y promover la libertad de asociación, la libertad sindical y el reconocimiento efectivo del derecho de negociación colectiva.

Ese compromiso ya fue solventado por nuestro país con la aprobación, en abril pasado, de una reforma a la Ley Federal del Trabajo, que modificó sustancialmente el modelo de justicia que en esta materia prevalecía en México desde el siglo XX.

Los cambios a la legislación laboral, que entraron en vigor el 1 de mayo de este año, se sintetizan en cuatro ejes fundamentales: La desaparición de las Juntas de Conciliación y Arbitraje; el establecimiento de tribunales laborales que pertenecerán al Poder Judicial de la Federación, y a los poderes judiciales de las entidades federativas.

La creación de un Centro de Conciliación y Registro Laboral a nivel federal, y de Centros de Conciliación en los estados; y la introducción de principios democráticos en las negociaciones colectivas, para que en estas cuente efectivamente el voto personal de los trabajadores, y estos puedan incluso negarse a pertenecer a cualquier sindicato.

Con esto se armonizó la Ley Federal del Trabajo a los cambios constitucionales que fueron aprobados en febrero de 2017, además de que se actualizaron nuestras normas laborales considerando el Anexo 23-A del T-MEC.

También podría interesarte:

Artículos relacionados

Comentarios