Buscador
Ver revista digital
Actualidad

Tabacaleras apuestan por los cigarros electrónicos, pero daños en la salud continúan en debate

09-12-2021, 3:23:42 PM Por:
Cigarro electrónico
© Depositphotos

Pese a que la SCJN ha declarado inconstitucional prohibir su comercialización, los especialistas advierten que los vapeadores resultan 'más mortales' que un cigarro tradicional.

Debido a la preocupación latente en la repercusión de la salud de los fumadores, la industria del tabaco ha buscado —durante décadas— distintas formas de que se consuma su producto de una manera menos nociva y peligrosa para el cuerpo humano y el medio ambiente.

Con el paso del tiempo, se agregaron los filtros y la comercialización de cigarrillos más ‘suaves’. No obstante, la quema del tabaco seguía siendo uno de los principales daños hacia el consumidor. Por tanto, se llegó a la creación del cigarro electrónico o vapeador, que ha ganado terreno y reconocimiento en los últimos años.

Incluso, compañías dedicadas a la comercialización de los principales cigarros del mercado, han apostado por dejar estos productos y migrar hacia dispositivos electrónicos que calientan el tabaco en vez de quemarlo. Tal ha sido el caso de Philip Morris, que pese a tener el 65% de participación el mercado, decidió inclinarse por las alternativas libres de humo.

Queremos tener un impacto positivo en los 15 millones de fumadores en el país. Por ello, hemos decidido abrir paso a la ciencia e innovación a través de productos revolucionarios como IQOS, y alcanzar un futuro libre de humo en el país como parte de nuestros objetivos para 2030”, dijo Andrzej Dabrowski, CEO de Philip Morris México, el pasado 27 de octubre.

El crecimiento de estos dispositivos ha llevado a las tabacaleras a frenar su producción de cigarros tradicionales y mirar hacia los nuevos productos, que a su vez son tema de debate entre autoridades mundiales, consumidores y expertos en la salud.

Quienes cuestionan la alternativa del cigarro electrónico, mencionan que el consumo de este sigue siendo nocivo pese a que el tabaco solo se calienta. Por otro lado, quienes lo defienden, creen que afecta en menor medida al consumidor y lo ayuda a dejar su adicción.

Nuevas disposiciones y regulaciones en el consumo de tabaco se dirimen en el poder Legislativo y en el Judicial. Se espera que antes del 15 de diciembre se reforme la Ley Antitabaco en México, donde se contempla eliminar de manera definitiva y en todo el país las áreas para fumadores en espacios cerrados o áreas determinadas —como terrazas o bares—, además de la prohibición de la publicidad referente al consumo del cigarro y el tabaco.

Por otro lado, en octubre pasado, el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) invalidó la fracción VI del artículo 16 de la Ley General para el Control del Tabaco. Es decir, se declaró inconstitucional prohibir de manera absoluta la comercialización, venta y distribución de cigarros electrónicos y vapeadores.

Te podría interesar: SCJN declara inconstitucional prohibir la venta de cigarros electrónicos

El argumento que siete de los 11 ministros que integran el Pleno del máximo tribunal del país dieron para dicha sentencia fue que “la disposición normativa trasgrede la libertad de comercio y el libre desarrollo de la personalidad” —ambos derechos humanos contemplados en la Constitución mexicana—.

En contraste, diversos organismos y especialistas acusan que los vapeadores o dispositivos electrónicos resultan igual de perjudiciales para la salud de sus consumidores, por lo que esperan que se reconsideren estas aseveraciones en un futuro, dentro de la búsqueda de una estrategia en la que se erradique el hábito de fumar dicha sustancia.

Fuerte apuesta por el cigarro electrónico

Philip Morris indicó que alrededor de 26 mil mexicanos ya usan su dispositivo IQOS, diseñado para calentar el tabaco y que 80 mil personas están interesadas en nuevas alternativas de consumo al cigarro convencional.

