Buscador
Ver revista digital
Actualidad

Plan para el sector asegurador

03-06-2020, 11:56:37 AM Por:
Deloitte
© iStock

Más allá de la gestión de crisis: un plan para la recuperación y crecimiento de aseguradoras

El sector asegurador se encuentra en una encrucijada, derivado de la crisis sanitaria del COVID-19: ya que el entorno económico es de contracción, la venta de seguros será limitada y, por tanto, las aseguradoras deberán hacer un mayor esfuerzo para poder retener a sus clientes y buscar un crecimiento. Por ello, deberán ser más cuidadosas en los gastos y en las inversiones que realicen.

Adicional a estos retos, las organizaciones deben hacer frente a la migración hacia formas de trabajo remoto, un cambio que, aunado al uso sin precedentes de herramientas, sistemas e infraestructura que lo soportan, ha provocado que las empresas tengan una mayor exposición a riesgos cibernéticos y al robo de identidad. Esto implica una inversión no planeada para prevenir estos riesgos, incluyendo la revisión de los firewalls y de los sistemas de seguridad digitales, y la validación de que los equipos usados para laborar bajo este esquema sean los aprobados por la empresa.

El trabajo a distancia está llevando a las aseguradoras a actualizar su control interno para adaptarse mejor a esta nueva realidad. Aunque las empresas de seguros han realizado un trabajo significativo al respecto, podría haber resultados insuficientes en los esfuerzos para contar con los controles adecuados contra riesgos durante el virtual office.

Otro tema relevante que las compañías aseguradoras deben atender es el capital humano. Lo más recomendable es que se aseguren de que sus colaboradores estén con buena salud y bienestar, y que pueden trabajar de manera efectiva, tanto de forma remota como en las oficinas; que sientan, de igual forma, confianza y seguridad sobre un plan de carrera, a largo plazo, en la organización, lo cual puede alimentar su compromiso y motivación.

Principales retos

Además de enfocar sus esfuerzos en estos temas, las compañías aseguradoras, específicamente, las dedicadas a ofrecer seguros de vida, enfrentarán otros retos, entre ellos: beneficios difícilmente tangibles; la priorización en el mercado de la adquisición de productos enfocados en la salud y bienestar; el déficit digital al comparar servicios con otros bienes y servicios tangibles; y una disminución en tasas de interés, ante una recuperación en el mercado que se prevé tomará años alcanzar.

De manera general, la industria de seguros necesita responder con bases sólidas que fomenten su crecimiento futuro. Es importante no perder de vista que cada empresa deberá analizar a qué iniciativas tendrá que darle prioridad, según la situación particular de la organización y, a partir de ahí, determinar las acciones que tengan más valor para ella.

Por otro lado, sobre las áreas y sugerencias que las aseguradoras pueden considerar para ayudar a su crecimiento, algunos de los temas son: centrarse en el cliente; adoptar una mentalidad de crecimiento; acelerar temas digitales.

Estamos por entrar a una “nueva normalidad” y el sector asegurador debe estar preparado para nuevos retos en su operación. Considerar los aspectos previamente mencionados podría ser una herramienta de utilidad para las empresas de la industria que las ayude no solo enfrentar y lidiar con esta crisis, sino a superarla, recuperarse y lograr alcanzar, en el largo plazo, un crecimiento.

*Por Eduardo Esteva, Socio Líder de Servicios Actuariales en Deloitte Marketplace México-Centroamérica

Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios