Para EntenderPolítica y Sociedad

Así es como toma forma el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México

El nuevo aeropuerto ya tiene un gran avance, visible desde el aire, sin embargo, el proyecto tiene aún varios obstáculos físicos y políticos que superar.

01-06-2017, 10:19:07 AM
nuevo aeropuerto
Carlos Tomasini

Al despegar del actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, ya se puede apreciar el avance de las obras de la nueva terminal aérea que empieza a tomar forma (como puede verse en la imagen) y en donde ya se distinguen claramente algunas secciones, como dos de las tres pistas que tendrá.

Hasta el momento la obra ya tiene concluido el drenaje pluvial, 48 kilómetros de caminos internos y está en comienzo la construcción de las pistas 2 y 3.

En estos momentos está en inicio la cimentación del edificio terminal, la torre de control y el centro de transporte terrestre.

El avance parece cada vez más a la maqueta los arquitectos Norman Foster y Fernando Romero, diseñadores del proyecto, en particular ya se puede distinguir la X que conforma la estructura principal, y que está inspirada en el nombre de México. Esta estructura representará el sol como elemento unificador al centro, y en interiores los colores y formas del arte popular mexicano.

https://twitter.com/gobmx/status/847539207610486785

Cabe señalar que en este año se realizarán 20 licitaciones, que equivalen al 85% del proyecto, según Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México. Los avances y las licitaciones en progreso contrastan con los cuestionamientos que ha recibido esta construcción.

La propuesta de AMLO

En marzo pasado, Andrés Manuel López Obrador, líder del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y aspirante a la presidencia de la República, propuso detener la construcción de esta obra para sustituirla por la creación de dos pistas nuevas en el aeropuerto militar de Santa Lucía, cerca de la zona de Teotihuacán, en el Estado de México.

“¿Cuánto costaría ampliar el aeropuerto de Santa Lucía y conectarlo con el actual aeropuerto con dos pistas? En vez de 180 mil (millones de pesos), cuando mucho, cuando mucho, 40 mil millones”, dijo López Obrador a través de un video publicado en sus redes sociales.

El proyecto de López Obrador contempla que esas nuevas pistas operen de manera simultánea con las dos del actual aeropuerto, y comunicar ambas terminales, que se encuentran a unos 40 kilómetros de distancia, mediante un tren rápido.

El tema pendiente sería verificar que ambos aeropuertos puedan funcionar de manera simultánea, aunque la Secretaría de Comunicaciones y Transportes insiste (SCT) en que sería “técnicamente imposible”.

Desde el Estado de México

Pero para impulsar esta propuesta, el ex jefe de Gobierno de la Ciudad de México ha señalado que no tendría que esperar a ganar la presidencia.

En diversas ocasiones durante la campaña a la gubernatura del Estado de México, expresó que, de ganar la candidata de su partido, Delfina Gómez, le propondrían al presidente Enrique Peña Nieto detener las obras del nuevo aeropuerto, y aprovechar esas casi 5,000 hectáreas localizadas en Texcoco para crear instalaciones deportivas.

El proyecto del área deportiva dentro de los terrenos que hoy están delimitados por una barda perimetral de 33 kilómetros (tres cuartas partes de la distancia que se recorre en un maratón), sería de grandes proporciones, ya que, por ejemplo, la Ciudad Deportiva de la Magdalena Mixuca, con instalaciones como el Autódromo Hermanos Rodríguez en su interior, mide alrededor de 92 hectáreas.

Los que están nerviosos

Y aunque algunos políticos, como el presidente nacional del Partido Revolucionario Institucional, Enrique Ochoa, ha calificado de “ocurrencia” este señalamiento del tabasqueño, hay otros que piden que se tome en serio.

A finales de marzo, durante la inauguración del 42 Tianguis Turístico de Acapulco, Pablo Azcárraga, en su calidad de presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico, demandó al gobierno federal “blindar” la construcción del nuevo aeropuerto para garantizar su continuidad durante el próximo sexenio, que inicia en diciembre de 2018.

”Los empresarios no podemos darnos el lujo de que si cambia el gobierno y la forma de ver esto, detengamos nuevamente un proyecto que es fundamental no sólo para el turismo, sino para toda la economía de México”, señaló el hotelero.

El Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, instancia encargada de la construcción de la obra, ha asegurado que la inversión está protegida y garantizada para que continúe a pesar de un cambio de gobierno.

¿Cómo terminaría el sexenio?

A inicios de mayo, ese grupo reveló que todo el proyecto de la nueva terminal aérea tiene un avance de 30%, mientras que el progreso de las obras de construcción es de 15%.

Actualmente, se están construyendo tres pistas, las cuales funcionarán de manera simultánea para atender hasta casi 68 millones de pasajeros anuales.

Para noviembre de 2018, se prevé dejar las pistas 2 y 3 totalmente terminadas y la estructura del nuevo edificio terminal y de la torre de control, lo que representaría entre 50% y 60% de avance. Es decir, si la nueva administración lo detiene, tendría que buscar la manera de aprovechar esa infraestructura que ya estaría construida.

Si todo sigue conforme a lo planeado, en octubre de 2020 deberá despegar el primer avión de este aeropuerto, cuando la nueva administración esté a punto de cumplir su segundo año. Inmediatamente después, iniciaría la segunda fase, que contempla una segunda terminal y tres pistas más, con lo que sería capaz de albergar hasta 125 millones de pasajeros.

Así, el plan de vuelo del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México sigue cumpliéndose a pesar de las turbulencias. Ahora hay que ver si podrá llegar sano y salvo a su destino.

Relacionadas

Comentarios