revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Actualidad

Senado elige a Rosario Piedra Ibarra como presidenta de la CNDH

La excandidata y exsecretaria de derechos humanos de Morena sustituirá en el cargo a Luis Raúl González Pérez

07-11-2019, 4:59:01 PM
María del Rosario Piedra Ibarra

SCon el voto de 76 senadores de 114 que estaban presentes, este jueves el pleno de la Cámara alta eligió a María del Rosario Piedra Ibarra, exsecretaria de Derechos Humanos del Comité ejecutivo de Morena, como nueva presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en sustitución de Luis Raúl González Pérez.

A partir del próximo 16 de noviembre, la también excandidata morenista e hija de la luchadora social Rosario Ibarra de Piedra, se convertirá en la segunda mujer en dirigir a la CNDH, después de la jurista Mireille Roccatti, quien ocupó la presidencia de esa institución de 1997 a 1999.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos nació en 1992, en reemplazo de la Dirección General de Derechos Humanos, que se creó en 1989 como la primera entidad defensora de esos derechos en nuestro país.

La elección de la nueva Ombudsperson de México se efectuó en la tercera votación realizada por los senadores, ante la falta de consenso, incluso dentro de la mayoría de Morena, sobre los candidatos de la terna que se integraba por José de Jesús Orozco Henríquez, extitular de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Arturo Peimbert Calvo, actual defensor de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, y Rosario Piedra Ibarra.

Identificada como una persona cercana al presidente Andrés Manuel López Obrador, la próxima titular de la CNDH propuso en su comparecencia ante senadores que esa institución debería cambiar de nombre, para convertirse en la “Defensoría del Pueblo”, una reforma que ya ha sido mencionada en varias ocasiones por el mandatario mexicano.

Piedra Ibarra, que fue candidata a diputada federal por Morena, ha laborado como docente de educación especial, es licenciada en psicología por la Universidad Autónoma de Nuevo León, y maestra en psicopedagogía por la Escuela de Ciencias de la Educación. Como activista, se ha especializado en la defensa de los derechos de las personas con discapacidad.

El ser militante del partido en el gobierno, en su opinión, no le restará independencia a su labor en la CNDH. Pues “no se ha logrado entender que simpatizar con el gobierno actual y tener una afiliación partidista no significa sumisión”, dijo a principios de noviembre a diversos medios de comunicación que la cuestionaron sobre su relación con el titular del Ejecutivo federal.

No obstante, en su plan de trabajo mencionó que coincide con el diagnóstico que López Obrador ha hecho de las labores de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, institución que “ha servido al poder en turno”, afirmó Piedra Ibarra.

Reestructuración de fondo

María del Rosario Piedra Ibarra planea implementar una reestructuración a fondo de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, para conseguir que “llegue la justicia” a las víctimas de violaciones a los derechos fundamentales.

Además de que la CNDH debe ser un organismo que tenga independencia, considera que también debe convertirse en una institución eficaz que proteja de manera efectiva a todos los mexicanos, sobre todo a los que pertenecen a grupos vulnerables.

Planea revisar el funcionamiento del Consejo Consultivo del organismo, que en los hechos poco se sabe de sus labores, así como el trabajo que realizan las visitadurías de la CNDH.

Elección complicada

La sucesión en la presidencia de la Comisión Nacional de Derechos Humanos se complicó desde la semana pasada, cuando se llevaron a cabo dos votaciones en las que ninguno de los candidatos de la terna obtuvo el voto de la mayoría calificada del Senado.

La tercera votación, que estaba prevista para el pasado martes, se pospuso hasta este jueves, a fin de que Morena pudiera alcanzar los consensos dentro de sus propios miembros y con la oposición, ya que había senadores del partido oficial que no estaban de acuerdo con elegir a Rosario Piedra.

Organizaciones de la sociedad civil también se habían manifestado en contra de que la exsecretaria de derechos humanos del Comité ejecutivo nacional de Morena presidiera la CNDH.

Para entender: CNDH, entre el desprecio del presidente y las disputas de Morena