Actualidad

Dubai, un espejismo de ensueño

La capital de los Emiratos Árabes parece haber olvidado sus problemas económicos al rodearse de obras que fascinan a turistas de todo el mundo.

12-03-2010, 3:52:17 PM

La fastuosa ciudad de Dubai pretende ser mucho más que un oasis en el desierto. Hace unos años inició un proceso a fin de convertirse en una urbe de lujo y sinónimo de modernidad; hoy, todo apunta a que será una de las primeras ciudades en entrar con pie firme al futuro.

Pero antes, el proyecto Dubai no era más que un pequeño asentamiento humano a orillas del Golfo Arábigo, sustentado por la pesca y el comercio de piedras preciosas.

Fue sólo bajo el mandato del sheikh Zayed bin Sultán Al Nahyan que este lugar se embarcó en la senda de las urbes mundiales, con una arquitectura ultramoderna y sistema económico que no sólo se basa en el petróleo, sino también en el comercio y el turismo.

Cualquiera que visite Dubai debe comenzar por el Dubai Creek, un canal que entra desde el mar dividiendo la ciudad en dos. Por el Norte está Deira, lugar comercial y tradicional, y por el Sur se encuentra Bur Dubai, zona donde se mezcla la ciudad histórica con los barrios modernos.

Lujo futurista por doquier

Es posible observar el esplendor en casi todos los rincones de esta metrópoli. Aquí, los gigantescos proyectos no paran, en línea con el deseo del jeque Mohammed, quien se ha encargado de convertir a este oasis en la primera ciudad futurista del mundo moderno.

Jumeirah es el barrio de fastuosas residencias, hoteles de lujo y movida nocturna. Tiene excelentes playas y una de las mezquitas más bellas de Medio Oriente.

En esta zona hay unos 400 hoteles, en su gran mayoría con cinco estrellas. El más famoso es el Burj Al Arab, único reciento del planeta que, gracias a la variedad de servicios que posee, ostenta el prestigio de las “siete estrellas”.

Situado sobre una isla artificial, su peculiar forma destaca a kilómetros de distancia, puesto que también es el hotel más alto del mundo.

El Mall de los Emiratos es otra gran obra arquitectónica. Ahí es posible encontrar nieve en medio del desierto. ¿Cómo? gracias a Chill Out Dubai, la única discoteca hecha de hielo y que mantiene una temperatura media de menos -6º en su interior.

Además, está el Dubai Sky Slope, una gigantesca pista de hielo en descenso o pista techada de nieve que asombran por su magnificencia.

¿Qué viene?

En Dubai hay aún muchas maravillas que no se han estrenado.

Por ejemplo, la Dubai Marina, con sus 11 km. de muelles y condominios corriendo a lo largo de la costa.

También destaca Dubailand, que anuncia ser el centro de entretenimientos más grande del planeta, con seis mundos temáticos y una megaciudad deportiva donde se podrán practicar todos los deportes, incluido el esquí.

Hydropolis, en tanto, pretende ser el primer hotel submarino del mundo.

La guinda de la torta será The World, un archipiélago con la forma de los cinco continentes donde celebridades y millonarios ya han comenzado a reservas terrenos.

La torre más alta

Comenzando el año 2010, en los Emiratos celebraron la inauguración de la torre más alta del mundo. Su altura equivale al triple del edificio más elevado de México.

A pesar de la crisis mundial, esta construcción se considera el símbolo del desarrollo y de la bonanza inmobiliaria de los últimos años en la región.

El Burj Dubai, rebautizado como Burj Jalifa -en honor al emir de Abu Dhabi- mide 828 metros, tiene 162 pisos y prácticamente se puede vivir sin salir de él: hay hoteles, piscinas, gimnasios, restaurantes, tiendas de todo tipo, además de cientos de apartamentos cuyo valor alcanza los 30 mil dólares el metro cuadrado.

El rascacielos es el centro de un proyecto estimado en 20 mil millones de la divisa estadounidense y el complejo incluye Dubai Mall, uno de los mayores centros comerciales del mundo.

La torre de acero y cristal de forma espiral, apodada como “ciudad vertical”, incluirá más de mil apartamentos de lujo y oficinas, además de un sofisticado hotel diseñado por Giorgio Armani que será abierto en marzo e incluirá un spa y restaurantes.

El oasis de las alturas

El reinado del Burj como el edificio más grande del mundo no durará por mucho tiempo; sin embargo, el récord permanecerá en Dubai.

Esto, porque desde el 2008 que la urbe de Medio Oriente trabaja en el desarrollo de un rascacielos que superará los mil metros de altura cuyo nombre es Nakheel Harbour Tower y estará listo para el 2018.

Para elaborar su diseño se han inspirado en rasgos de la Alambra, el puerto de Alejandría, el paseo de Tánger y los puentes de Isfahan, en Irán.

Se estima que poseerá una capacidad para albergar a 100 mil personas, entre viviendas y oficinas, repartidas en 200 pisos, los que podrán recorrer a través de sus 150 elevadores.

El proyecto prevé la construcción de unos 40 edificios adicionales, cuyas alturas estarán entre los 250 y 300 metros – unos 90 pisos –. Todos bordearán una bahía artificial interna.

Sin dudas, será un proyecto que cambiará definitivamente la fisonomía de Dubai.