Economía

El dinero barato llegará a su fin en EU y la recesión nos amenaza

El factor tasas de interés se constituye como la clave que seguirán los especialistas para tratar de determinar el inicio de la inevitable recesión.

02-10-2018, 9:45:36 AM
Dólares Dólares

Diversos análisis empiezan a poner atención en la evolución de las tasas de interés de Estados Unidos, ya que dicen será el factor que determinara el final de la expansión más larga de la historia, y empezará un proceso de desaceleración que desembocaría en una inevitable recesión, a decir de los mismos expertos. Este proceso podría iniciar en los próximos meses, considerando que el año 2018 ya entró en su recta final con el inicio del cuarto periodo trimestral.

También te puede interesar: Así impactará el incremento en las tasas de interés en EU al mercado crediticio mexicano

Ajuste de tasas reales, la clave

La evolución de las tasas de interés en Estados Unidos es la clave, con un nivel de 2 por ciento en la llamada tasa nominal, en este momento se observa casi un equilibrio entre las tasas nominales y reales, hasta ahora el dinero en Estados Unidos y otras partes del mundo ha sido prácticamente gratis, incluso está el caso de Japón en donde las tasas se mantendrán negativas al menos dos años más, será el único país en el mundo en el que las tasas no bajarán a la misma velocidad, pero no es buen noticia para los mercados nipones.

Una vez que las tasas de interés se acerquen a niveles reales positivos, es decir, que endeudarse verdaderamente empiece a costar a empresas, personas y gobiernos. Cuando las tasas de interés empiecen a subir y generen tasas reales positivas, el escenario actual de expansión terminará inevitablemente.

La expectativa de la Fed indica un objetivo de entre 2 y 2.5 por ciento, mientras que el crecimiento esperado para 2018 sería de hasta 3.1 por ciento, pero en 2019 bajaría a 2.5 por ciento y 2% en 2020, año en el que empezaría la desaceleración y posible recesión.

dólar

Con tasas reales negativas el sistema bancario mundial pudo mantener la expansión de las economías, especialmente las industrializadas, y concretamente la de Estados Unidos, toda vez que el costo del dinero era demasiado bajo, como para financiar proyectos de todo tipo y en todos los sectores.

Los escenarios que se manejan no son elaborados por improvisados, son proyecciones que han realizado desde consultorías globales como Natixis, pasando por agencias financieras como Bloomberg, hasta el propio Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Otro importante jugador de las finanzas mundiales, JP Morgan, tiene considerados escenarios de desaceleración para el año siguiente, con posibilidad de recesión global un año después.

En 2019 se cumplirá una década de expansión; después, la desaceleración

A mediados del año siguiente la economía de Estados Unidos cumplirá su mayor periodo de expansión en la historia, o al menos desde que las agencias económicas de ese país y su banco central tienen estadísticas, el año 1850.

Este prolongado periodo de expansión tiene que terminar necesariamente algún día, señalan los expertos del mundo, y por lo general corresponde con un proceso inverso, es decir, un periodo de menor crecimiento (desaceleración).

La desaceleración no significa falta de crecimiento, sino que este se ubica en niveles inferiores a los que se registraban previamente; la desaceleración puede incluso desembocar en un nuevo periodo de aceleración, ha sucedido en ocasiones a lo largo de la historia.

Pero, éste previsible periodo de desaceleración es particular porque sería posterior a la expansión más prolongada de la historia, lo que se convierte en un riesgo.

FED

Reuters.

Escenarios posibles

Tres escenarios son los posibles cuando Estados Unidos cumpla con su mayor periodo de expansión y se inicie un proceso de menor crecimiento, de acuerdo con los expertos.

1)      Desaceleración prolongada, pero sin riesgos: Sobre todo porque en este escenario se prevé que las tasas de interés ya no suban mucho más, lo que ayudará a que el crecimiento no se vuelva más lento. Este periodo sería prolongado, quizás 4 o 5 años, pero habría esperanzas de que con el paso del tiempo se recupere el crecimiento económico.

2)      Desaceleración será prolongada en una primera etapa, recesión global: El descenso del crecimiento económico provocará que finalmente las economías más importantes del planeta y de hecho prácticamente todos los países, entren en un periodo de recesión, es decir, de crecimiento económico negativo. La recesión podría no ser tan virulenta como en otros periodos de la historia, sobre todo porque los bancos centrales al parecer han aprendido nuevos mecanismos monetarios, como el manejo de las tasas de interés.

3)      Desaceleración corta, por inicio de recesión. Este es el peor escenario considerando que una recesión global casi inmediata traería riesgos mayúsculos a la economía del planeta; previsiblemente no se espera que sea el más probable, pero es una posibilidad.

De acuerdo con la Asociación Nacional de Economía Empresarial (NABE en inglés), poco más del 50% de los expertos que consulta consideran que la contracción económica será inevitable en el año 2020, antes de que Estados Unidos cumpla su decimoprimer año de expansión ininterrumpida.

También podría interesarte:

Comentarios