Estilo de Vida

Aprovecha las propiedades del ajo y cebolla

Estas prestigiosas verduras tienen un alto poder medicinal que supera los descubrimientos que de ellos hicieron las civilizaciones antiguas.

27-04-2009, 5:00:00 PM

Conocidos prácticamente en las artes culinarias de todos los continentes, la cebolla y el ajo se pueden encontrar en los platos más populares y en las más delicadas y exquisitas recetas de gourmet mundial.


Es en la exótica gastronomía asiática donde estos dos vegetales alcanzan el máximo esplendor en el menú de varios países, y es también en esa región del mundo donde primero se explotaron las cualidades terapéuticas de ambos.


Es durante la época de los mongoles cuando la cebolla salta de las cabañas a los palacios y se instala en la mesa de los reyes. Macerada, extraído su jugo y mezclado con una pequeña cantidad de miel, se usa para combatir la obesidad. También se utiliza su jugo estimulante para luchar contra las enfermedades respiratorias.


No menos sobresaliente que el de la cebolla, es el papel del ajo en la cocina y la farmacopea. Al igual que las cebollas, pasó de simple aderezo de comida popular a ingrediente indispensable en los platos más degustados por la realeza y de ahí a herramienta curativa en manos de los galenos de todas las épocas.


La posibilidad del ajo de conservarse durante largo tiempo llamó la atención de botánicos y médicos, usándolo estos últimos como una medicina destinada a aumentar la longevidad del hombre.


Estudios más recientes efectuados por especialistas indios, plantean que el ajo tiene la propiedad de prevenir y retardar la formación de radicales libres, señalados por la ciencia como los principios sospechosos de la formación de los tumores por su influencia en la modificación del DNA.


No cabe duda que presente y pasado están de acuerdo respecto al enorme poder que el pequeño bulbo herbáceo posee para ayudarte en la preocupación por la juventud eterna.


Estas prestigiosas verduras tienen un alto poder medicinal que supera los hallazgos de las milenarias culturas orientales.


Los avances en la investigación del campo de la medicina en occidente indican que el ajo y la cebolla ayudan en la prevención de enfermedades vasculares y del cáncer. Se ha comprobado que los sulfuros presentes en ambos productos previenen los procesos cancerígenos de la piel, de los pulmones y del intestino.


Dos alimentos que responden ampliamente a las altas expectativas de salud que la vida actual te exige. Para aprovechar mejor sus virtudes, debes ingerirlos diariamente, crudos o poco cocidos. Porque fritos o asados pierden estilo y propiedades saludables.


Qué más cool, simple y sofisticado que una exquisita }crema de cebolla acompañada de un buen suovignon blanc. Un menú digno de la mejor gastronomía mundial…  llévalo a tu mesa.