Economía

Cómo te afecta el nuevo aumento de Banxico a la tasa de interés

El Banco de México elevó la tasa de interés a su máximo en ocho años, una decisión que tendrá consecuencias para todos los consumidores mexicanos y para la economía. Te explicamos.

08-02-2018, 1:12:14 PM
tasa de interés banxico

La decisión del Banco de México (Banxico) de implementar un aumento en la tasa de interés tendrá consecuencias para todos los consumidores mexicanos y para la economía, en momentos en que la inflación se ha salido del control del banco central.

Esta tarde el Banco de México, comandado por Alejandro Díaz de León, anunció un aumento de 25 puntos base en su tasa referencial, es decir, en el precio del dinero, para llevarla a 7.50%, un máximo desde febrero del 2009, cuando la economía global enfrentaba una de las peores crisis de la historia.

La tasa objetivo o referencial del Banco de México, es su principal mecanismo para mantener el poder adquisitivo de la moneda, esto es, contener la inflación, que al cierre de enero subió 5.55%, aún lejos de la meta del Banco de 3% +/- 1%, esto es, un mínimo de 2% y un máximo de 4%.

También puedes leer: La inflación baja, pero el precio de la gasolina es su punto débil

Cuando el banco central la modifica, otras variables macroeconómicas (expectativas de inflación, negociaciones salariales, crecimiento del crédito bancario, entre otras), se ven afectadas para conseguir un enfriamiento en los precios al consumidor.

Los cambios que traerá el aumento a la tasa de interés

Esta alza encarecerá aún más todos los créditos y los intereses que pagan los agentes económicos como familias o empresas, mientras que el ahorro y la inversión en el peso mexicano cobran más atractivo, ya que cuando el banco central aumenta o reduce su tasa de interés, las instituciones financieras y crediticias también replican estos movimientos.

“El objetivo del aumento en la tasa referencial por parte de Banxico es, de alguna forma afectar la demanda agregada, para frenar la economía y  así, incidir en las expectativas de inflación. Al aumentar la tasa frena el consumo, porque hace más caros los créditos”, comentó Guillermo Aboumrad, director de estrategias de mercado de Finamex Casa de Bolsa.

El aumento en la tasa referencial provoca un alza en las tasas de interés de largo plazo, incentiva el ahorro por mejores rendimientos y disminuye el consumo de las familias. Sin embargo, también frena la inversión y la economía puede desacelerarse.

De 2017 a febrero de este año ha elevado su tasa de interés en 175 puntos base y esto no se ha tardado en reflejar en los créditos bancarios, principalmente en los de consumo, como tarjetas de crédito o créditos personales.

Por ejemplo, la tasa para un crédito de entre 30,000 a 40,000 pesos de American Express pasó de 43.04% en diciembre del 2016 a 50.03% en octubre de 2017, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Mientras que la tasa de interés promedio por un crédito personal en Banco Azteca subió a 57.32 desde 53.38% en diciembre del 2016.

Por lo que, lo preferible para los consumidores que tienen contratados este tipo de créditos es pagar más del monto mínimo y no retrasarse en sus pagos. Y en caso de que piensen contratar un nuevo crédito debe realizar una comparación minuciosa de los costos totales de cada institución financiera.

El alza en la tasa también puede encarecer los créditos hipotecarios, sin embargo, en los últimos años, varias instituciones financieras han fijado tasas máximas en los contratos.

De acuerdo con cifras del Banco de México, el Costo Anual Total (CAT) promedio de créditos hipotecarios en pesos a tasa fija cerró diciembre pasado en 13.13% frente a 12.88% de diciembre del 2016.

Tipo de cambio y bienes importados, los beneficiados

El aumento en la tasa referencial le brinda un mayor atractivo a la inversión en pesos mexicanos.

El alza puede propiciar una entrada de inversionistas extranjeros en busca de mejores rendimientos, lo que ocasiona que el peso mexicano valga más frente al dólar estadounidense.

La apreciación en la moneda mexicana ocasiona que los bienes importados sean más baratos en comparación con los bienes nacionales, disminuyendo la demanda de bienes nacionales y por consiguiente los precios.

Por su parte, las empresas que tienen deudas en moneda extranjera o que requieren de materias primas importadas, el abaratamiento del dólar puede reducir costos si optan por comprar en el extranjero, la demanda de bienes nacionales cae y por tanto la inflación.

Un último canal de transmisión es el de las expectativas inflacionarias del mercado.

“Al aumentar la tasa, el mercado puede ver el compromiso de Banxico en contener los precios, lo que genera credibilidad de que va lograr su meta de inflación y eso puede ayudar a Banxico a no elevar más la tasa”, dijo Aboumrad.

El directivo de Finamex agregó que, alzas adicionales este año dependerán del proceso de renegociación del TLCAN y del resultado de las elecciones presidenciales de julio próximo.

De haber un resultado adverso en las negociaciones del TLCAN o un gran nerviosismo entre los inversionistas por el resultado de las elecciones, esto puede llevar a otro aumento en la tasa de interés. De lo contrario, en el segundo semestre de este año las condiciones se tornarían más favorables para recortarla.