Estilo de Vida

Consejos básicos para una cocina saludable

En Estilohoy.com te damos algunos tips para que aprendas a preparar tus alimentos de modo que no pierdan sus nutrientes.

19-04-2010, 5:00:00 PM

Se suele decir que somos lo que comemos. Pero además, los especialistas aseguran hoy día que también cómo lo comemos. Es que para que los alimentos nos aporten sus mejores nutrientes hay que prepararlos de ciertas formas y no en otras.


Según investigaciones realizadas por profesionales de la Universidad de Stavanger, en Noruega es clave además de la calidad y la variedad de alimentos, frutas y verduras- la elección del método de cocción y la manera de preparación.


Wenche Frolich, experta en alimentación, recuerda que la comida saludable no debe ser cocinada de manera que destruya sus moléculas y valores nutricionales. La investigadora recuerda que según el tipo de preparación de los alimentos muchos nutrientes pueden destruirse y dejar de ser valiosos. Y ofrece algunos ejemplos posibles para cocinar sano:


Los consejos básicos de una cocina saludable


– Hervir las verduras el mínimo tiempo posible y en poco agua. Y servirlos lo antes posible luego de terminar su preparación.


– Cocinar usando el horno a microondas no es diferente ni afecta a los alimentos. En otras palabras, es similar a cocinar en forma tradicional.


– Freír vegetales en una sartén destruye, en general, las moléculas y compuestos nutricionales más efectivos y saludables.


– Ni la materia prima cruda, antes de ser elaborada, ni la comida ya cocida debería ser almacenada durante demasiado tiempo. Cuanto menos días transcurran entre la cocción y su consumo, mejor es, desde el punto de vista nutricional.


– Los vegetales de hojas verdes, como la lechuga, pierden moléculas y compuestos como el folato mucho más rápidamente si se almacenan en lugares no refrigerados y con fuerte luz. En general, los vegetales deberían ser puestos en el refrigerador lo antes posible.


Como conclusión Frolich recomienda variar la dieta, aumentar la ingesta de pescado y reducir la cantidad de carnes rojas; minimizar la cantidad de grasa y calorías, comer diariamente ensaladas de verduras crudas, de diversos colores, y aumentar las porciones de fruta hasta llegar a 2 o más por día.


Gracias a www.neomundo.com.ar   por la información.