Buscador
Ver revista digital
Actualidad

Rosario Robles irá a juicio por Estafa Maestra, pero sigue negociando con FGR

09-03-2021, 3:49:33 PM Por:
Rosario Robles
© cdmx.gob.mx

No hay acuerdo con la Fiscalía por el delito de ejercicio indebido de funciones, pero la exfuncionaria negociará en la acusación de delincuencia organizada.

La exsecretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, pretende ser colaboradora de la Fiscalía General de la República (FGR) en lo que se refiere a la imputación que se le hace por delincuencia organizada, aunque -por otro lado- la exfuncionaria sí irá a juicio en lo relativo a su participación en la llamada Estafa Maestra, una trama de corrupción en la que el erario público resultó afectado por 5,000 millones de pesos.

Fuentes de su defensa informaron a ALTO NIVEL que Robles intentará buscar un criterio de oportunidad con la FGR, a fin de que esa instancia se desista de acusarla por delincuencia organizada. El propósito de esa negociación es convertirse en testigo colaborador de la Fiscalía proporcionando información al Ministerio Público Federal.

En este caso, la FGR es la que debe acceder otorgarle a la imputada el criterio de oportunidad, una figura que está contemplada en el artículo 256 del Código Nacional de Procedimientos Penales, y a la que pretenden acogerse otros exservidores públicos acusados por la Fiscalía, como el exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin.

Al mismo tiempo, la exfuncionaria ha desistido de seguir negociando con la FGR en lo que se refiere a su actual proceso, el relativo a la Estafa Maestra, por el que se le acusa de dos delitos continuados de ejercicio indebido de funciones, cuya pena podría ser de hasta 21 años de prisión, de acuerdo con lo que ha pedido la Fiscalía ante el juez de la causa.

Según la FGR, Rosario Robles omitió cumplir con sus obligaciones como servidora pública al celebrar diversos convenios con universidades, a las que se les contrató -sin contar con la experiencia y la infraestructura adecuada- para ejecutar diversos programas sociales en la administración del presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018).

Para su defensa, las posibles sanciones que recibirá por esa acusación, pueden ser menores a los 21 años que solicita la Fiscalía, pues es el juez y no el Ministerio Público Federal quien emite las sentencias, con base a las pruebas de cargo y de descargo que obren en el expediente.

Justicia selectiva

La intención de Robles era declararse culpable por lo que toca a la Estafa Maestra, a cambio de obtener un proceso abreviado con una sentencia de seis años, pero esa propuesta no fue aceptada por la FGR, pues esta exige que pague el daño al presupuesto público, lo que según la defensa de la exfuncionaria no es procedente en el delito de ejercicio indebido de funciones.

En ese tenor, en una carta que publicó el lunes el diario El Universal, la exsecretaria de Desarrollo Social afirmó ser rehén del Ministerio Público, y de recibir un trato desigual a pesar de que el delito por el que se le mantiene en prisión no es grave.

“He sido testigo de quienes huyeron y fueron extraditados (y) no pisaron la cárcel”, apuntó Rosario Robles en la misiva, “lo que quieren es cuadrar sus hipótesis a partir de la tortura que significa tenerme en la cárcel”.

La también exsecretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano en la administración pasada aseguró que no se ha probado judicialmente el “supuesto esquema de triangulación de recursos a través de contratos con 8 universidades y 10 dependencias del gobierno anterior”.

Activación del proceso

Hasta ahora, la audiencia intermedia del proceso en contra de Rosario Robles se mantiene en suspenso, luego de que el juez le ordenó a la Fiscalía General de la República escuchar la propuesta de la defensa de la exfuncionaria, quien estaba en la mejor disposición de colaborar con las autoridades.

Al no prosperar esa negociación, a finales de marzo tendrá que llevarse a cabo dicha audiencia, en la que formalmente todas las partes, Ministerio Público y abogados defensores, presentan todas sus pruebas.

En la etapa intermedia del proceso penal se ofrecen las pruebas, se depuran los hechos de la acusación, y en general se prepara el juicio oral, que es el último paso en el que se juzga propiamente al imputado.

Como Robles no logró un acuerdo con la FGR, ella seguirá manteniendo su inocencia en la reanudación de su proceso, de acuerdo con lo declarado por su defensa y por la misma exfuncionaria.

Desde agosto de 2019 Rosario Robles permanece en prisión preventiva en el penal de Santa Martha Acatitla, al sureste de la Ciudad de México, a pesar de que los delitos por los que se le acusa no ameritan la imposición de esa medida cautelar, la cual se le impuso a partir de que la Fiscalía presentó una licencia de conducir de la acusada con un domicilio distinto al manifestado oficialmente por esta.

Los defensores de la exfuncionaria aseguran que esa licencia es apócrifa, y que ya está demostrado en el expediente, aunque se le sigue manteniendo privada de su libertad ante la sospecha de que pudiera evadirse de la acción de la justicia.

Rosario Robles: El largo y contradictorio camino para obtener su libertad

mm Periodista y abogada, especialista en análisis jurídico y de derechos humanos. Ha sido reportera, conductora de radio y editora.
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios