Economía

Aeropuerto y refinerías: los riesgos que enfrenta la deuda en México

La calificadora HR Ratings ratificó la calificación y Perspectiva Estable para México, pero observa posibles riesgos para la deuda.

24-08-2018, 2:39:30 PM

La construcción de nuevas refinerías y una posible cancelación de la construcción del Nuevo Aeropuerto de México son una preocupación latente para los inversionistas. La presidencia de Andrés Manuel López Obrador tendrá el reto de mantener la calificación de la deuda del país frente a las promesas de campaña.

“Estaríamos evaluando, en primer lugar, cuánto sería el incremento en el corto plazo en la deuda y cuánto sería el incremento de la deuda en el largo plazo”, asegura en entrevista Félix Boni, director general de Análisis de HR Ratings.

La calificadora HR Ratings ratificó este jueves la calificación y Perspectiva Estable para México, lo cual implica que el país ofrece seguridad aceptable para el pago oportuno de obligaciones de deuda.

La calificación de México refleja el desempeño del país y en panorama que se observa hacia finales de año. Las últimas dos administraciones federales han mostrado su compromiso por mantener finanzas públicas sanas, a pesar de factores como el tipo de cambio y los precios del petróleo, explica Boni.

El presidente electo de México ha prometido construir dos nuevas refinerías y modernizar las seis existentes, mientras se comprometió a invertir en el sector energético 175,000 millones de pesos (mdp). Una propuesta que genera incertidumbre.

pemex-refinerías amlo gasolina

Refinerías

“Un cambio de rumbo en la Reforma Energética y medidas negativas en torno al nuevo Aeropuerto Internacional podrían afectar la confianza de los mercados y desalentar el flujo de inversión privada, la cual es necesaria para complementar la inversión pública e incrementar el gasto social, mientras se mantienen prácticas sanas en la política fiscal”, dice la calificadora en su reporte.

Los planes que ha adelantado la nueva administración de recortes al presupuesto para impulsar programas sociales no han tenido peso en la evaluación actual en la calificación de México, advierte el especialista.

“Nosotros estamos en espera de documentos y propuestas muy concretas y muy específicas para evaluar cuál sería el impacto del nuevo gobierno en nuestra calificación y, obviamente, estamos muy cerca de ver la información oficial detallada”, dice el director general de Análisis de HR Ratings.

El especialista espera ver propuestas muy concretas y tiempos concretos para tomar una decisión de cambiar la calificación de México frente a los inversionistas o refirmarla en su momento.

Por otro lado, el futuro del Nuevo Aeropuerto también genera dudas por parte de los analistas que revisan la calificación de México. El proyecto será definido en los próximos días con los resultados de una encuesta ciudadana a la que ha convocado el presidente electo de México.

“Se ha hablado de dejar el Nuevo Aeropuerto en manos del sector privado y seguir adelante, ya que el gobierno no va a invertir cantidades de dinero muy importantes. Puede ser adecuado, pero tendremos que escuchar propuestas muy concretas”, dice el especialista.

nuevo aeropuerto

Por otro lado, el crecimiento sostenido de la economía a un ritmo de superior al 3% es “muy difícil” de alcanzar, lo cual depende de los cambios estructurales que se puedan hacer.

López Obrador ha dicho que el país crecerá a un ritmo de 4% respecto a su Producto Interno Bruto (PIB) en su administración, con el apoyo del sector empresarial.

“Tendríamos que ver cambios muy importantes estructurales para elevar nuestra estimación”, dice Boni.

Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), partido del presidente electo, tendrá la mayoría en el Congreso de la Unión, lo que facilitaría la aprobación de cambios constituciones o reformas.

“Por eso hay muchas oportunidades para hacer las cosas bien; ahora, hay que ver las cosas que quieren hacer”, asegura Félix Boni.

Sin temor al TLCAN

HR Ratings cree que la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) saldrá adelante sin mayores impactos para la economía.

“Pensamos que los dos países tienen intereses muy fuertes en que la estructura actual y las relaciones comerciales siguen por un buen rumbo, lo que puede ayudar durante el último semestre del año a dar confianza a los inversionistas”, asegura Félix Boni.

HR Ratings destaca la capacidad del gobierno actual para superar choques exógenos y endógenos, como el pasado proceso electoral, la renegociación del TLCAN, la normalización de la política monetaria de Estados Unidos y el incremento en la inflación.

TLCAN

Las fortalezas económicas de México se encuentran en el acceso a los mercados financieros internacionales de capitales en condiciones favorables, una posición adecuada de las reservas internacionales, un sistema financiero sólido y un banco central autónomo con un grado elevado de credibilidad.

“La relación deuda y PIB alcanzó niveles relativamente altos durante el primer semestre del año debido, en buena parte, a la depreciación del peso en mayo y junio, relacionado a su vez con las preocupaciones en torno a las elecciones de julio y a la renegociación del TLCAN. Después de las elecciones, el peso ha retomado la trayectoria positiva que experimentó en el primer trimestre del año y estimamos que tendrá un efecto importante en estabilizar la métrica de deuda a PIB”, dice HR Ratings.

También te puede interesar: AMLO, un mandato de 30 millones frente al Nuevo Aeropuerto.

También podría interesarte:

Comentarios