Buscador
Ver revista digital
Economía

El coronavirus causa un ‘shock’ en las cadenas de suministro globales

06-03-2020, 6:00:14 AM Por:
Contenedor China
© Depositphotos

Un 90% de las empresas instaladas en China se encuentran en las zonas afectadas por el coronavirus, lo que tendrá efectos incuantificables para las cadenas de suministro.

Algo mantiene inquietos y en la incertidumbre a los mercados. Los efectos del coronavirus originado en la segunda mayor economía del planeta, la de China, tendrá consecuencias que en muchos casos son todavía incuantificables; uno de esos efectos se presenta en las llamadas cadenas de suministro.

Y los mercados lo saben. Ayer jueves, los mercados de valores del mundo volvieron a registrar otro día negro, en Nueva York las bolsas se desplomaron nuevamente. El S&P500, el índice más importante del mercado, cayó 3.39 por ciento, con lo que este indicador quedó en 3,023.94 unidades. El índice vinculado a las acciones del sector tecnológico tuvo una caída de 3.10 por ciento, dejando all Nasdaq en 8,671.66 puntos. Por su parte, el Dow Jones siguió la misma ruta derrumbándose 3.58 por ciento para colocarse en la penúltima sesión de la semana en 26,121.28 puntos.

Al respecto, un estudio elaborado por la compañía CIAL Dun & Bradstreet, denominado “Impacto comercial del coronavirus, análisis empresarial y estudio de la cadena de suministro debido al brote de coronavirus”, muestra en toda su magnitud los efectos que podría tener este fenómeno por las conexiones globales de la zona afectada en China, con el resto del planeta.

Lee: Las vías del contagio (económico) del coronavirus a México

Contenedor China
Depositphotos

Las conexiones y los efectos en las cadenas de suministro

De acuerdo con el estudio en cuestión, una parte importante del empleo y las ventas de China emana de los negocios que se ubican en la región afectada, mismos que a su vez tienen fuertes conexiones con la red comercial global.

En otras palabras, existen conexiones financieras, económicas y comerciales entre la llamada zona cero (conformada por 19 provincias entre ellas la de Hubei, origen del brote epidémico) y el resto el mundo, al grado tal de que las interrupciones operativas que se han registrado en esta región provocarán, entre otras cosas, problemas de suministro, dando pie a lo que los economistas llaman un “shock de oferta negativo”, que reduciría el crecimiento económico global.

Si alguna duda existe, CIAL Dun & Bradstreet detalla con cifras las expectativas en torno al problema que enfrenta el mundo en estos momentos.

El análisis señala que el 90 por ciento de todas las empresas activas en China se encuentran en la región afectada (19 provincias). A su vez, estas provincias afectadas controlan la mayoría del volumen del empleo y las ventas (casi el 90 por ciento) de todas las empresas ubicadas en China.

Las cinco provincias con el mayor porcentaje de empleo: Guangdong, Jiangsu, Zhejiang, Beijing y Shandong, que representan el 50 por ciento del empleo total y el 48 por ciento del volumen total de ventas para la economía de China, forman parte del mapa de afectaciones por el virus.

Contenedor China
Depositphotos

Debido a que una gran parte de la actividad empresarial se concentra en la región afectada, es posible que los efectos de esta emergencia de salud pública tengan consecuencias sin precedentes y se generalicen. Lo anterior podría crear un efecto económico secundario en función de la reducción del crecimiento del PIB real nacional en China en dos o tres puntos porcentuales, señala el estudio.

A partir de los datos anteriores, se deriva la serie de industrias afectadas con conexiones mundiales que provocan incertidumbre en los mercados financieros en particular, y en la economía en general.

Según las cifras consignadas, los cinco principales sectores, que a su vez representan más del 80 por ciento de las empresas dentro de las provincias afectadas, son los siguientes: servicios (personales y comerciales), comercio mayorista, manufactura, venta minorista y servicios financieros.

Entre ellos, los sectores de servicios, venta al por mayor y manufactura, representan aproximadamente el 65 por ciento de las empresas en la región afectada. Estas verticales (sectores) de la industria, por la naturaleza de sus productos y de la estructura comercial internacional de China, tienen conexiones comerciales en todo el mundo, por esta razón la posibilidad de impact,o para la economía global es muy alta.

El análisis señala que, aunque la mayoría de las empresas tienen su sede corporativa en China, aproximadamente 49,000 empresas que operan en la región son sucursales o filiales de empresas con sede en otros lugares del mundo. Algunas de las naciones que tienen una mayor dependencia en la región afectada son Estados Unidos, Japón, Alemania, Reino Unido y Suiza.

Por si fuera poco, existen varias empresas cuyas sedes corporativas centrales se encuentran en la región afectada pero que tienen sucursales y filiales ubicadas en otros países. A pesar del hecho de que la mayoría de estas sucursales están ubicadas en China, estas empresas de origen chino tienen una presencia considerable a nivel mundial, destaca su operación en países como Alemania, Estados Unidos, España, Reino Unido y varias naciones de Latinoamérica.

Concretamente, se calcula que poco más de 17,000 sedes corporativas centrales se encuentran en la provincia de la zona cero de Hubei, por lo que es muy probable que hayan registrado interrupciones en los negocios. Las sucursales y filiales ubicadas en los cinco países principales mencionados anteriormente tienen una base total de empleados de al menos un millón y generan más de dos billones (millones de millones) de dólares en ventas.

Pero no es todo, hay todavía mucho más. Además de estar conectadas a la región afectada por sus vínculos corporativos, muchas empresas globales dependen del área para alimentar su cadena de suministro; el análisis señala que al menos 51,000 empresas de todo el mundo tienen uno o más proveedores directos o proveedores nivel 1, y al menos cinco millones de empresas de todo el planeta tienen uno o más proveedores nivel 2 en la región afectada.

Estas empresas siguen siendo importantes impulsores de los ingresos corporativos y el crecimiento en la economía global. Al menos 163 empresas dentro del grupo anterior, y 938 empresas dentro del segundo grupo son empresas Fortune 1,000.

China
Adobe Stock

Terreno desconocido

Las cifras anteriores no dejan lugar a dudas sobre la conexión que tiene China y especialmente la zona afectada con el resto del mundo, esto explica en gran medida la incertidumbre reciente en los mercados financieros y abre la puerta para lo que muchos analistas ya consideran como un hecho, medidas adicionales de los bancos centrales para enfrentar este fenómeno que parece inevitable afectará el crecimiento económico global si no logra contenerse antes del verano de este mismo año.

El análisis base de este artículo señala como conclusión que las cadenas de suministro vinculadas a la región afectada abarcan varias verticales clave de la industria, poniendo en riesgo los procesos comerciales en todo el mundo. Un shock de oferta negativo, dirían los economistas clásicos.

Lee: Bancos centrales preparan “cañonazos de dinero” contra coronavirus

cadenas de suministro China Coronavirus COVID-19 donald trump empresas en china FED tasas de interes
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios