Actualidad

¿Qué es el impuesto Google?

Propone que Google pague un porcentaje de sus ganancias por concepto de publicidad. Al menos ésa es la idea del gobierno francés…

06-04-2010, 2:47:11 PM

Durante los últimos días, las palabras más buscadas en Google han sido justamente unas que tienen directa relación con la firma norteamericana: “impuesto Google”.
 
Para entender qué es esto debemos remontarnos a septiembre del año pasado, cuando el gobierno del francés Nicolás Sarkozy encargó a una comisión oficial formular propuestas para mejorar la remuneración de los creadores de contenidos, como libros, películas y música, en el marco de la lucha del gobierno contra la descarga ilegal desde la red; en definitiva para mejorar la oferta cultural de Internet.
 
El grupo, denominado Comisión Zelnik, estuvo encabezado por el productor discográfico Patrick Zelnik -quien es productor de la primera dama francesa Carla Bruni- e integrado también por el ex ministro de Justicia, Jacques Toubon y el presidente de Sotheby’s France, Guillaume Cerutt.

Entre las medidas que la comisión propuso al mandatario está el cobro de un impuesto a Google para apoyar a los creadores de contenidos.
 
La formula consiste en cobrar, según el informe oficial, un “pequeño porcentaje” a compañías con motores de búsqueda en Internet, como lo es Google.
 
El “impuesto Google”, como ya se le llama en los medios de prensa europeos, percibiría un pequeño porcentaje de los 800 millones de euros de la facturación del motor de búsqueda en Francia y Zelnik propone que se hable sobre su instauración directamente a un nivel europeo.
 
Al respecto, dice la Comisión, “la creación de un gravamen de este tipo es jurídica y técnicamente posible”, pero reconoce que Francia no podrá aplicarlo en solitario y que necesitará de la coordinación con otros países europeos.
 
Además, el productor justifica aún más la iniciativa declarando que “los motores de búsqueda necesitan nuestros contenidos, los proveedores de acceso (a Internet) también y de lo que ahora se trata es de tener una estrategia global sobre estas cuestiones”.
 
Este gravamen serviría para financiar el paquete de propuestas destinadas a favorecer a los creadores, entre ellas una rebaja del IVA aplicado en las ofertas combinadas de acceso a Internet comercializadas por los operadores de telecomunicaciones.
 
En tanto, la reacción de la Unión Europea no se hizo esperar. El bloque que reúne a 27 países del viejo continente señaló, por medio de su vocero, Jonathan Todd, que “la Comisión Europea tendría que mirar esos impuestos bajo las reglas de ayuda estatal para asegurarse que ese dinero recaudado por el gobierno y entregado a compañías privadas no dañe la competencia justa entre empresas”.
 
Además, el vocero declaró que la Unión Europea aún no está preocupada por el poder de mercado que tiene Google en el mercado publicitario en Europa.
 
“A nosotros sólo nos interesaría si hubiese cualquier implicación o sospecha de que ellos están abusando de su posición dominante del mercado”, remarcó el representante.
 
Por su parte, Google también emitió declaraciones. El encargado de Google para políticas en Francia, Olivier Esper, dijo que la compañía cree que un sobreimpuesto en la publicidad por Internet podría desalentar la innovación.
 
También se opuso a las percepciones de que Google es demasiado poderoso en el mercado de anuncios en línea, diciendo que este tipo de publicidad sólo constituye el 10% de los anuncios en Francia.
 
Como vemos, finalmente el gobierno de Sarkozy podrá tomar cualquier decisión respecto a problemas de  competencia local, no obstante una investigación más amplia de cualquier asunto antimonopolio de parte de las naciones europeas sería manejada por los reguladores de la Unión Europea con sede en Bruselas, cuya posición no favorece por el momento a Francia.

Comentarios