revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Economía

7 datos que explican un repunte de la inflación en los próximos meses

A veces pareciera que Banxico va a contracorriente mundial; los bancos centrales de otras latitudes piden más inflación y México intenta cumplir sus metas

06-05-2019, 5:00:49 AM
peso
Peso Peso

La tasa de inflación durante marzo se colocó en el límite máximo de la meta establecida por el banco central mexicano de 3 por ciento más/menos un punto porcentual, es decir: 2 por ciento como mínimo y 4 por ciento como nivel máximo.

Las expectativas de los analistas consultados por el Banco de México (Banxico) y también de aquellos que emiten sus expectativas semanales, consideran que la tasa de inflación durante abril se habría colocado en un aproximado de 4.40 por ciento y hasta niveles de 4.46 por ciento, con lo que rebasaría la meta inflacionaria y prendería las luces de alerta.

Si bien no se trata de una de las tasas de inflación más altas de los años recientes, ni mucho menos en términos históricos, el Banxico no sabe y no debe ser tolerante a incrementos sustanciales en los precios, por lo que habría que estar atento a cualquier medida que pudiera considerar, concretamente un incremento de las tasas de interés.

También te puede interesar: 3 factores que llevaron a la inflación cerca del objetivo de Banxico

Fueron varias las causas que provocaron el aumento de la inflación en México durante abril, algunas de tipo cíclico y otras no tanto, es importante estar alertas las siguientes semanas para determinar si se trata de un movimiento pasajero o si de verdad se están incrementando las presiones sobre los precios internos, estas son algunas causas del incremento en la tasa inflacionaria del cuarto mes del año y que posiblemente presionen los precios internos en los meses siguientes:

1) Disparo en precios de servicios turísticos y tarifas aéreas por temporada vacacional: La semana santa cayó este año en el mes de abril, por esta razón algunas presiones sobre los precios se traspasaron del tercero al cuarto mes del año. No es la primera ocasión, suele suceder, por eso, entre otras cosas, es tan relevante para la economía la fecha en la que se celebre la semana santa católica; tiene mucho que ver con el hecho de que termine con presiones sobre los precios el primer trimestre del año, o bien inicie de la misma manera el segundo periodo trimestral.

semana santa
Sofía Ugalde

2) La semana santa genera, sobre todo en sitios turísticos, incrementos generales de precios, algunos apenas perceptibles y otros muy considerables como las tarifas para hospedaje y transporte; es decir, hay un aumento de precios en diversos productos, no de forma general pero sí en sitios turísticos de gran demanda, eso eleva la inflación.

archivo

3) Otra certeza es el desempeño de los energéticos, que se mantienen relativamente estables, pero tampoco bajan, estacionalmente se demanda más también en semana santa por el incremento del consumo para transporte, se registran ciertas presiones sobre estos precios.

Te recomendamos: La economía de México apenas crecería 2.2% en 2019: expertos

Depositphotos

4) La temporada está asociada con altibajos en la producción agropecuaria, mientras en algunas zonas del país se siente ya el calor en otras ya es extremo y en otras las sequías empiezan a generar problemas, los altibajos en las cotizaciones de frutas y verduras son vistosos; por ejemplo, a principios de marzo el precio del jitomate al público en general llegó a estar hasta en 13 pesos, mientras que para el mes de abril el promedio se elevó a 23 pesos.

Notimex

5) La importación de inflación se ha estabilizado, pero no deja de ser un fenómeno. Por ejemplo, la cotización del dólar en el mercado cambiario se “estabilizó” durante marzo en niveles de 18.70 pesos, pero repuntó en abril a 18.90 y para mayo ya supera los 19 pesos nuevamente. El tipo de cambio en realidad no deja de ser factor, su aparente estabilidad sería un elemento para considerar que no importa presiones inflacionarias del exterior, pero en la realidad siempre lo ha hecho, en mayor o menor medida.

Especial

6) Hacia adelante se incrementarán los altibajos climatológicos, está cerca la temporada de lluvias para una parte del territorio nacional, otra parte seguirá bajo el intenso calor y en otra las sequías azotarán sin piedad, es previsible que, sin esperar un repunte espectacular, la inflación se mantenga presionada al menos en mayo y junio. Para julio la demanda de bienes y servicios turísticos también provocará presiones.

reforma laboral
archivo

7) Agosto es un mes clásico de presiones sobre precios internos por la demanda de productos y servicios asociados al regreso a clases. Las expectativas de los expertos indican que la inflación podría disminuir presiones hacia el noveno mes del año. En este tiempo no consideran todavía que pueda llegar a niveles de 5 por ciento, aunque no es algo descartable; más abajo consideran que un nivel mínimo estaría en 3.5 por ciento a tasa anual.

educación

Curiosamente, mientras en México el banco central vigila y mantiene a raya la inflación como señal de que cumple con su mandato constitucional de cuidar el poder adquisitivo de la moneda, los principales bancos centrales del mundo esperan que la inflación repunte durante los próximos meses en sus respectivas naciones, como señal de que el crecimiento económico toma mayor impulso.

Te recomendamos: Así tendría que crecer el PIB para alcanzar las metas del PND 2019-2024

También podría interesarte:

Artículos relacionados

Comentarios