Tecnología

Air lanza su disco Love 2

Estos franceses son una muestra de que los buenos grupos siguen existiendo y que el Internet no mató a la estrella del rock.

17-05-2009, 5:00:00 PM

Calificados, a ratos, en estilo trip hop, sus melodías han sido aclamadas constantemente por la fama y más que bien aceptadas por el público, en especial el LP Moon Safari de 1998.


Pero remontándonos al origen, debemos viajar a Versalles en 1995 cuando Jean-Benoît Dunckel y Nicolas Godin fundan esta banda que ya asomaba “aires” de exquisitez y delicadeza musical, combinada con sintetizadores y referencias psicodélicas a lo Pink Floyd y bien ejecutadas partituras de jazz.


El nombre lo deben, sin duda, al anacronismo perfecto: Amour, imagination y rêve (amor, imaginación y sueño). Aunque otros…los menos, han especulado sobre la influencia de Jean Michel Jarre y su álbum Oxigene. En mi opinión, Benoît Dunckel y Godin tienen suficiente sensibilidad para lograr un buen nombre propio, abstracto y que materialice tanto…


Magnetismo Puro
Air siempre es fresco y novedoso. Si bien no todos los singles han sido aceptados con ovación, el trabajo de Air siempre se respeta. No en vano, en el 2000 Sofía Coppola les pidió hacer la banda sonora del film Las vírgenes suicidas.


El ritmo de sus creaciones responde a una electrónica suave, que se aleja de la experimentación Herziana. Lo anterior lo consolidan en 2004, con Talkie Walkie. Un disco cálido, y melancólico, que no presume y eso lo hace destacar aún más.


Talkie Walkie transporta a los buenísimos tiempos de Moon Safari. Surfing in a rocket es una de las canciones más populares de este trabajo que vendió 800,000 copias alrededor del mundo.


Air usa muchos instrumentos y efectos (como el Moog, Korg MS20, Wurlitzer y Vocoder), tanto en el estudio, como en vivo. Generalmente en sus conciertos en vivo incluyen versiones extendidas o alteradas de las canciones de sus álbumes e improvisan mucho en el escenario. Objetivo del próximo año: Verlos en vivo y en Francia.


Expectantes
En 2007 se editó el último álbum llamado Pocket Symphony. Un trabajo en donde la banda vuelve de nuevo a una forma más ambiental en su música, generando sensaciones al buen estilo de Air de estar en un trance entre el sueño y sensaciones espaciales.


La impresión de flotar con sonidos electrónicos, que se mezclan con pianos, guitarras e instrumentos de percusión de forma magistral crean en verdad hermosas melodías, casi sinfónicas. Además, cuenta con la colaboración del ex Pulp, Jarvis Cocker, y de Neil Hannon (The Divine Comedy).


De eso ya dos años. Como público estamos dormidos, esperando despertar y alzar el vuelo otra vez, en el aire, muy lejos.


 
By Antífona