Estilo de Vida

Ali Larter, una belleza que madura y triunfa entre los más jóvenes

Ali Larter dejó de mostrar sus encantos en las páginas de revistas para triunfar entre los adolescentes en la pantalla grande y ahora es conocida por atrapar miradas en televisión.

22-03-2010, 5:00:00 PM

Ali parece que apenas entró a los veinte, pero en realidad ya es de las del “tercer piso”. Pero su permanencia en el mundo de las celebridades se debe más que a su bello cuerpo o su cara hermosa enmarcada por cabello rubio largo.


El mundo puso sus ojos sobre ella en 1994 cuando se dijo en una revista Esquire, que Tarantino había roto con Mira Sorvino para salir con ella y que Woody Allen le pidió que fuera la estrella de su siguiente película. Pero hasta entonces, Ali no sabía actuar, sólo mostraba su belleza como modelo, carrera que inició a los 13 años cuando la prestigiosa agencia Ford Models la contrató y mantuvo viajando hasta los 19.


En 1999 comenzó a hacerse de un nombre entre los adolescentes con su interpretación en las películas Varsity Blues y House on Haunted Hill, que incluso le hicieron ganar un Teen Choice Award. En  2000 participó en Final Destination y un año después en Legally Blonde. En 2003 apareció en la secuela de Final Destination compartiendo créditos con Amanda Peet y Ashton Kutcher.


Esto le fue suficiente para ganarse el papel de Niki Sanders y Tracy Strauss en la serie de televisión Heroes en 2006 y un año después protagonizó junto a Milla Jovovich Resident Evil: Extinction. Ese mismo año llegó al puesto #5 de la lista Maxim’s Hot 100. En 2009 se codeo con Beyonce Knowles en la película Obsessed que recibió muy buenas críticas.


Ali nació en Jersey, pero es una cosmopolita total pues ha vivido en Tokio, California, Australia, en Miami y Nueva York.  El 1 de agosto de 2009, Larter se casó con su novio el actor Hayes MacArthur, en una pequeña ceremonia que se llevó a cabo en la propiedad que la familia del novio.


La pareja lució totalmente fashion al llegar al altar. Larter portó un elegante vestido de la diseñadora Vera Wang con aplicaciones de encaje chantilly, muy usado en la confección española. El novio portó un traje y corbata de Ralph Lauren.