Buscador
Ver revista digital
Finanzas

Crédito bancario al sector privado, sin avances durante el sexenio

13-05-2024, 10:49:36 AM Por:
Credito bancario
© Especial

Pese a contar con niveles de liquidez histórica y un contexto económico sólido, los bancos ‘nadaron de muertito’ en el otorgamiento de crédito.

La banca nacional tiene, prácticamente, 1.5 billones de pesos para prestar, una liquidez histórica que está disponible para impulsar el crédito y con este, a la economía mexicana en este momento crucial. Solo falta un pequeño detalle: que presten más.

En este sexenio los bancos prácticamente “nadaron de muertito” en el financiamiento al sector privado y llama la atención porque las condiciones generales de la economía se mantuvieron, pese al cambio de gobierno, los llamados “fundamentales de la economía” no se modificaron; por el contrario, algunos como el tipo de cambio tuvieron un desempeño favorable histórico, otros, como la disciplina de las finanzas públicas también permaneció, a excepción del último año de gobierno.

Bancos “nadaron de muertito”

Si comparamos la evolución del financiamiento bancario al sector privado en nuestro país durante los años recientes observamos que la tasa se ha mantenido prácticamente sin variaciones, sin considerar el efecto de la pandemia, que de cualquier manera tampoco arroja buenos resultados en la recuperación crediticia.

De acuerdo con cifras de la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés), la tasa de 26 por ciento como porcentaje del PIB al sector privado otorgado por los bancos es prácticamente igual que la observada al cierre del año 2018 cuando se ubicaba en 25 por ciento, un reflejo de que no hubo gran actividad en este sector.

La evolución de la liquidez es otra prueba de cómo los bancos “guardan” recursos y no los destinan al crédito. En el año 2020, las autoridades bancarias decían contar con cerca de 1.2 billones de pesos en liquidez para créditos, pero llegó la pandemia y esta cifra se ha incrementado a 1.5 billones en este año, los flujos monetarios no fluyen como se debería.

La pandemia sin duda fue un antes y un después, el crédito no fue la excepción. Era lógico que en un entorno de tanta incertidumbre el crédito cayera, pero la recuperación no ha registrado el dinamismo esperado, el crédito bancario sigue rezagado.

De acuerdo con cifras del Banco de México (Banxico), el saldo del crédito vigente de la banca comercial a las empresas en el país no se ha recuperado a sus niveles previos a la pandemia.

En el año 2018 este indicador se ubicaba en alrededor del 15 por ciento de los créditos totales, desplomándose a menos 10 por ciento a principios de 2021 como consecuencia de la pandemia y actualmente se ubica en niveles de 11 por ciento.

Es cierto que factores como la pandemia significaron momentos de alto riesgo, pero no solamente en México, sino en el mundo entero. Pero en otras naciones el impulso al crédito privado se recuperó notoriamente después del Covid-19; en nuestro caso se reactivó, pero no ha llegado a los niveles previos. Tampoco los niveles de morosidad han resultado un problema, están en niveles totalmente manejables. Y si hablamos de capital, la banca nacional es más sólida que nunca, pero hay algo en el fondo que impide que los bancos presten más.

Algunas explicaciones hablan del factor regulador, restricciones que han impedido que los bancos abran la cartera del crédito con más capacidad y flexibilidad; no importa lo que sea, urge que se modifique porque en México hace falta financiamiento y los seis años recientes simplemente fueron tiempo perdido en este aspecto.

México, rezagado en financiamiento bancario al sector privado

Pese ser la segunda mayor economía de Latinoamérica, nuestro país refleja un claro rezago en acceso al financiamiento bancario privado. No se trata de una situación novedosa, pero sí de un estancamiento que no deja bien parada a una industria que tiene liquidez histórica, que los fundamentos del país en el que se desempeña están sólidos y que sus cifras también reflejan beneficios que no dejan duda sobre el buen momento por el que pasa.

La Corporación Financiera Internacional (IFC por sus siglas en inglés) es una institución mundial creada en 1956, que pertenece al Banco Mundial y cuenta con 184 países miembros en todo el mundo, es la mayor institución internacional de desarrollo dedicada exclusivamente al sector privado y tiene cifras de todos los países miembros.

Las cifras de la IFC señalan que, en México, el crédito doméstico al sector privado otorgado por los bancos como porcentaje del PIB es del 26 por ciento. La misma fuente señala que en Chile, una economía mucho más chica, este mismo indicador se ubica en 83 por ciento, mientras que en Panamá es de 72 por ciento.

Pero comparemos a México con la mayor potencia latinoamericana, Brasil; la IFC señala que en esta nación el financiamiento bancario al sector privado tiene una tasa de 71.8 por ciento como proporción del PIB.

La tasa de financiamiento bancario al sector privado de la banca que opera en México, ubicada en 26 por ciento, está incluso por debajo de la tasa promedio de Latinoamérica, que se ubica en 47.4 por ciento, y es inferior a la de Colombia, otra economía que dista mucho del tamaño de la nuestra.

Respecto a su principal socio comercial, México tampoco queda bien parado, en Estados Unidos el crédito bancario al sector privado es de 51.7 por ciento, que medido por el tamaño de su economía es una tasa muy alta.

Los bancos cuentan con una liquidez histórica, los llamados fundamentos de la economía parecen sólidos incluso de cara al proceso electoral, lejos han quedado aquellos momentos en los que la economía quebraba cada seis años, incluso hoy indicadores como el tipo de cambio tienen un desempeño jamás visto, por si fuera poco, México tiene una oportunidad histórica con el Nearshoring, dicho de manera coloquial, a México se le han alineado las estrellas.

Pero los bancos que operan en el país prestan poco, es una tendencia que data de al menos los últimos seis años, y es un desempeño que no le sirve a México, hoy más que nunca requiere del crédito bancario para aprovechar este momento histórico.

MÁS NOTICIAS:

Comentarios