Buscador
Ver revista digital
Finanzas

Bitcoin consume más energía que Argentina, pero ya no es rentable minar

10-07-2024, 3:39:39 PM Por:
© Pixabay

La minería de Bitcoin consume más energía que países como Argentina, pero las ganancias de los mineros cayeron hasta un 63.9% desde el halving.

Desde su creación en 2009, el Bitcoin (BTC) ha experimentado un crecimiento exponencial, tanto en popularidad como en consumo de energía. La minería de Bitcoin, el proceso mediante el cual se validan las transacciones y se aseguran la red, consume cantidades significativas de electricidad, un factor que se exacerba con cada uno de los halvings. De hecho, es posible afirmar que la minería de Bitcoin consume más energía que países como Argentina, pero que actualmente las ganancias de los mineros se han visto recortadas hasta un 63.9% con respecto a antes del último halving.

En julio del 2024, Digiconomist estima que el consumo anual de electricidad de Bitcoin asciende a 172 Terawatts-hora (TWh), una cifra que está por encima del consumo eléctrico de países como Emiratos Árabes Unidos (161.89 TWh), Polonia (156.86 TWh), Pakistán (145.99 TWh), Suecia (129.93 TWh) o Argentina (127.98 TWh).

El halving de Bitcoin es un evento que ocurre aproximadamente cada cuatro años, donde la recompensa por minar un bloque de Bitcoin se reduce a la mitad. Este mecanismo está diseñado para controlar la oferta de Bitcoin y mitigar la inflación. Desde su creación, Bitcoin ha pasado por varios halvings: en 2012, 2016, 2020 y el más reciente en 2024. Cada halving reduce a la mitad la cantidad de nuevos bitcoins que ingresan al mercado, impactando directamente la rentabilidad de la minería.

Actualmente, la minería de Bitcoin consume 16.1% menos energía que en su máximo histórico reportado para el 2021, posiblemente por mejoras en el hardware que usan los mineros.

Durante el último halving, la recompensa por bloque de Bitcoin se recortó de 6.25 BTC a 3.125 BTC, lo que ha hecho menos rentables a los mineros, que tienen costos operativos más altos. Como resultado, algunos mineros han salido del mercado, llevando a que la red disminuya la dificultad necesaria para emitir nuevos Bitcoins.

Para minar Bitcoin, se necesita que exista una red de computadoras resolviendo complejas ecuaciones matemáticas. La dificultad se mide en una medida llamada hash, que expresa los intentos que las máquinas de minería deben hacer antes de resolver el rompecabezas criptográfico. Entre marzo y mayo, la dificultad alcanzó un máximo histórico de 88.10 terahashes. Precisamente, en julio del 2024 la dificultad ha caído a 79.5 terahashes, lo que significa que actualmente es 9.7% más sencillo minar BTC.

Si el precio de Bitcoin disminuye, como ha venido ocurriendo durante el último mes, llevando a la cotización de 70,000 dólares a 57,000, se necesitan equipos más eficientes para mantener la rentabilidad de los mineros; o en su defecto, menores costos en la energía.

Sin embargo, las recompensas para los mineros, que resultan de medir el hash contra el precio (hashrate), se ubica en mínimos históricos. Mientras que antes del halving, los mineros tenían ganancias diarias de 79 millones de dólares, actualmente sus beneficios rondan los 29 millones, una reducción de 63.9%.

El halving afecta no solo a los mineros, sino a todo el ecosistema de Bitcoin, incluidos inversionistas y usuarios que interactúan con la criptomoneda. Históricamente, los halvings preceden a aumentos significativos en el precio de Bitcoin, aunque no de manera inmediata. La reducción en la tasa de emisión de nuevos bitcoins puede influir en la percepción de escasez y valor del activo digital, afectando su precio a largo plazo.

MÁS NOTICIAS:

autor Sociólogo (FCPyS-UNAM) y especialista en historia del Pensamiento Económico (FE-UNAM). Escribo sobre eventos macroeconómicos, mercados financieros y finanzas personales.

Comentarios