Estilo de Vida

Belem do Pará, exótica variedad de productos marinos

Mucho antes de ser cocinados, los pescados de Belém do Para ya son de una variedad alucinante.

14-04-2009, 5:00:00 PM

Si emprendes un viaje a Brasil y sientes fascinación por el buen gusto en lo que a comidas marinas se refiere, tu parada obligada debe ser Belem do Pará. A esta hermosa ciudad brasileña llegan especies que sólo pueden darse en esta parte del mundo.


Belem do Pará es una ciudad situada en la boca del río Amazonas, donde nadan más de dos mil clases diferentes de peces. No por nada, la principal estrategia turística se ha centrado en su exquisita gastronomía marina. En apenas cuatro años han surgido sesenta nuevos bares y restaurantes, con una gran calidad de platos y ambientaciones.


Lá em Casa, es el restaurante especializado en cocina de la región. Aquí las delicias gourmet que prepara Paulo Martins, el chef más prestigioso de la amazónica ciudad, son deleite obligado de cada día.


Una especialidad de la gastronomía de Pará es el jambú. Esta hoja se usa en la medicina popular, pero su principal atributo en la mesa es su propiedad anestésica. Masticado provoca un hormigueo en los labios y la lengua, con lo cual los sabores de los otros ingredientes se ven potenciados.


Utilizando este particular producto se prepara el “tacacá”, uno de los platos más famosos de la ciudad. Un caldo hecho con langostino, jambú y goma extraída de la mandioca brava. La mandioca brava es una variedad de tubérculo venenoso, pero que los lugareños saben procesar para utilizar en numerosas preparaciones. Un deleite exótico que te conviene probar.


Aquí se vive el futuro de la gastronomía. Un lugar vanguardista que podrás encontrar en el Estação Boulevard Castilho França, Estação das Docas.


En el centro antiguo de la ciudad encontrarás el restaurante Manjar das Garças, un lugar donde el buen gusto no se limita a lo que se sirve sobre las mesas; se trata de una construcción de madera de techos altos, que alberga obras de arte, y un suelo de vidrio que deja ver las piezas del Museo del Navío, ubicado en la planta inferior.


Aquí, el chef Alexandre Righetti, te podrá recomendar la lasaña de salmón ahumado con frutos de mar, crema agria y jambú, uno de los platos del menú “Confidence” que consta de cinco platillos diferentes acompañados de un buen vino, que puedes degustar por la noche.


En verdad, un paraíso de la gastronomía marina…Tómale el gusto.