Aunque la compañía no están autorizada para anunciar o promocionar el dispositivo, ha hecho presencia en diversos medios de comunicación para hablar de las alternativas en el consumo del tabaco.

En tanto, Miguel Ángel Toscano, presidente de la organización Refleacciona con Responsabilidad y excomisionado de la Cofepris, acusa a la industria tabacalera por incentivar el consumo de este tipo de productos como esfuerzo para seguir comercializando el hábito de fumar, cuando también ‘mata’ a las personas.

No tenemos evidencia científica de que los vapeadores sean menos dañinos. Al menos sabemos por neumólogos y profesionistas de la salud que hoy en día existen muchos casos documentados de jóvenes con los pulmones cristalizados debido al uso del vapeador”, dice el ejecutivo.

Expresa que las tabacaleras no escatiman en gastos cuando se trata de publicitar sus productos, creando ideas falsas o argumentos sin respaldo, algo que especialistas y organizaciones han señalado desde su antecesor, el cigarro tradicional.

Tienen recursos ilimitados para publicitarse y además interferir en términos legales para que avancen o no dichas legislaciones. Tienen a personas que se sientan a comer con funcionarios para persuadirlos sobre las regulaciones”, menciona.

En entrevista, acota que los cigarros electrónicos finalmente son otra opción que paulatinamente conduce a sus usuarios a la muerte, por lo que espera que, en general, se reduzca la publicidad respecto al consumo de cualquier producto para ingerir nicotina, legislación que ocurriría antes de este 15 de diciembre.

Esperemos que la iniciativa federal planteada para controlar la publicidad de la industria tabacalera y el consumo en ciertos espacios se apruebe en los próximos días. El número de fumadores que fallecen al día es prácticamente el mismo que el de los decesos diarios por Covid-19 en México”, dice.

Nota: Se solicitó entrevista a Philip Morris para este reportaje, pero al cierre de edición del mismo, no se había tenido respuesta.

Cigarro electrónico, igual de nocivo que uno convencional, acusa UNAM

En Estados Unidos, los vapeadores de sabores están prohibidos desde 2020. No obstante, la FDA aprobó en octubre pasado el uso de tres dispositivos de RJ Reynolds. A la par, el consumo entre adolescentes y adultos ha cobrado fuerza en esta era de pandemia, ocasionando graves problemas de salud, apuntan expertos.

Recientemente, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), publicó un estudio donde establece que los cigarrillos electrónicos son incluso más dañinos que los tradicionales. Según la misma institución, sus repercusiones pueden incluso aparecer al día siguiente de comenzar a usarlos.

Se ha comparado con terapias de reemplazo de nicotina, como los parches por ejemplo, que se compran en la farmacia, y que sí dan resultado. Hay grupos provapeo, muchos pagados por la industria tabacalera, y argumentan una supuesta inocuidad de estos productos; hay mucha gente que se confunde, pero la realidad es que son muy dañinos a la salud”, menciona el estudio.

https://twitter.com/SalaPrensaUNAM/status/1462763056837103621

Aunque las compañías dedicadas a la producción y distribución de vapeadores argumentan que este utensilio es más amigable con el consumidor ya que “no quema el tabaco, sino que lo calienta”, la Universidad menciona que no hay evidencia científica que apoye estas afirmaciones.

Incluso, señala, esos dispositivos funcionan por medio de una batería para vaporizar una solución líquida que se inhala y que resulta más mortal que fumar un cigarro convencional, debido a que se trata de una combinación de componentes químicos, como el propilenglicol, el etilenglicol y la glicerina.

Además de las afectaciones al sistema respiratorio, se han reportado muchos casos de explosión de la batería que se utiliza para calentar el tabaco, lo que ha resultado en pérdida de falanges, e incluso de fractura de mandíbula”, dice el reporte.

OMS pide legislar sobre estos productos

Desde la perspectiva de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los vaporizadores y los cigarrillos electrónicos “presentan riesgos claros para la salud y de ninguna manera son seguros”. Tal es el caso que ha llamado a los gobiernos a legislar sobre estos dispositivos con el objetivo de “interrumpir su promoción y prohibir que se realicen afirmaciones falsas o no comprobadas sobre ellos”.

