Buscador
Ver revista digital
Economía

¿Crédito bancario? El 2021 será complejo por la historia de las 4 crisis en México

12-01-2021, 8:18:14 AM Por:
Economía de México
© Depositphotos

¿Será el crédito bancario impulso para la recuperación en los próximos meses?

En los más recientes 25 años nuestro país ha registrado ya 4 grandes crisis financieras, sea por causa interna, externa, o con origen en otros sectores distintos.

La gran crisis financiera de 1995 tras el colapso del régimen de tipo de cambio controlado, en diciembre del año previo. Dicha crisis fue interna aunque tuvo repercusiones globales moderadas, se le conoció también en el mundo como el “efecto tequila” o el “tequilazo”. Otra crisis financiera fue la del año 2002, a causa de los ataques a las Torres Gemelas de Nueva York en septiembre de 2001. También se cuenta la crisis financiera global de 2008, iniciada en el sector hipotecario de Estados Unidos. Y desde luego, la crisis de este 2021 iniciada el año pasado en el sector sanitario del mundo, que ha devastado a la economía.

Las tres grandes crisis previas tuvieron como característica un dato: la contracción del crédito en el sistema bancario, y su paulatina recuperación.

Fobaproa
Especial

Antecedentes históricos

La crisis de 1994 es la que más efectos negativos dejó en la estructura crediticia del país, debido sobre todo al colapso del sistema de pagos y como consecuencia a la quiebra bancaria generalizada.

Sin el rescate gubernamental de aquellos años, episodio conocido como Fobaproa, el país habría entrado en terreno desconocido, uno en el que ninguna nación se ha permitido llegar.

Fue sólo seis años después, en el año 2000, cuando el sistema bancario mexicano logró recuperar los niveles de crédito observados previo al “efecto tequila”, ya bajo otro sistema bancario.

Pero fue 12 años después, en el 2006, cuando se alcanzó un porcentaje de 25 por ciento de crédito como proporción del PIB, es decir, el mínimo mundial aconsejable para el impuso al desarrollo según los organismos financieros multilaterales.

Sin embargo, a todas luces resulta ser una tasa muy baja respecto a otras naciones.

Por ejemplo, el crédito bancario en China como proporción del PIB es de 127 por ciento, mientras que en Chile se ubica en 79 por ciento. Lo anterior para ya no hablar de naciones como Japón en dónde la tasa promedio de los últimos 40 años se ubica en 170 por ciento, según datos del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Por su parte la crisis de 2002 impactó menos, pero propició que el crédito creciera lentamente.

Otra gran crisis, la de 2008, detuvo la dinámica crediticia del sistema bancario mexicano por dos años.

Fue hasta principios de 2011 cuando se reactivaron las estrategias y se abrieron las carteras bancarias para expandir los préstamos.

Con todo, la crisis actual, nos agarró con una proporción media de 35 por ciento de crédito bancario como proporción del PIB, una tasa que se mantiene baja.

En función de dichos antecedentes se antoja una pregunta: ¿será el crédito bancario impulso para la recuperación en los próximos meses?

Estos factores considerarán los bancos para prestar

Los bancos que operan en México no sólo tienen enfrente un reto financiero determinado por las circunstancias externas, también deben valorar el escenario nacional para evaluar si aumentan sus niveles crediticios, no será una tarea fácil por tres factores:

1) La recuperación económica en el país será muy lenta, se calcula una tasa promedio de 3 por ciento del PIB para este año; lo que dificultaría el incremento crediticio en un escenario económico deprimido considerando que el año pasado el PIB habría caído entre 9 y 10 por ciento. Abrir la llave del crédito no será una decisión fácil mientas siga presente en toda su magnitud el fantasma de la recesión.

2) Dejemos el escenario económico de lado por un momento. Como sabemos, el año pasado al menos 3 millones de créditos de todo tipo fueron prorrogados para su pago, con extensiones de tiempo por hasta 6 meses. Pero, todavía no hay cifras concretas sobre cómo funcionó la estrategia, es decir, cuántos créditos se empezaron a pagar nuevamente una vez finalizada la prórroga, y cuántos no se pagaron, con lo que automáticamente cayeron en moratoria.

peso
Hagamos un breve contexto sobre lo que ha sucedido en materia cambiaria en México las tres últimas décadas.

Es seguro que hasta que los bancos no tengan cifras claras sobre el verdadero impacto, para bien y para mal, de los créditos renegociados, no se animen a incrementar su presencia en el mercado crediticio local, al menos no de forma contundente.

3) El otro factor es desde luego el contexto global. La ralentización del crédito, o incluso su parálisis, no es ni será un fenómeno exclusivo de México.

Cómo sabemos, muchas de las grandes corporaciones bancarias que operan en el país son filiales de bancos extranjeros.

Es muy probable que las medidas de cautela sean una política crediticia global en el sector; mientras no haya evidencias de una sólida recuperación económica, algo que por lo visto será realidad hasta la segunda parte del año, el crédito tardará en fluir a la economía, así lo dicen los antecedentes históricos y las cifras conocidas hasta ahora de la crisis actual.

crédito bancario crisis México
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

revista

Revista Digital Alto Nivel

Enero 2021

Te recomendamos estos artículos de este mes:

México, riesgoso para la inversión y con 20 millones desempleados
México, riesgoso para la inversión y con 20 millones desempleados
Museo Kaluz se viste de gala
Museo Kaluz se viste de gala
La recuperación económica en 2021 será lenta y parcial
La recuperación económica en 2021 será lenta y parcial
Espacios colaborativos, el futuro del mercado de oficinas
Espacios colaborativos, el futuro del mercado de oficinas
CDMX participa con el 18% de la economía nacional
CDMX participa con el 18% de la economía nacional
México necesita certidumbre jurídica y seguridad
México necesita certidumbre jurídica y seguridad
Comentarios