Buscador
Ver revista digital
Actualidad

¿Qué sigue para Melissa Lucio tras suspenderse su ejecución en Texas?

26-04-2022, 6:10:00 AM Por:
melissa-lucio-carcel

Un Tribunal de primera instancia deberá valorar las pruebas a favor de Lucio, y luego hacer una recomendación sobre si es factible un nuevo juicio.

Melissa Lucio ya no será ejecutada este miércoles, y aunque seguirá -por el momento- en el corredor de la muerte en la prisión de Mountain View en Gatesville, en el estado de Texas, ahora tiene la oportunidad de que una Corte de primera instancia revise una parte de la evidencia a su favor que no fue mostrada en el juicio inicial en el que se le condenó a muerte por el homicidio de su hija de dos años, quien en realidad habría fallecido por un accidente.

“Estoy agradecida de que la Corte me haya dado la oportunidad de vivir y demostrar mi inocencia”, dijo Lucio en una declaración proporcionada a la prensa por su defensa.

Su hijo, John Lucio, comentó brevemente a ALTO NIVEL que el fallo “es maravilloso”, considerando las pocas posibilidades de clemencia que tenía su madre. “Realmente estoy muy agradecido por todo el apoyo que hemos recibido”, enfatizó.

Luego de que el lunes la Corte Penal de Apelaciones de Texas suspendió la ejecución por inyección letal en contra de Lucio, programada para las seis de la tarde del 27 de abril, esa instancia determinó que una Corte en la ciudad estadounidense de Brownsville deberá analizar cuatro reclamos hechos por los abogados de esta mujer latina de 53 años.

Entre estos se encuentran pruebas científicas que mostrarían que la muerte de Mariah, la hija de Melissa Lucio, se produjo por las lesiones que sufrió al caerse de una escalera, cuando en 2007 la familia se estaba mudando a una casa más grande, y no por maltrato, como aseguró el fiscal del caso.

De igual forma, la Corte de primera instancia debe considerar las declaraciones de inocencia hechas por la misma Melissa, además del “reclamo de que el estado (la fiscalía) presentó evidencia falsa para obtener la condena, y el reclamo de que el estado escondió evidencia favorable proporcionada por la defensa”, detalló Vanessa Potkin, una de las abogadas de Lucio, miembro de la organización Innocence Project.

La evidencia que la fiscalía no mostró a los jurados que condenaron a muerte a Melissa, y que ahora revisará una Corte de Brownsville, incluyen “pruebas médicas que muestran que la muerte de Mariah es consistente con un accidente”, dijo la togada en una rueda de prensa vía internet.

Esta será la primera vez que una Corte analice todos estos elementos que prueban, a decir de la defensa, la inocencia de Melissa Lucio, en tanto que también -por primera ocasión- la autoridad jurisdiccional conocerá que la fiscalía utilizó testimonios falsos en el proceso penal que resultó en la condena a la pena de muerte.

Tras el análisis de todas las pruebas, la Corte de primera instancia tendrá que responder a la Corte Penal de Apelaciones de Texas si se recomienda o no un nuevo juicio para la mujer de origen mexicano, quien de haber sido ejecutada el miércoles se hubiera convertido en la primera latina en morir de esa forma en los últimos 150 años en Estados Unidos.

Nueva oportunidad, aunque no rápida

En caso de que la recomendación de la Corte de Brownsville sea afirmativa para un nuevo proceso penal, Melissa tendrá la oportunidad de regresar sobre sus pasos y presentar las pruebas de su inocencia.

Será un camino largo, comentó Vanessa Potkin, pero en un nuevo juicio “ella sería exonerada porque toda la evidencia médica apoya todo lo que Melissa ha dicho desde el principio sobre que hubo un trágico accidente, y no un homicidio”.

Melissa Lucio en total ha tenido 14 hijos. En 2007, cuando fue detenida por la muerte de Mariah, estaba embarazada de gemelos. Dio a luz estando encarcelada, e inmediatamente los dio en adopción, pues en Estados Unidos no se permite que las madres reclusas mantengan a sus bebés con ellas, ni siquiera durante los primeros meses después de nacidos.

Lucio, quien durante su niñez y juventud sufrió diversos episodios de violencia sexual e intrafamiliar, tuvo un juicio plagado de prejuicios de género, empezando porque -por los mismo hechos- el esposo de Melissa y padre de la niña Mariah, Robert Antonio Álvarez, solo fue condenado a 4 años de prisión por negligencia en el cuidado de la menor.

Desde su interrogatorio con elementos de la Policía, y sin un abogado presente, a Melissa se le cuestionó su forma de responder, misma que según la acusación nocorrespondía a lo que usualmente debería mostrar una madre que ha perdido un hijo.

Las pruebas de que Melissa presentaba estrés postraumático, que explicarían su comportamiento, no fueron admitidas por el juez de la causa, y tampoco se permitió que se conociera el historial de violencia que había padecido durante toda su vida.

Después de concluido el juicio en 2008, cinco jurados, de los doce que la condenaron a la pena capital, se arrepintieron de su fallo tras enterarse de esa evidencia, aunque ya era muy tarde, pues la condena de primera instancia no podía ser revertida. En sucesivas apelaciones la pena de muerte fue ratificada.

Por eso lo determinado el lunes por la Corte Penal de Apelaciones de Texas es inédito, y se dio en respuesta a un último recurso de habeas corpus promovido por la defensa de Lucio, que encabezan litigantes de la organización Innocence Project, y el Centro sobre la Pena de Muerte en el Mundo de la Escuela de Derecho de la Universidad de Cornell.

El habeas corpus en el sistema penal estadounidense equivale al Juicio de Amparo en México.

Esta decisión judicial también permitirá que las condiciones de vigilancia en las que permanece Melissa Lucio en el corredor de la muerte se relajen un poco. En Texas, todos los condenados a muerte viven en confinamiento solitario, y solo ocasionalmente pueden convivir con otros reclusos.

“Sus condiciones se relajarán un poco para que ella pueda reanudar su ejercicio al aire libre dentro de la prisión, e interactuar con otras compañeras, aunque de cualquier forma es muy limitada” la convivencia en este tipo de prisiones, detalló a su vez Tivon Schardl, otro de los defensores de Melissa Lucio.

Si bien el equipo que litiga en favor de Lucio, conformado en su mayoría por mujeres, no puede intervenir en las reglas de la cárcel, como estrategia para acelerar el caso se presentará una moción para que el fiscal de Distrito del Condado texano de Cameron, Luis Sáenz, se abstenga de participar en las audiencias que se llevarán a cabo durante el análisis de pruebas.

El objetivo es que la revisión de evidencia en la Corte de primera instancia se desarrolle de manera imparcial, sin la intervención específica de Sáenz, quien se negó a solicitar el aplazamiento de la ejecución de Melissa Lucio, a pesar de tener la facultad para ello, y conocer las pruebas que demostrarían la inocencia de la detenida.

MÁS NOTICIAS:

¿Quieres ser un emprendedor o emprendedora?
Conoce Emprendedor.com el mejor contenido de Ideas de Negocio, Startups, Franquicias, e Inspiración, síguenos y proyecta lo que eres.

mm Periodista y abogada, especialista en análisis jurídico y de derechos humanos. Ha sido reportera, conductora de radio y editora.
Comentarios