Estilo de Vida

Agasaja el paladar con la cocina de Okinawa

A diferencia del resto de la gastronomía japonesa, la cocina de Okinawa tiene variadas influencias culturales, que le confieren una personalidad exótica.

23-04-2009, 5:00:00 PM

La cocina de Okinawa también tiene su propia personalidad, muy distinta de la del resto del país. A causa de sus variadas influencias culturales, se divide en tres: el legado culinario de la dinastía Ryûkyû para los nobles, la comida de la gente ordinaria antes de la Guerra del Pacífico y la gastronomía actual.


A diferencia del resto de la gastronomía japonesa –a causa de la influencia china– gran parte de los alimentos están cocinados con aceite y su elaboración lleva más tiempo. El ingrediente por excelencia es el cerdo, del cual no desperdician absolutamente nada.


La cocina Ryûkyû, que representa la esencia de la cultura de Okinawa, tiene dos variantes: la tundabun, de gran elegancia, que era preparada para los nobles y presentada en platos laqueados para ocasiones especiales, y que hoy se sirve en los restaurantes tradicionales llamados ryotei, y, por otra parte, la comida del resto de la población, que consistía básicamente en vegetales y plantas medicinales, limitando el consumo del cerdo a la celebración de año nuevo y el Obon.


Mientras, la llegada de los norteamericanos modificó parcialmente la dieta de los okinawenses con embutidos y alimentos procesados, además de incrementar el consumo de carne.


El platillo típico por excelencia son unos tallarines conocidos como Okinawa Soba o Soba, que –a diferencia del resto del país– en la isla son gruesos y de harina de trigo, similares a lo que en otras partes de Japón llaman Udon.


Como turista interesado en la gastronomía querrás visitar el mercado principal, Makishi Public Market que, curiosamente, está administrado por mujeres. En el segundo piso hay un área de restaurantes donde puedes llevar productos comprados en el mismo mercado y te los preparan en el momento. ¡Una comida realmente fresca!