El organismo añade que, al igual que los cigarrillos tradicionales, los vapeadores causan repercusiones en la salud de las personas no fumadoras, por lo que sugiere que las autoridades los prohiban en espacios públicos o cerrados —donde suelen usarse bajo la primicia de que no dañan a terceros—.

No hay duda de que son perjudiciales para la salud y no son seguros. A la vez, tampoco hay pruebas suficientes para respaldar el uso de estos productos para dejar de fumar”, dicta la OMS.

La última expresión corresponde a las aseveraciones que recurrentemente hacen las tabacaleras, alegando que los cigarros electrónicos son ideales para quienes buscan dejar de fumar. Por el contrario, dice la OMS, dichas afirmaciones no tienen respaldo científico y al tratarse de nicotina, estos productos resultan igual de adictivos.

Se ha descubierto que algunos dispositivos que afirman estar libres de nicotina contienen nicotina, por lo que son particularmente peligrosos para los adolescentes. La nicotina es altamente adictiva y su exposición puede tener efectos nocivos duraderos para quienes aún se encuentran en desarrollo”, apunta la Organización.

Entre los riesgos que los consumidores de los cigarros electrónicos tienen, la OMS destaca las enfermedades cardiacas, trastornos y lesiones pulmonares, lesiones cutáneas o riesgos físicos visibles por el aparato —si estos llegaran a explotar de no ser manipulados correctamente—.

Vapeadores aceleran deterioro de la salud

Otro tema que preocupa a los expertos es la cantidad de nicotina que estos productos contienen y que se trasladan hacia el cuerpo del fumador. Guadalupe Ponciano Rodríguez, directora del Programa de Investigación y Prevención del Tabaquismo de la Facultad de Medicina de la UNAM, lo traduce como fumar hasta 60 cigarros a la vez.

En un cigarro tradicional hay cerca de un miligramo de nicotina por pieza; los pods o cápsulas de esos implementos que usan tabaco laminado pueden llegar a tener hasta 60 miligramos. Es como si fumaras 60 cigarros de una vez. Hemos visto que la nicotina actúa a nivel del músculo cardiaco, venas y arterias por lo que puede agravar padecimientos como la aterosclerosis”.

La Comisión de Salud, Población y Familia conformada por Congresistas de la República enfatiza que en el mundo, el tabaquismo causa la muerte de más de ocho millones de personas de manera anual —7 millones por consumo directo y 1.3 millones indirecto—. En México, cerca de 51 mil fallecen al año, un promedio de 141 personas al día.

Te podría interesar: Este es el primer cigarrillo electrónico que autorizó la FDA en EU, lo ve beneficioso para dejar de fumar

Por su parte, la directora del Programa de Investigación y Prevención del Tabaquismo hace un llamado a todas las personas para que se instruyan y conozcan la realidad sobre el daño que causan estos dispositivos, ya que al ser una práctica reciente, solo se han visto repercusiones a corto plazo y resultan alarmantes; se estima que en periodos más largos podrían ser letales.

Su praxis se ha normalizado y muchos jóvenes inician en el tabaquismo por el cigarro electrónico. Es importante aprender del pasado: con el tabaco nos costó mucho tiempo comprender las afectaciones que ocasiona. Si sabemos que causan daño, no tiene caso esperarse a que pasen 20 años para ver las consecuencias, porque implica que mueran muchas personas”.

advirtió la especialista

Lo último:

¿Te interesa el mundo del emprendimiento?
Conoce Emprendedor.com el medio lider en contenido de Ideas de Negocio, Startups, Finanzas, Noticias para emprendedores, Franquicias, Marketing, Inspiración, síguenos y proyecta lo que eres.

mm Coeditora de Alto Nivel, apasionada del lenguaje y periodista por la UNAM.
Comentarios