Buscador
Ver revista digital
Opinión

Cómo apoyar a la mujer en su rol de madre, esposa y líder en los negocios

11-03-2024, 6:00:00 AM Por:
Empleo mujer
© Envato Elements

México es el cuarto país con menor participación económica de la mujer en los países de América Latina.

Por María Concepción del Alto*

El valor que aportan las mujeres a la economía y la sociedad es innegable. Desde su alto sentido de la responsabilidad, un manejo eficiente del tiempo y la atracción y retención de personas con talento, hasta mejoras en temas de creatividad e innovación; lo cual se traduce en mayor rentabilidad de las organizaciones o empresas donde participan. Pero sobre todo lo anterior, su papel en la gestación y formación de los seres humanos que vendrán a conformar las siguientes generaciones es un activo de valor incalculable que se debe proteger y preservar.

Afortunadamente, en México este tema se ha vuelto más relevante y cada día se incrementa el número de empresas que están generando más iniciativas para apoyar a la mujer, impulsando un cambio cultural donde el hombre también pueda ejercer roles que permitan un desarrollo más armónico de las personas..

De acuerdo con los datos del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), han mejorado los indicadores de la participación de la mujer en posiciones de liderazgo. Por ejemplo, se tiene un 25% en direcciones jurídicas, un 11% en direcciones de finanzas, un 4% en dirección general y ya se cuenta con un 13% de participación femenina en los consejos.

Sin embargo, dentro de las tareas pendientes, México es el cuarto país con menor participación económica de la mujer en los países de América Latina. Países de menor tamaño y con economías más pequeñas han tenido mayor avance en el tema. De igual forma, la brecha salarial es del 35%, de acuerdo con datos de la ENOE, cifra superior a la media mundial.

En mi opinión, como madre y en mis roles como directora y consejera en empresas, para poder avanzar en el tema de la inclusión se requiere tomar acción tanto desde los organismos públicos como desde las empresas.

Por el lado del gobierno:

  1. Apoyar con legislaciones que promuevan la protección del empleo de la mujer, así como el cuidado de los hijos-familiares en corresponsabilidad con el esposo
  2. Beneficios fiscales para las mujeres emprendedoras (6.1 millones en México) y que puedan ser incluidas en la economía formal, con los beneficios que esto conlleva
  3. Estímulos fiscales para las empresas que tengan acciones de impacto social y en beneficio del cuidado de la familia

Por el lado del sector privado:

  1. Acciones efectivas para atraer y retener el talento femenino a través de programas que incidan en el cuidado de los hijos, tal es el caso de las guarderías o estancias infantiles, que va más allá de una sala de lactancia
  2. Más congruencia en las empresas que ponen en papel estrategias para impulsar el acceso de mujeres a posiciones de liderazgo, sin embargo en la práctica no lo aplican
  3. Crear más iniciativas que apoyen la inclusión financiera de la mujer, así como impulsar productos financieros que vayan acordes a sus necesidades
  4. Promover una verdadera disminución en la brecha salarial, ya que la mujer vive con la desventaja de un menor ingreso, pero una mayor carga emocional y física por el cuidado del hogar

El rol de la mujer en las empresas está comprobado que contribuye en mayor rentabilidad. Sin embargo, lo más importante es su rol en la sociedad, el cual ejerce como madre y que tiene una mayor trascendencia, ya que la formación y cuidado de sus hijos impacta en el entorno social, educando con valores.

Por el lado de las organizaciones, me siento muy contenta de que en EGADE Business School contribuimos desde hace varios años con una beca para las mujeres talentosas que buscan tener una mayor preparación, que les permita tener un sentido de realización y acceder a posiciones de liderazgo en forma equitativa. Adicionalmente, es de gran satisfacción ver que alcanzan sus objetivos con el apoyo en su familia y de su trabajo, que les permite poder balancear su rol de madre, esposa y líder en los negocios.

*María Concepción del Alto es directora nacional de la Maestría en Finanzas en EGADE Business School del Tecnológico de Monterrey.

Nota del editor: Este texto pertenece a nuestra sección de Opinión y refleja únicamente la visión del autor, no necesariamente el punto de vista de Alto Nivel.

MÁS NOTICIAS:

Comentarios