Buscador
Ver revista digital
Economía

Covid-19 amplió la brecha entre países ricos y pobres

17-09-2020, 12:49:26 AM Por:
Economía Covid19
© Depositphotos

Los países con recursos han apoyado a su población y planta productiva; las naciones pobres no.

A mediados de diciembre de 2019 los medios informativos mundiales empezaban a dar cuenta sobre la aparición de un supuesto, nuevo, y extraño virus en la provincia de Wuhan, China, lo que en un inicio desmintieron las propias autoridades de ese país. De hecho, casi al final del año, el mundo seguía sin saber qué era el coronavirus (para entonces sin nombre específico), aunque ya empezaban los temores en torno a sus efectos sanitarios y económicos.

Hace 9 meses pocos podían imaginarse los efectos que tendría este virus en el mundo. Hoy los costos son enormes y la emergencia sanitaria derivó en la mayor crisis económica que haya conocido el planeta en las últimas nueve décadas. Hasta ahora el Covid-19 ha infectado a 29.3 millones de personas en todo el mundo y ha provocado la muerte de más de 930 mil seres humanos.

Pero las estimaciones consideran que son muchos más los afectados y que los costos económicos serían mucho mayores si no se hubiera confinado gran parte de la humanidad por algún tiempo. En este último tema, el del costo económico, fue inevitable el impacto. Este es el balance del costo que ha pagado el planeta por el coronavirus.

Gasto fiscal inédito incluso en tiempos bélicos

De acuerdo con cifras de la Universidad de Columbia, análisis de Bloomberg y con otras cifras más de algunos bancos centrales como el de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos y el Banco Central Europeo, el gasto fiscal ejercido por una parte importante de las naciones industrializadas para inyectar recursos a sus economías, no tiene precedente alguno, ha superado ya incluso los gastos observados después de la Segunda Guerra Mundial y todavía no concluye porque se calcula que cuando menos el año siguiente los gobiernos deberán mantener su posición laxa en el gasto con el objeto de impulsar la recuperación el mayor tiempo posible.

De acuerdo con estas fuentes, para medir la magnitud de los recursos aportados por los gobiernos para el apoyo de su población, debe utilizarse la relación de estos recursos con el PIB, lo que coloca a Japón con una cifra de 21.5 por ciento en apoyos fiscales aportados. Le siguen Luxemburgo con 20.5 por ciento y Bélgica con 19.7 por ciento. Estados Unidos ocupa la séptima posición mundial con el 13.2 por ciento de apoyos fiscales en relación a su PIB.
En total, el gasto fiscal global rebasa ya los 7.5 billones de dólares, casi la mitad del valor de la economía más grande del planeta, la de Estados Unidos. Se calcula que al final de la Segunda Guerra Mundial, los planes de apoyo para la recuperación económica, especialmente en Europa, llegaron a representar el 13 por ciento del valor de la economía estadounidense, nada comparado con los niveles actuales generados por el Covid-19.

Lee: Covid-19 provoca la aparición de una economía de guerra

Pero no se trata solamente de recursos y solvencia financiera presente, sino futura; eso es lo que ha hecho la diferencia entre las naciones ricas y desarrolladas, con respecto a las que menos tienen como la nuestra. Por ejemplo, los mercados de bonos tienen limitantes para la emisión de deuda de países en desarrollo, mientras que las emisiones de las naciones ricas son prácticamente ilimitadas. En otras palabras, el margen de endeudamiento de un país y otro es completamente diferente.

Latinoamérica, condenada al rezago

Justamente esta inyección de recursos, o la falta de ellos, es lo que provocará que la recuperación sea más rápida o lenta en las diferentes naciones. Latinoamérica tiene una enorme desventaja y en este sentido parece estar condenada al rezago, tal como han señalado desde hace meses diversos análisis.

Si hacemos el mismo comparativo, Perú es el país más aventajado de la región en apoyo a su economía con la inyección de recursos al aportar el equivalente a 9 por ciento de su PIB, seguido de Brasil con 8 por ciento.

Mientras que México está en el decimoprimer lugar con el equivalente a 1 por ciento de su PIB, es de hecho la última de las 5 grandes economías de la región (junto con Brasil, Argentina, Chile y Colombia), que menos recursos de apoyo destinó a su economía

A 9 meses de su aparición, la pandemia alteró ya todos los equilibrios globales, provocó un gasto fiscal inédito incluso en tiempos bélicos, y deja una profunda crisis de la que, por más que se insista, no se superará fácilmente. De hecho, algunas señales empiezan a configurar el orden de recuperación global: China “jalará” al continente asiático, Estados Unidos tomará el segundo sitio de la recuperación global, siempre y cuando el factor político no diga lo contrario; Europa se atrasará más, pero logrará salir de la crisis en tercer sitio, mientras que para Latinoamérica está claramente reservada la retaguardia de la recuperación económica, y no será en menos de 2 años.

Lee: ¿2021 será el año del gran ‘rebote económico, como en 1996?

Deuda sobre PIB economías emergentes estimulos medidas fiscales México paises industrializados recuperación económica
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

revista

Revista Digital Alto Nivel

Septiembre 2020

Te recomendamos estos artículos de este mes:

Franquicias: ¡Ahora es cuando!
Franquicias: ¡Ahora es cuando!
La lealtad tiene sus recompensas
La lealtad tiene sus recompensas
Tecnología 5G: las potencias digitales se reparten el mundo
Tecnología 5G: las potencias digitales se reparten el mundo
Rolex en la mira de todos
Rolex en la mira de todos
Vinos mexicanos están en el cielo
Vinos mexicanos están en el cielo
Seguridad total en la nube
Seguridad total en la nube
Comentarios