Economía

Qué causó la caída de Wall Street y cómo le afecta a México

Una caída de Wall Street bastante pronunciada ha arrastrado a diversos mercados en el mundo, incluido el de México. Te explicamos qué originó este desplome y cómo puede afectar al país.

09-02-2018, 9:20:33 AM
caída de Wall Street

El pánico que causó la caída de Wall Street ya se ha extendido por todo el mundo, incluido el mercado accionario mexicano, ante temores de un aumento en el precio del dinero en Estados Unidos mayor al esperado.

El S&P 500 y el Dow Jones, los índices referenciales del mercado estadounidense sufrieron sus mayores caídas porcentuales esta semana.

Primero fue el lunes, cuando el Dow Jones se hundió 1,175.21 puntos, o 4.60%, mientras que el índice S&P 500, que aglutina a las empresas estadounidenses de mayor capitalización, bajó 113.19 puntos, o 4.09%. Este jueves, las acciones se derrumbaron nuevamente en otra dramática sesión que confirmó una corrección del mercado, que acaba con casi nueve años de tendencia alcista.

“La polvareda no ha bajado todavía y creo que tanto los compradores como los vendedores están tratando de descubrir que es lo que quiere hacer este mercado en realidad”, dijo Jonathan Corpina, socio gerente de Meridian Equity Partners en Nueva York, de acuerdo con la agencia Reuters.

El Dow Jones se hundió 1,032.89 puntos, o un 4.15%, a 23,860.46 puntos, mientras que el índice S&P 500 cayó 100.66 puntos, o un 3.75 por ciento, a 2,581.00 unidades. El índice Nasdaq Composite bajó 274.83 puntos, o un 3.90 por ciento, a 6,777.16 unidades.

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) también perdió este jueves, arrastrada por el desplome de Nueva York. El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), el principal indicador cayó de 48,976.45 a 47,862.10 puntos, una caída de 2.28%.

¿Qué causó la caída de Wall Street?

Desde fines de marzo de 2009 al viernes pasado, el S&P 500 acumuló un alza de 250%, mientras que la renta variable global subió más de 200%, medida por el índice MSCI World, de acuerdo con datos del Nasdaq y Natixis IM.

Gran parte de las ganancias de los mercados accionarios obedece a que como consecuencia de la crisis financiera que estalló en el 2008, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), recortó su tasa de interés a cero por ciento y además su hoja de balance pasó de 909,282 millones de dólares a 4.45 billones de dólares a finales del 2017.

Por lo que ante tasas tan bajas y mayor dinero en la economía, los inversionistas buscaron activos que pagaran rendimientos atractivos, como las acciones.

Tras el triunfo de Donald Trump en la presidencia de Estados Unidos, los mercados recibieron un impulso extra ante la promesa del republicano de recortar los impuestos corporativos.

No obstante, ahora el temor detrás de esta venta masiva de acciones, es que los datos económicos de Estados Unidos están mejorando, y los inversionistas temen que esto llevará a la Fed a tomar medidas más agresivas hacia su postura de política monetaria, es decir, un aumento mayor a lo esperado en su tasa de interés referencial para evitar presiones inflacionarias. Esta es la causa principal de la caída de Wall Street esta semana.

La economía de Estados Unidos creó 200,000 empleos en enero y los salarios crecieron 2.9%, su mayor alza en ocho años.

“Esta corrección ya se esperaba desde el 2017, no se puede mantener esta tendencia alcista por mucho tiempo”, comentó Jimena Maldonado, analista de CM Derivados.

La especialista agregó que, el principal temor entre los inversionistas es la inflación en Estados Unidos, ya que con mayores niveles de empleo y salario, los consumidores gastan más, por lo tanto puede haber presiones inflacionarias, lo que puede llevar a la Fed a aumentar su tasa de interés más de lo esperado.

Este movimiento de la Fed, le brinda un mayor atractivo a los activos de deuda, que además, son instrumentos de inversión menos riesgosos que la acciones.

Caída de wall street bolsa

 

¿Y a México cómo le afecta?

La consecuencia para México de la caída de Wall Street es que la autoridad monetaria, es decir el Banco de México, suele replicar estos movimientos, para que los activos mexicanos no pierdan más atractivo. Sin embargo, mayores tasas de interés frenan el consumo y tienen un impacto en la actividad bancaria ya que tasas más altas incrementan el costo de los créditos.

Este jueves, el Banco de México anunció un aumentó de 25 puntos base a la tasa referencial, con lo que se ubicó en 7.5%, su nivel más alto desde 2009. (Aquí te contamos cómo te afecta este movimiento de Banxico)

“Sería absurdo pensar que la Fed se va a sentar y no hará nada cuando la salud económica del país esté mejorando. Los inversionistas no deberían preocuparse por el hecho de que la mejora de las condiciones de salud del país requiere condiciones (monetarias) normales. La venta masiva en el mercado no es más que una corrección del mercado largamente atrasada”, escribió en una nota Naeem Aslam, jefe de análisis de mercados de la firma ThinkMarkets.

Toda esta situación se suma al cambio de estafeta en la Fed. Janet Yellen dejo la presidencia del banco central más poderoso del mundo, y en su lugar llegó Jerome Powell, quien juró este lunes como presidente de la Fed.

De acuerdo con Bloomberg, la llegada de Powell ha elevado la duda de si los responsables de la política monetaria se detendrán en el 3% de la banda superior del objetivo de la tasa de la Fed, en un escenario en el que pueden pasar semanas antes de que los inversionistas escuchen al nuevo presidente.

Maldonado espera que si bien, esta corrección se extienda en el corto plazo, no se vea como algo definitivo.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dijo este martes ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes que la administración de Trump está monitoreando los mercados bursátiles, pero agregó que están funcionando “muy bien”, según un reporte de MarketWatch.

Con información de Reuters.