revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Economía

3 inversiones con más potencial en tiempos de guerra comercial

Grandes fortunas han nacido al amparo de la volatilidad financiera nacional y global de otras épocas. Hoy la guerra comercial te ofrece inversiones

08-08-2019, 2:40:48 PM
Carlos Slim y las oportunidades de inversión en la guerra comercial
Carlos Slim y las oportunidades de inversión en la guerra comercial

La guerra comercial se recrudece día y día y los mercados lo perciben así. En estos momentos, las expectativas sobre varios indicadores son negativas, por ejemplo, el precio del llamado “oro negro”, el barril de petróleo,ha caído desde la semana pasada y según algunos analistas podría incluso desplomarse con mayor fuerza hasta niveles de 30 dólares por barril (actualmente se cotiza sobre 58 dólares), si China decide dar un golpe más a Estados Unidos en esta disputa comercial y comprar petróleo a Irán.

No es de sorprenderse que en este contexto las presiones y la volatilidad sean la constante del día a día, especialmente en los mercados de divisas y de renta variable, en donde se ha concentrado por el momento un alto porcentaje de la aversión al riesgo, aunque en todos los indicadores se observan efectos.

Pero estos tiempos también son de oportunidad; de hecho, en periodos de inestabilidad financiera han surgido grandes fortunas, aprovechando precisamente la incertidumbre que deriva en bajo raciocinio por parte de muchos inversores, quienes se llenan de pánico.

Lee: Así le pega a tu bolsillo la guerra comercial entre China y EU

Carlos Slim
archivo

Carlos Slim Helú es un claro y vivo ejemplo de lo que señalamos antes, su fortuna tiene como base el trabajo constante, la visión y también la detección de oportunidades; fue en los años ochenta y noventa del siglo pasado cuando este empresario aprovechó el pánico y la escasa visión de muchos para realizar compras e inversiones y hacerse presente en mercados en los que nadie o muy pocos estaban, por ejemplo, el entonces incipiente mercado de telecomunicaciones del país.

Así que, al margen de la cautela que debemos tener, considerando que nada está escrito y que la situación actual reviste un enorme riesgo por el hecho de que están en guerra comercial nada más y nada menos que las dos mayores potencias económicas de estos tiempos, debemos mirar el escenario con otros ojos para detectar en la medida de lo posible oportunidades de inversión, éstas son algunas que tienen potencial de fuertes beneficios en el corto y mediano plazo, de acuerdo con lo que piensan analistas que viven el día a día de los mercados.

Lee: Trump aviva la guerra comercial con China y estas son 3 consecuencias

Guerra comercial China-Estados Unidos
Depositphotos

Oro, arriba de 1,500 dólares la onza por primera vez en 6 años, puede mantenerse al alza

La onza de oro en los mercados globales ha rebasado los 1,500 dólares en las horas recientes, al momento de escribir estas líneas el precio hacía una pequeña corrección luego de casi alcanzar los 1,520 dólares y cotizaba en 1,515 unidades. El potencial de alza se mantiene ya que en el contexto actual en el que no se prevé un acuerdo inmediato entre ambas potencias sino por el contrario, una escalada en su conflicto comercial, la onza de oro se mantendrá como fuente de cobertura en todo el mundo.

Aunque todavía muy lejos de los 1,800 dólares que alcanzó hace justo ocho años, en agosto de 2011, las expectativas apuntan a que paulatinamente se enfilará hacia nuevos máximos de corto plazo como por ejemplo 1,600 dólares, y hasta 1,620 unidades; por supuesto que el techo de 1,800 es el gran objetivo, repetimos, está lejos, pero nada es imposible.

Oro
Depositphotos

Justamente la correduría Goldman Sachs ha revisado su estimación del precio del metal para los próximos seis meses y lo ubica en un máximo de 1,600 dólares por cada onza; de materializarse dicha expectativa estamos hablando de que este indicador todavía tiene un potencial de alza de hasta 5.75 por ciento en los próximos seis meses. Evidentemente el mayor riesgo consiste en que de pronto las potencias en conflicto logren acuerdos y todo se despresurice, pero siempre existe riesgos y eso es justo lo que evalúan los inversionistas.

Lee: México, Trump y estrategias para la Guerra Comercial

Mercados de bonos emergentes

Por supuesto no todos los mercados, no todos los emergentes, no todos los plazos y no todos los bonos. Es un periodo de riesgo, pero las oportunidades existen. México es un ejemplo claro de la forma en la que los grandes fondos de inversión actúan para mejorar los rendimientos de sus inversiones y entregar mejores cuentas a sus clientes.

Los rendimientos de los bonos de mercados emergentes, el Cete de México es uno de ellos, pagarán mejor tasa de rendimiento que los de las naciones industrializadas debido a que éstas tienden a bajar sus tasas de referencia para mantener en la medida de lo posible la actividad económica.

En contraste, muchos mercados emergentes, México entre ellos, tratarán de mantener la “competitividad” de sus tasas para que permanezcan lo más que se pueda los capitales foráneos, base de su estabilidad financiera, de modo que no bajarán o bajarán poco sus tasas de interés. Pero como señalamos al inicio, no todos los mercados y no todos los bonos, será necesario alejarse de bonos y mercados altamente riesgosos como por ejemplo, Venezuela, por mencionar uno.

Lee: 3 causas de las presiones que vive el peso frente al dólar

Banxico
Especial Banxico

Acciones ligadas al consumo, pero en forma selectiva

Lo que no puede dejar de hacer la población del mundo en general es dejar de consumir; solamente que lo harán en forma selectiva y, por lo tanto, los inversionistas deben volverse más selectivos al momento de invertir en este tipo de empresas. Las compañías que satisfacen necesidades primarias pueden mantener cierto ritmo de crecimiento, como las del sector alimentario, de salud, de artículos de limpieza personal y hasta entretenimiento. Pero lógicamente aquellas que producen artículos de consumo secundario pueden padecer más esta crisis y, por lo tanto, los precios de sus acciones serán más volátiles, por ejemplo, las automotrices, de telecomunicaciones, sector bancario, etc.

Industria automotriz
Depositphotos Industria automotriz

Al menos eso es lo que se observó en la recesión de los años 2008 y 2009, así se comportaron los inversionistas de los mercados, claro que hablamos de 10 años después por lo que podría registrarse alguna sorpresa, pero de momento no se observa ninguna.

Los riesgos y las oportunidades siempre navegan juntas en los mercados y en el mundo de las inversiones, hoy más que nunca es necesario apostar más al análisis, ser precavido, pero no llegar al pánico porque entonces la vista se nubla y otros aprovechan lo que usted no observa. Acérquese a su analista de confianza, lea más los reportes financieros y manténgase informado, esos son los primeros pasos para cualquiera que quiera cuidar su dinero de las turbulencias financieras.

Lee: China responde en la guerra comercial con EU y deja caer el yuan