Buscador
Ver revista digital
Opinión

Aportaciones de la contaduría a un entorno profesional más equitativo con las mujeres

09-03-2023, 8:40:46 AM Por:
mujer lider
© Envato elements

La contaduría pública es la tercera carrera con mayor número de personas egresadas, de las cuales el 55% son mujeres.

El reconocimiento de las aportaciones de la mujer a la vida social, política y económica ha recorrido un camino complejo durante muchos años. 

No obstante, es un hecho innegable que nuestras actividades han contribuido al desarrollo de la humanidad, no sólo desde actividades primarias, sino también en campos más complejos como la investigación, la academia, la tecnología, así como desde posiciones de liderazgo en organizaciones nacionales e internacionales.

Para tener perspectiva desde el ámbito económico, basta mencionar que, a nivel mundial, la tasa de participación de las mujeres en el mercado laboral es del 47%, mientras que la de los hombres alcanza el 80%. De entrada, este contraste plantea un reto de inclusión importante para la sociedad.

En México, la situación no difiere de ese dato. Información de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), indica que las mujeres profesionistas representan el 46.7 % del total de los profesionistas ocupados, lo que coloca a México por debajo del promedio mundial, que es de 48.5%.

Si profundizamos un poco más, podemos afirmar que, pese asumir diversas responsabilidades en el entorno familiar y productivo, encontramos indicadores como el siguiente: entre el tercer y cuarto trimestre de 2022, los hombres ocupados reportaron un aumento del ingreso laboral real de 2.5%; en contraste, las mujeres enfrentaron una reducción de 1.0% en el mismo periodo, según estimaciones de Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL).

En este contexto, desde la Contaduría Pública, las afiliadas al Instituto Mexicano de Contadores Públicos hemos conformado un grupo de profesionales que, desde sus actividades en materia de asuntos fiscales, de seguridad social, prevención de lavado dinero, impuesto global, gobernanza, nearshoring, tecnología financiera, auditoría contable, normas de información financiera, comercio internacional, normas de auditoría y aseguramiento, entre otros, contribuimos diariamente al crecimiento económico, así como al cuidado del interés público.

No obstante, en nuestro Instituto, que cuenta con 60 Colegios federados en todo el país, solo el 27 por ciento es presidido por mujeres; esto sin obviar que, a casi 100 años de su fundación, la primera Presidenta nacional del IMCP fue elegida hasta el año 2015.

Si bien esta participación ha tenido sus bajas y sus altas, la representatividad de mis colegas mujeres aumenta paulatinamente, pero no al ritmo deseable si consideramos que muchas profesionales de la contaduría afiliadas al IMCP se encuentran en posiciones estratégicas desde las cuales podrían proyectarse para ocupar más posiciones de decisión y no solamente operativas.

Como gremio, existen datos alentadores sobre la participación de las nuevas generaciones de hombres y mujeres en la producción de valor para nuestro país. Por ejemplo, el más reciente estudio comparativo del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) sobre las personas que estudiaron carreras universitarias indica que la Contaduría Pública ocupa el tercer lugar por el número de egresadas (1 millón 144 mil 892 personas), de los cuales la mayor parte (el 55%) son mujeres. A esto se suma que su tasa de ocupación es de 95.9% en promedio a nivel nacional.

Este potencial no surtirá los efectos deseados si no tomamos en cuenta los apuntes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que, para conmemorar el Día Internacional de la Mujer 2023, resalta la importancia de pugnar por un mundo digital inclusivo en el que la innovación y la tecnología sean palancas de la igualdad de género.
Al respecto, el informe Gender Snapshot 2022 de ONU Mujeres, indica que “la exclusión de las mujeres del mundo digital ha recortado 1 billón de dólares del producto bruto interno de los países de ingresos bajos y medios en la última década”. Asimismo, afirma que esta pérdida “aumentará a 1.5 billones de dólares en 2025 si no se toman medidas”.

Para revertir esta tendencia será necesario, además, abordar el problema de la violencia en línea, que, “según un estudio realizado en 51 países, han sufrido el 38% de las mujeres”.

En resumen, son de reconocerse los avances logrados, pero también que los indicadores señalados nos motivan a seguir impulsando un cambio desde las organizaciones de profesionistas como el IMCP, instituciones educativas de todos los niveles, en los tres órdenes de Gobierno y las empresas, siempre en apego a derecho y bajo el principio de construir una sociedad más justa y equitativa para todos.

Como Presidenta del IMCP me hago cargo de esta situación, por lo que desde este espacio en Alto Nivel exhorto a mis colegas y a las demás organizaciones de profesionistas en el país, a seguir trabajando todos los días para lograr la inclusión laboral de las mujeres, igualdad salarial, así como la equidad en cuanto al acceso a posiciones directivas con base en méritos.

Nota del editor: Este texto pertenece a nuestra sección de Opinión y refleja únicamente la visión del autor, no necesariamente el punto de vista de Alto Nivel.

MÁS NOTICIAS:

autor Laura Grajeda es presidenta del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP). Cuenta con una maestría en Impuestos y un doctorado en Ciencias de lo Fiscal.

Comentarios