México

Versa, Vento y motos, la nueva tendencia en robo de autos

El robo de autos mantiene una tendencia más pronunciada al alza, pero además ha prendido otros focos rojos, entre ellos, los nuevos modelos favoritos de la delincuencia, y los lugares en donde cometen el delito.

17-01-2018, 3:45:36 PM

Hay malas noticias en la lucha contra el robo de autos. La dinámica de este delito cambió en 2017 y cerró el año con una marcada tendencia al alza, que ahora pone en la mira a vehículos como el Versa, el Vento y el Aveo, además de cuadruplicar el número de motos robadas en los últimos meses.

En el caso de los autos, la explosión de las nuevas plataformas tecnológicas para servicio de transporte, como Uber, Cabify o Yaxi, han incrementado la compra de los vehículos arriba señalados, pero también el número de unidades robadas. En el caso de las motos, se debe principalmente a modelos que son comprados por empresas para ser utilizados como equipo de trabajo.

“Noviembre de 2017, además de ser el segundo mes con mayor número de robos en el año, mostró algunos cambios en la composición que nos hacen mandar una alerta a las autoridades en varios sentidos”, dice Carlos Jiménez, titular de Seguro de Autos en la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

Desafortunadamente, hay más noticias negativas: Jalisco, que hasta hace unos años no figuraba como uno de los principales estados con robo de autos, ha repuntado y colocó a Guadalajara como el segundo municipio con mayor número de hurtos en el país, solo detrás de Ecatepec, en el Estado de México.

Versa y Vento

Aunque el Tsuru aún es el vehículo más robado en México, existe una clara tendencia en la que el Versa y el Vento avanzan más rápido que ninguno, como podemos observar en la siguiente gráfica.

“El Versa es el vehículo que está reemplazando el mercado potencial del Tsuru. Este modelo de Nissan comienza a tomar el camino del Tsuru, que a su vez tomó hace unos años el lugar del Volkswagen Sedan”, dice Jiménez, en entrevista con Alto Nivel.

Ambos modelos, junto con el Aveo, son de los más ocupados tanto por taxis, como por plataformas de servicio de transporte, lo que los hace vulnerables al mercado negro.

“¿Qué está pasando con los vehículos robados? Son desmantelados, y suministran el mercado de autopartes de procedencia ilícita. La gente adquiere productos de este mercado y entonces se genera un círculo perverso de robo de vehículos”, asegura el vocero de AMIS en materia de seguro de autos.

Pero esta dinámica no viene sola. Las armadoras han desarrollado nuevas tecnologías, justamente para atacar el robo de autos estacionados, pero eso ha incrementado el robo con violencia, y así es el caso del Versa y Vento, que son autos que no pueden ser robados estacionados, por lo que los ladrones generalmente los hurtan cuando el conductor está presente.

Las motos, el nuevo mercado

En el listado llama la atención el robo de las motocicletas, en particular la marca Itálika modelo 111-250, que pasó de 440 unidades robadas en 2016, a 1,720, entre diciembre de 2016 y noviembre de 2017, un aumento superior al 290%.

“El robo de motos tiene una velocidad que no habíamos visto en mucho tiempo. Las motocicletas no es un vehículo que tenga una penetración alta de aseguramiento, y estas cifras son doblemente negativas porque el ritmo de aseguramiento no es el mismo que el del robo”, dice Jiménez.

El mercado negro de motos también comienza a crecer con velocidad, al ser piezas que se adquieren y se tienen que reemplazar con extrema facilidad.

Los lugares con más robo de autos

No solo crecen los robos en los lugares que ocupan los primeros lugares, sino que además hay otros estados que crecen a una velocidad meteórica.

El Estado de México sigue siendo, en conjunto, por mucho la entidad donde más delitos de este tipo se cometen con 25,810 reportes, entre diciembre de 2016 y noviembre de 2017, pero ahora es seguido por Jalisco, que con 11,919 robos rebasó a la Ciudad de México, que tiene 10,497 reportes.

Si hablamos por municipio, el foco rojo, además de Ecatepec, que tiene 6,748 robos, es Guadalajara, que pasó de 4,329 robos en 2016 a 6,293 en 2017, un aumento de 45.4%, como lo muestra la siguiente gráfica.

Jiménez asegura que, de seguir esa tendencia, Guadalajara se convertirá en unos meses en el municipio con mayor cantidad de unidades robadas.

El vocero de AMIS explica que hay otros fenómenos que se están dando por regiones. “Tenemos estados de la república, en donde los vehículos con mayor robos ya no son particulares, sino son de transporte de carga y mercancía. En Puebla, por ejemplo, seis de cada 10 son de transporte pesado, y Veracruz sigue la misma tendencia”.

Pérdidas millonarias

El impacto del robo de autos representa un golpe de 15,000 millones de pesos al año para el país, y esto solo es en cuanto a unidades aseguradas, que son el 30% del total del parque vehicular.

Las tendencias mostradas en este texto solo pertenecen a los autos asegurados, y solo uno de cada tres vehículos tienen un seguro, y de esos, no todos tienen la protección contra robo.

En el caso particular del Edomex, donde sucede uno de cada tres robos, cuatro de cada cinco autos, es decir, el 80% de los que circulan en el estado, no cuentan con un seguro.

Esto se vuelve más alarmante si tomamos en cuenta que, aquellos vehículos que no son usados en el mercado negro, generalmente son usados para delinquir de otra forma.

“Detrás de cada robo de un vehículo hay una averiguación previa. Cuando los vehículos son recuperados, se detecta de que en la mayoría de los robos a transeúntes, negocios o a casa habitación, hay una segunda denuncia con un vehículo que tiene reporte de robo”, explica Jiménez.

“Son tres fenómenos que describen cómo acabará el recuento de 2017: con más robo de vehículos, más uso de violencia y menos recuperación”.

También podría interesarte:

Comentarios