Buscador
Ver revista digital
Economía

Con todo y propagación de variante delta, los gobiernos no volverán a cerrar la economía

26-07-2021, 6:10:00 AM Por:
Variante Delta Economía
© Especial

Los gobiernos del mundo, prácticamente todos, han apostado a su supervivencia política, y dejaron ya ver una y otra vez que un nuevo confinamiento no es opción.

Como si se tratara de una acción concertada resultante de una cumbre mundial sobre el problema, los gobiernos del mundo ya han fijado postura en torno a la pandemia y la economía: no la volverán a cerrar.

Por el contrario, abrirán cada vez más actividades y se espera que para el cierre del año en curso la apertura sea total, o quizás antes, de modo que se regrese en la medida de lo posible a la normalidad, pese a las variantes del coronavirus que se mantendrán vigentes por mucho tiempo más, o quizás para siempre.

No hay ningún tipo de información al respecto ni nada que sugiera siquiera la posibilidad de que se llevó a cabo tan cumbre mundial de líderes, pero el comportamiento parece ser unánime, la reapertura de la economía seguirá, sin que ello signifique desde luego el regreso a las condiciones prevalecientes antes de la llegada de la epidemia.

Las apuestas son globales

No sólo es México, en donde el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo la semana pasada que así “llueva, truene o relampaguee, habrá regreso presencial a clases en agosto próximo“. En todas partes del mundo los gobiernos están tomando el riesgo y, aunque muchos consideran la adopción de algunas medidas para contener la propagación del coronavirus, un nuevo confinamiento masivo no es opción por la simple y sencilla razón de que la economía ya no lo soportaría, pese a las toneladas de liquidez que ha recibido y que podría recibir de regresar a un confinamiento.

Estados Unidos, China, gran parte de Europa, algunas regiones de Latinoamérica, y otras del continente asiático, están en plena reapertura, tratando de recuperar las actividades que todavía no están en marcha.

Lo anterior, pese a las advertencias de organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS), al señalar que la pandemia global pasa por otro momento crítico ante la propagación de nuevas variantes del coronavirus, especialmente la Delta, la más peligrosa y de la que se teme pueda poner en riesgo la recuperación de la economía del planeta.

Pero los gobiernos del mundo, prácticamente todos, han apostado a su propia supervivencia política, y dejaron ya ver una y otra vez que un nuevo confinamiento no es opción. De ahí nace la advertencia este fin de semana del zar anticovid de Estados Unidos y una de las personalidades epidemiológicas más respetadas del planeta, Anthony Fauci, sobre la tendencia que toma la enfermedad en su país.

“Estados Unidos se encuentra en un aprieto innecesario de crecientes casos de COVID-19 derivados de la variante delta y del hecho de que muchos estadounidenses no se han vacunado. vamos en la dirección equivocada y me siento muy frustrado.”, dijo el experto.

Fauci ha aconsejado en diversas ocasiones que se deben tomar medidas adicionales para disminuir la propagación del coronavirus, entre ellas considerar la probabilidad de eventuales confinamientos. Sin embargo, pese a que se mantiene como asesor del presidente Joe Biden en la estrategia contra el Covid y de que este aparentemente lo escucha y respeta, o cuando menos no lo desacredita en público como lo hiciera en su momento el entonces presidente Donald Trump, la decisión de mantener la reapertura económica parece estar tomada.

Delta, altamente peligroso

La variante Delta del coronavirus es altamente peligrosa, de hecho, se considera más riesgosa que el coronavirus original, pero los gobiernos del mundo ya tomaron la decisión de mantener la reapertura de la economía a toda costa, y apostar por el proceso de vacunación, que logre inmunizar al mayor número de personas posible. Delta es altamente peligrosa por estas cinco razones, entre otras, según artículos relacionados publicados este fin de semana en la prensa internacional:

1) Es la variante más infecciosa: es un 55% más transmisible que la variante alfa y casi el doble que otras cepas circulantes

2) Tiene un periodo de incubación más corto, lo que hace mucho más difícil rastrearla a tiempo

3) La variante Delta conlleva un mayor riesgo de hospitalización, ingreso en cuidados intensivos o muerte en comparación con otras cepas

4) Las vacunas existentes son menos efectivas contra la variante delta

5) Se ha extendido rápidamente en tiempo récord; ahora mismo está en 124 países

Las consecuencias de la “decisión global”

Aunque las expectativas de un fuerte “rebote” económico se mantienen para la economía global, es posible que, de mantenerse las presiones por el aumento en los contagios, el “brinco” sea menor al esperado.

Ebrard admite que variante Delta de COVID-19 complica reapertura de frontera entre México y EU

Es altamente probable que, si en este segundo semestre que apenas inició, los contagios no ceden, aunque sí lo hagan las defunciones, muchas economías crecerán menos de lo esperado en el corto plazo. En el largo plazo, los efectos serán mayores porque el potencial de alza se vería afectado gravemente; entre más tarden en abrir por completo la economía, más complicado será retomar el ritmo de crecimiento previo.

No se avisora, por el momento, un nuevo colapso económico como el del año pasado, sobre todo porque no está considerado un nuevo confinamiento. Pareciera de hecho que, sin decirlo, los líderes mundiales se han puesto de acuerdo en que esto no es opción. Pero la economía mundial seguirá dando traspiés, lo que afectará especialmente a las naciones en desarrollo.

LO ÚLTIMO:

Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios