NegociosPara Entender

Así fue como los abonos chiquitos de Elektra conquistaron a la Bolsa

Elektra recuperó la buena racha en sus negocios y está de vuelta con sus abonos chiquitos que conquistan a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

15-08-2017, 1:40:29 PM
Elektra conquista a la Bolsa.
Reuters. Elektra conquista a la Bolsa.

Las acciones de Elektra están que arden. Con un 200% de revalorización en lo corrido de 2017, la empresa de comercio de productos especializados -tecnología, muebles y autos- del Grupo Salinas es uno de los títulos que más han subido en la Bolsa Mexicana de Valores en lo que va del año.

De cotizar en unos 265 pesos por acción a inicios de año, los papeles de Elektra han pasado a rondar los 800 pesos en los últimos días, una espectacular subida en sólo siete meses que dibuja una sonrisa en aquellos que tenían el valor en cartera, mientras que por otro lado hace soñar a los que están fuera con aquella oportunidad perdida de “si hubiera comprado no sé cuántos títulos de Elektra hace unos siete meses ahora nadaría en plata”.

Veamos en el gráfico cómo se ha comportado está fantástica acción:

Elektra y el comportamiento de sus acciones.

Yahoo!

¿Y por qué? ¿Qué ha propiciado está fuerte subida? ¿Qué ha hecho que Elektra se revalorice tanto? En pocas palabras, la compañía, que forma parte del Grupo Salinas, ha cosechado unos fantásticos resultados financieros en los últimos meses, lo que ha generado unas altas expectativas entre los inversionistas de que en el futuro van a ser aún mejores.

Un mejor desempeño y expectativas de crecimiento

Su Ebitda en 2016, un índice que entre otras cosas nos sirve para medir el desempeño de la compañía, fue un 28% más que en 2015. En total, el ebitda fue de 13 mil millones de pesos (mdp) en 2016, mientras que en 2015 fue de unos 10 mil mdp.

La clave es que se trata de una fuerte subida en sus resultados financieros después de algunos años en los que anduvo renqueante sin registrar apenas crecimiento, además de varias caídas.

Por ejemplo, el ebitda en 2012 fue de 11 mil mdp. Luego en 2013 cayó a 9mdp, por lo que su desempeño fue peor que el año anterior, y en 2014 se mantuvo en torno a los 9mdp.

Y de repente la compañía pega un subidón y se marca una subida de casi el 30% en su ebitda, de un año para otro teniendo además menos puntos de contacto con el consumidor, es decir, de venta.

En 2015 tenía 7,963 y en 2016 registraba unos 7,300 en EU, México y otros países de América Latina, lo que significa que la compañía logrando crecer siendo más eficiente en sus costos -ahorrando más- y aumentando sus ventas con una mayor diversificación del portfolio de productos.

Clave: una menor morosidad

El negocio de Elektra es muy sencillo de entender. Ellos no ganan dinero sólo vendiendo un televisor o una moto de Itálika -que por cierto también fabrica Salinas-, sino dando préstamos hasta con un 70% de interés sobre el costo del producto, explica Verónica Uribe, analista de Banco Ve Por Más.

Por ejemplo, compras un TV que cuesta 10,000 pesos, pues ellos te ofrecen el préstamo y acabas pagando 17,000 pesos. Pero los pagos son semanales y muy parcializados, por lo que casi no se nota. Ese es el truco de la empresa que cuenta con el músculo financiero de Banco Azteca.

Muchos de sus clientes objetivos son personas de bajo poder adquisitivo que no suelen estar bancarizadas, por lo que Elektra, Coppel o Famsa son las únicas que les ofrecen los préstamos para comprar estos productos.

Y el mayor reto al que se enfrenan es registrar una elevada morosidad, una problemática que se ha ido reduciendo en los últimos años.

“Elektra tenía hace pocos años una morosidad de un 6% y ahora es como del 2.6%. Y en Famsa era del 16% y ahora es del 6%”, explica Uribe sobre un mejor manejo de las carteras que está reflejando el sector.

Visto de otro modo, de 100 personas que toman un crédito con Elektra, sólo dos no lo pagan, un excelente ratio para el negocio.

Así que ante la expectativa de que la empresa presente buenas cifras de ventas en los próximos ejercicios debido a una decreciente morosidad, las acciones han subido de manera escandalosa a pesar de la rampante inflación que ha registrado México en lo corrido del año.

Pero para Uribe, la inflación no afecta en exceso al sector de consumo en el que participa Elektra, ya que “el consumidor no tiene muchas más opciones” si quiere adquirir estos productos. Es decir, tiendas como Liverpool o el Palacio de Hierro están fuera de su órbita de consumo, por lo que Coppel, Elektra y Famsa son sus únicas opciones.

Y efecto Trump

¡Y cómo no íbamos a citar al presidente de los EU! Donald Trump es a pesar de lo que podamos pensar, un agente clave que ha ayudado a impulsar no sólo a las acciones de Elektra, sino a la BMV en general.

Desde octubre de 2016 hasta noviembre del mismo año, cuando Trump ganó las elecciones, las acciones de Elektra bajaron ligeramente. Igualmente, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPyC) cayó en el mismo periodo casi un 10% ante el temor de que el Republicano pudiera ser dañino para la economía mexicana.

Pero desde entonces, la renta variable no ha hecho más que subir. Así, Elektra registra una revalorización desde enero de este año de un 200% y el IPyC sube más de un 15% desde entonces y ha superado por primera vez en su historia la barrera psicológica de los 50,000 puntos.

Como puntualización en ese aspecto, nos queda una lección para invertir en bolsa: utilizar siempre el sentimiento contrario al invertir.

Dicho de otro modo, parecía que la victoria de Trump provocaría el fin de la economía mexicana, pero ocho meses después vemos que no sólo el mundo sigue girando, sino que además que aquellos que se lanzaron a la renta variable en ese momento de turbulencia han sacado pingües beneficios: a río revuelo, ganancia de pescadores.

Adrián Espallargas es también autor del blog de inversión en bolsa a largo plazo euroaeuro.com

Así fue como TV Azteca enfrentó la crisis y ahora gana con Netflix

Relacionadas

Comentarios