Para EntenderPolítica y Sociedad

Medidas de seguridad de acuerdo a tipo de suelo para evitar derrumbes

La UNAM emitió algunas medidas de seguridad que debes tomar en cuenta al construir, de acuerdo al tipo de suelo en el que se ubica el inmueble.

29-09-2017, 1:26:00 PM
ciudad de mexico

La Ciudad de México cuenta con tres tipos de suelo, donde la llamada zona Tres tiende a amplificar las ondas sísmicas y la duración del temblor, en comparación con las otras dos, por lo que los movimientos telúricos afectan más a unas zonas que a otras. Aquí algunas medidas que te pueden ayudar.

La llamada zona Tres está integrada por potentes depósitos de arcilla altamente comprensible, separados por capas arenosas con contenido diverso de limo o arcilla. Ambas presentan consistencia firme a muy dura y con espesores variables de centímetros a metros.

Los depósitos lacustres suelen estar cubiertos de forma superficial por suelos aluviales y rellenos artificiales, el espesor de este conjunto puede ser superior a 50 metros, informó UNAM Global.

Sin embargo, la caída de un edificio también dependerá de los materiales empleados, si es acero, concreto u otra materia prima de menor resistencia.

Las construcciones de una zona Tres, deben tener cimientos diferentes a las otras dos, destacó el profesor de la Facultad de Ingeniería, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Carlos Villaseñor Mejía.

El experto de la División de Ingeniería Civil y Geomática, ejemplificó que en esta zona se tienen que usar pilotes o cajones de cimentación, esto para que la carga del edificio se distribuya de manera uniforme.

Agregó, que la profundidad a la que llegan depende de la zonificación, por ejemplo, tenemos marcado a qué distancia están los estratos más resistentes, puede ser entre 30 y 50 metros.

Villaseñor Mejía refirió que en una zona Uno, el estrato resistente se encuentra casi en la superficie. No obstante, un edificio de mayor altura debe tener cimientos más eficientes que uno ligero, esto por la bajada de carga.

La zona Uno es de lomas, está formada por rocas o suelos firmes depositados fuera del ambiente lacustre, pero donde podría existir depósitos arenosos en estado suelto o cohesivos de manera relativa blandos.

De acuerdo con UNAM Global, en esta área es frecuente la presencia de oquedades en rocas y cavernas, túneles excavados en suelo para la explotación de minas de arena.

La zona Dos es de transición, donde los depósitos profundos están a 20 metros de profundidad, o menos, está formada en su mayoría por estratos arenosos y limoarenosos intercalados con capas de arcilla lacustre, las cuales muestran un espesor variable entre decenas de centímetros y pocos metros.

Al igual que el sismo de hace 32 años, en la capital mexicana se derrumbaron construcciones en la colonia Roma, Condesa, Centro, entre otras, sin embargo, Carlos Villaseñor dijo se tendría que realizar una evaluación a detalle y verificar cada uno de los edificios en ambos casos, para saber qué pasó de manera puntual.

Relacionadas

Comentarios