Historias

Agua, esencial para la vida y salud

Un hábito tan simple como beber agua puede prevenir problemas renales, intestinales y circulatorios; además te hace fresh.

02-04-2009, 4:00:00 PM

A veces creemos que no es tan esencial, pero si el cuerpo no recibe la cantidad de agua necesaria, el metabolismo no funciona como debería. La nutrióloga Ana Campos, del Centro Internacional de Estética Corporal (www.ciecsa.com), explica porqué se altera el organismo:


La digestión puede tornarse lenta, pues los alimentos necesitan disolverse en una solución formada por jugos gástricos y agua.


La circulación de la sangre puede sufrir la carencia de un medio acuoso y correr a una velocidad menor de la aconsejable


Los riñones no cumplen la función de limpiar y mantener el equilibrio químico de la sangre eficientemente


Generalmente a las personas les disgusta beber agua. Es entendible porque es simple, inodora e insípida. ¡Sabe a nada! Sin embargo, el equilibrio entre la cantidad de agua que se ingiere y se elimina es muy importante: si un individuo tiene un déficit de hasta dos litros, sentirá sed; cuando la carencia es cercana a los cuatro litros es probable que sienta algunos síntomas de deshidratación, pero si la pérdida equivale a más de ocho litros, simplemente podría morir.


Un adulto elimina de dos a tres litros de agua diariamente a una temperatura ambiental promedio de 15 a 22oC. El agua se desecha en la transpiración, el vapor de agua en el aire espirado, la orina y la materia fecal. “Por eso, si no se consumen los mínimos requerimientos puede haber deshidratación y serias consecuencias en más de uno de los órganos del cuerpo”, advierte la nutrióloga Campos, del Ciecsa.


La cantidad diaria que debemos consumir es de ocho vasos de agua natural de 250 ml cada uno (entre dos o 2.5 litros diarios), sin considerar el líquido que ya contienen ciertos alimentos, como frutas, verduras, leche, sopas, caldos, huevo, cereales, etc. Las bebidas como café, té, refrescos y con contenido alcohólico no son muy recomendables porque son diuréticas y hacen que se eliminen cantidades extra de agua.


Algunas personas beben demasiada agua y hasta llegan a tomar 10 litros en un solo día. Confunden el exceso con la idea de sentirse saludables y estar muy bien hidratadas. Definitivamente, ponen su vida en riesgo, pues la abundancia de agua en el organismo ocasiona que los minerales como el potasio, sodio y magnesio se diluyan rápidamente en el torrente sanguíneo, ocasionando cansancio, calambres, dolores de cabeza y mareos.


Aunque no es considerada una patología, el consumo de agua en exceso puede ser una obsesión, llamada potomanía.